Noticias Laborales Abril de 2021. Informalidad, desempleo y pobreza.

Más de 21 millones de personas viven en la pobreza y 7,4 millones en pobreza extrema

viernes, 30 de abril de 2021

Según el Dane, 3,6 millones de personas ingresaron a la condición de pobreza y 2,78 millones a la condición de pobreza extrema

Carolina Salazar Sierra

Ya ha pasado más de un año desde el inicio de la pandemia del covid-19 y, tal como lo pronosticaban los expertos, las afectaciones sociales y económicas que trajo el virus hicieron que Colombia retrocediera casi una década en la lucha contra la pobreza.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el año pasado 42,5% de la población estuvo en condición de pobreza, es decir, hubo un aumento de 6,8 puntos porcentuales (pps) frente a la cifra de 2019 (35,7%).

En total son más de 21,02 millones de personas las que subsisten con menos de $331.688 mensuales, un monto que, según el Dane, es la línea de pobreza en Colombia.

En 2020, 2,78 millones de personas ingresaron a condición de pobreza extrema

Lo que agrava más la situación es que 7,47 millones de colombianos viven con menos de $145.004 al mes, es decir, viven en condiciones de pobreza extrema y sus ingresos no les alcanzan para consumir las calorías que necesita una persona para tener buenas condiciones de salud.

“La cifra es realmente crítica, está en línea con lo que se esperaba, pero muestra un choque con un costo social tremendo para el país. Tener 21 millones de personas por debajo de la línea de pobreza con un ingreso menor a $360.000 per cápita, realmente muestra una situación crítica que tenemos que atender”, dijo Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario.

Si se observan las cifras de desigualdad también se evidencia un retroceso, pues a nivel nacional el índice de Gini pasó de 0,52 a 0,54, la cifra más alta de todas las mediciones que ha hecho el Dane desde 2012.

Los mayores aportes en materia de pobreza están en las urbes del país. En la capital, por ejemplo, el número de personas que viven en condición de pobreza es de 3,3 millones. Seguido está Antioquia, con un total de 2,32 millones, Valle del Cauca (1,67 millones), Bolívar (1,71 millones), Córdoba (1,092 millones) y Atlántico (1,04 millones).

Sin embargo, por incidencia de pobreza el escalafón es distinto, pues en La Guajira 66,3% de la población vive en condiciones de pobreza, mientras que en Chocó la cifra es de 64,6% y en Magdalena es de 59,8%. En total, hay 13 departamentos que tienen tasas de pobreza por encima del promedio nacional de 42,5%.

Según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, el choque de la pandemia fue urbano en mayor proporción y el aumento en la pobreza en estas zonas del país estaría explicado, entre otras cosas, por las cuarentenas estrictas y las mayores cifras de desempleo.

“Estos ingresos en volumen de población en condición de pobreza monetaria están asociados a los principales centros urbanos agregadores de valor que estuvieron más afectados por las medidas de confinamiento y de contención sanitaria de la enfermedad covid-19, que implicaron una importante reducción de la actividad económica”, explicó Oviedo.

Contrario a lo que sucedió en las zonas urbanas, en las zonas rurales la incidencia de la pobreza monetaria disminuyó pues, mientras que en 2019 47,5% de la población rural vivía en condiciones de pobreza, en 2020 la cifra pasó a ser de 42,9%. Según algunos expertos, este fenómeno está explicado por la focalización de los programas sociales en estas zonas del país.

“El choque grande de la pandemia fue uno urbano, eso en primer lugar, segundo, las ayudas del Estado son un músculo importante en el sector rural, entonces por un lado, las ciudades son las que recibieron el golpe social principal y las ayudas permitieron mejorar esas condiciones del sector rural y no tanto en el sector urbano”, agregó Sepúlveda.

Además, según Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, esta disminución en la incidencia de la pobreza en las zonas rurales también se debe al mejor desempeño del agro en comparación con otros sectores de la economía.

En la desagregación por sexo, 46,7% de las mujeres en Colombia vive en situación de pobreza, mientras que la cifra es de 40,1% en los hombres. La brecha de 6,6 pps está en línea con lo que se ha evidenciado en las cifras de mercado laboral, pues las mujeres han sido las más afectadas en términos de desempleo e inactividad.

“Nosotros perdimos trabajo, aumentamos la inactividad, y tanto en unas como en las otras las mujeres fueron las más afectadas. En términos generales cuando uno ve los indicadores del mercado laboral, la brecha de género aumentó durante la pandemia y esto necesariamente golpea la incidencia de pobreza en aquellos hogares donde la mujer es cabeza de hogar”, anotó Sepúlveda

Aunque las cifras de pobreza devuelven al país casi una década, el director del Dane aseguró que, de no ser por la implementación de los programas sociales ordinarios y extraordinarios del Gobierno, la incidencia de la pobreza hubiera sido de 46,1%, es decir, 1,7 millones de personas más habrían empezado a vivir bajo estas condiciones.

Los programas sociales en la tributaria

Según el Dane los programas sociales evitaron que más personas empezaran a vivir en condiciones de pobreza y precisamente el articulado de la reforma tributaria incluye un capítulo sobre el uso de los recursos para darle continuidad a programas como Ingreso Solidario. Así, según expertos, esta es una parte de la reforma que debería quedarse.

“Esas propuestas son uno de los canales, no son suficientes para devolvernos a un periodo de prepandemia, pero permiten atender una situación social dramática que confirmamos hoy”, aseguró Sepúlveda.

Durante 2020, 3,5 millones de personas entraron a la pobreza

Según el Dane, Bogotá aportó 1,1 millones de colombianos al incremento del dato. Ayudas lograron mitigar en 3,6 puntos porcentuales ese aumento.

PORTAFOLIO

Este jueves se dio a conocer qué tan fuerte fue el golpe que tuvo la pandemia en el indicador de pobreza de Colombia, y el alza fue la más alta de un año a otro desde que se tienen registros. En esa foto, las zonas urbanas aportaron buena parte de ese incremento. Eso sí, los programas sociales del país ayudaron a mitigar el choque.

(Lea: Por pandemia, la pobreza monetaria en Colombia subió a 42,5% en 2020)

De acuerdo con el Dane, la pobreza monetaria pasó del 35,7% de la población en 2019 al 42%, un aumento de 3,5 millones de personas en esa condición de un año a otro. Con eso, el 2020 cerró con 21 millones de colombianos en esa situación.

En cuanto a las personas en situación de pobreza extrema, este indicador subió 5,5 puntos porcentuales (pps), pues en 2019 cerró en 9,6% y en 2020 el dato fue de 15,1%. Sin embargo, en las zonas rurales este dato bajó 1 pps, pues pasó de 19,3% en 2019 a 18,2%. Según Juan Daniel Oviedo, director del Dane, ese resultado tuvo que ver, sobre todo, con que las ayudas gubernamentales y locales lograron mitigar el golpe.

Asimismo, Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión y uno de los miembros del Comité de expertos en pobreza, agregó que “las zonas rurales tuvieron una alta concentración de ayudas y el sector agropecuario estuvo menos lesionado que los otros sectores que dependían de la aglomeración. Pero esto también quiere decir que estas zonas tienen una alta dependencia de las transferencias”.

Cabe apuntar que para definir el número de personas en esa situación, el departamento estadístico mide el costo para los colombianos de adquirir una canasta básica de alimentos, así como los otros bienes y servicios para vivir, denominado como la línea de pobreza. Con eso, el Dane determinó un promedio nacional, y uno distinto por cada una de las 23 principales ciudades del país.

Eso se traduce en que las personas que ganaron menos de $331.688 al mes en 2020 en Colombia estaban en situación de pobreza monetaria, y los que tenían ingresos mensuales por $145.004 en extrema.

Los resultados que se conocieron estaban en línea con las proyecciones que hizo el Departamento Nacional de Planeación en el documento Conpes de reactivación económica, que decía que el alza de la pobreza podía llegar al 42%, teniendo en cuenta las ayudas sociales. Asimismo, centros como el Banco Mundial o el PNUD habían calculado que ese dato podía llegar a 41,8% y 38%, respectivamente, con esa mitigación.

Ahora, si se mira el efecto que la crisis tuvo por zonas del país se ve que el golpe fue más fuerte para las principales ciudades. De acuerdo con el Dane, Bogotá fue la ciudad que más aportó con ese aumento, pues pasó de tener a 2,2 millones de personas en pobreza monetaria en 2019 a 3,3 millones en 2020, un alza de 1,1 millones de ciudadanos. En otras palabras, aproximadamente 1 de cada 3 nuevos pobres que tuvo el país el año pasado están en Bogotá.

Seguido de la capital, Cali, Medellín y Barranquilla aportaron en total otro millón de personas a la situación de pobreza. De acuerdo con Oviedo, esos resultados estuvieron en línea con lo que se ha visto en los otros datos macroeconómicos, en los que se registra que la pandemia ha impactado más a las zonas urbanas, que son las que se han visto más afectadas por los cierres por cuenta de los picos de contagios.

Y si se mira las ciudades que más tuvieron un incremento en el número de personas en pobreza monetaria, llama la atención que Barranquilla (15,6 puntos porcentuales), Bucaramanga (14,7 pps) y Cali (14,4 pps) fueron las que tuvieron un mayor incremento de su incidencia.

Para Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, “la pobreza monetaria y extrema subieron en las zonas urbanas de Colombia, mientras que en las zonas rurales bajó un poco, o se mantuvo con respecto al 2019. Esto se debe a que la agricultura fue uno de los sectores menos impactados y, adicionalmente, a que la reducción de precios ayudó un poco a las zonas rurales”.

EL EFECTO DE LAS AYUDAS

Aunque el aumento de la pobreza tuvo un incremento preocupante para el país, que además es superior al promedio de la región, las ayudas del Gobierno nacional y locales ayudaron a frenar ese impacto.

Según el Dane, sin las ayudas ordinarias y extraordinarias la pobreza monetaria no hubiera sido de 42,5%, sino de 46,1%. Es decir que lograron mitigar en 3,6 puntos porcentuales ese incremento.

Y en medio de la discusión por la reforma tributaria, si el país se quedara solo con las transferencias tradicionales, como Colombia Mayor, Jóvenes en Acción y Familias en Acción, la pobreza ascendería a 44%.

En otras palabras, las ayudas extraordinarias lograron contener el golpe a la pobreza en 2,2 puntos porcentuales y las ordinarias en 1,4 puntos porcentuales.

“De cara a la discusión política, es clave decir que las ayudas son un camino para mitigar el efecto de la pandemia en los hogares. Y para el caso de las ciudades necesitamos hacer una buena combinación de crecimiento económico, inclusión productiva y transferencias, porque con esa última no va a ser suficiente”, concluyó Angulo. 

LOS PEORES EN LA REGIÓN

Según los cálculos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la región pasaría de una incidencia de la pobreza monetaria de 30,5% en 2019 a 33,7% en 2020.

Eso ubica a Colombia, incluso desde antes de la pandemia, con un indicador superior al promedio de Latinoamérica en el indicador de pobreza.

Y para el caso del la pobreza monetaria el promedio de América Latina de 2020 sería de 12,5%, mientras que Colombia cerró ese año con un 15,1%, lo que significó un alza de 5,5 pps frente a 2019

Abril 30 De 2021 – 08:14 A. M.

Duque está ‘dispuesto a sustituir’ puntos de la reforma tributaria

Así lo manifestó este viernes, aunque aclaró que no la retirará sino que buscará consensos en su discusión.

El presidente Iván Duque. 

PRESIDENCIA

POR:

PORTAFOLIO

Durante una entrevista radial, el presidente Iván Duque dijo este viernes en la mañana que está “dispuesto a sustituir lo que se requiera en la reforma tributaria para sacarla adelante”.

En línea con su decisión de no retirar el proyecto enviado al Congreso anunció, sin embargo, que espera llegar a consensos con los partidos políticos para aprobar uno que permita recaudar los recursos necesarios para afrontar la crisis económica que causó la pandemia de coronavirus.

El presidente, que estuvo en los micrófonos de La FM, dijo: “Estoy dispuesto a retirar la propuesta del IVA y de los servicios funerarios. En este proyecto de ley no hay líneas rojas”.

Centro Democrático publicó sus propuestas para cambiar lo planteado en la tributaria

sábado, 24 de abril de 2021

El partido plantea impuestos transitorios aproximados por $12 billones sin afectar a personas de ingresos medios ni la recuperación productiva

Vanessa Pérez Díaz – vperez@larepublica.com.co

Como era de esperarse, el partido Alianza Verde anunció que dirá no a la reforma tributaria

El Centro Democrático publicó un breve documento, titulado “Propuesta para contribuir al consenso de los partidos y del Gobierno”, en el que plantea varios cambios que se podrían hacer a lo planteado en el articulado de la tercera reforma tributaria del ministro Alberto Carrasquilla radicada en Congreso de la República. Incluyen, además, la proyección de lo que se podría recaudar con dichas modificaciones.

En esencia, el partido propone impuestos transitorios aproximados por $12 billones, que advierten no deben afectar a personas de ingresos medios ni la recuperación productiva, y plantean la posibilidad de pedirle al Banco de la República un anticipo de utilidades por $5 billones.

Lea también: Cambios en el IVA y el impuesto de renta, entre los aciertos de la tributaria para Anif

“Estos recursos se manejarán en cuenta especial con destino a superar el problema social y de empleo de la pandemia”, explicaron.

Como el Gobierno ha insistido en el carácter solidario que tiene esta reforma tributaria, pues se buscan recursos para mantener los beneficios o auxilios económicos entregados a las hogares vulnerables en medio de la emergencia económica que desató la pandemia del covid-19, el partido explicó que los recursos obtenidos se distribuirán en programas sociales de la siguiente manera:

-Continuidad del Ingreso Solidario para 5 millones de familias.

-Extensión del subsidio a la nómina para 3,6 millones de trabajadores.

-Subsidiar la seguridad social de nuevos trabajadores jóvenes, mujeres, adultos y personas en condición de discapacidad.

-Devolver el IVA (Impuesto al Valor Agregado) a 4 millones de familias.

-Garantizar la universidad pública gratuita para estratos 1, 2 y 3.

Lea también: Rector de la Universidad del Rosario pide detener trámite de la reforma tributaria

Otra de las propuestas hechas por el Centro Democrático es concretar la austeridad del gasto público y reforma administrativa “con ahorros de $1 billón durante los primeros 2 años y permanente de $15 billones”.

Ahora bien, el partido hizo un listado de las fuentes de donde se obtendrán los recursos necesarios y explicamos a continuación:

  1. El Gobierno recaudaría $2 billones aproximadamente imponiendo una sobretasa transitoria de tres años de 10% a 12% para las personas naturales que hoy tributan con ingresos anuales de $64 millones o más.
  2. Se recaudaría $1 billón manteniendo el impuesto al patrimonio de 1% a los superiores a $5.000 millones, como se encuentra vigente, por tres años adicionales.
  3. En el tema de dividendos, proponen conservar el tributo actual a residentes con una sobre tasa adicional por 3 años. Aún están por estimar el recaudo que obtendrían.
  4. Con una proyección de recaudo de $3 billones, también proponen congelar la tarifa de renta a las empresas en 33% por tres años, luego de los cuales, será de 30%.
  5. Uno de los recaudos de dinero más altos que haría el Gobierno Nacional, aproximadamente $5 billones, se lograría al conservar el descuento de industria y comercio a la renta empresarial en 50% por tres años.
  6. Se propone, además, extender a todo el sector financiero la sobretasa transitoria de 3% que hoy se cobra a los bancos. El monto del recaudo está por estimar.
  7. Impuesto solidario del 10% para ingresos mayores de 20 millones en 2021, que funcione como retención en la fuente.
  8. Con un potencial de recaudo de $0,5 billones, se propone en normalización, la prórroga de un año lo que se aprobó en 2019.
  9. Mantener los impuestos verdes.

Lea también: Los puntos de la propuesta tributaria de la Andi con los que se recaudarían $12 billones

La propuesta de modificación de la tributaria del Centro Democrático cierra con otras dos recomendaciones:

-Actualizar la regla fiscal con el fin de lograr la sostenibilidad de las finanzas públicas en el mediano plazo.

-Hacer esfuerzos de enajenación activos de la SAE en los próximos dos años.

Los puntos de la propuesta tributaria de la Andi con los que se recaudarían $12 billones

viernes, 23 de abril de 2021

El gremio propuso que se suspenda temporalmente el descuento del ICA y que se aplace la reducción de la tarifa de renta corporativa

Carolina Salazar Sierra

Estos son todos los puntos que incluye la tercera reforma tributaria de Iván Duque

Según la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), es necesario hacer una reforma tributaria para mitigar los efectos que ha traído la pandemia a las finanzas de la Nación y a los hogares colombianos.

“Colombia no se puede dar el lujo de perder la calificación de riesgo por
no tramitar una reforma” afirmó la Asociación.

En ese sentido, el gremio hizo una propuesta de reforma que implicaría un esfuerzo adicional de las empresas y con la cual se recaudaría una suma de $12 billones.

En específico, la propuesta se enmarca en tres frentes. En primera instancia, la Andi propuso que se suspenda el descuento del Impuesto de Industria y Comercio (ICA) durante el periodo necesario de acuerdo con los resultados del Marco Fiscal de Mediano Plazo.

Según las estimaciones del gremio, con esta medida se lograría un recaudo de $5,2 billones en 2022.

Otros $6,2 billones se recaudarían a través de la propuesta aplazar la reducción de la tarifa general del Impuesto sobre la renta a personas jurídicas, pues a partir de 2022 esta se reduciría a 30%.

Un tercer punto es establecer por dos años el impuesto al patrimonio para personas naturales, con lo que el recaudo sería de $1 billón.

Además de estas medidas, la Andi propuso que se adelante la enajenación de activos de la Nación, con lo que se lograrían $15 billones adicionales que se destinarían a la continuación de programas como el Paef e Ingreso Solidario.

Eso sí, el gremio aseguró que las medidas propuestas solo deben ser de carácter transitorio, pues estas implican un sacrificio en materia de competitividad y un aumento en la tarifa efectiva de tributación del sector empresarial.

Finalmente, la Andi aseguró que el Gobierno debe hacer un esfuerzo para contrarrestar la evasión de impuestos, debe establecer un plan de austeridad ambicioso y debe gravar con IVA algunos bienes y servicios de lujo o suntuarios.

COLUMNISTA

Los pobres y la reforma

La exposición de motivos del proyecto de ley contiene cifras que evidencian la magnitud del problema.

Hernán Avendaño Cruz

En medio de la avalancha de críticas generada por el proyecto de ley de reforma tributaria que hace trámite en el Congreso, no se puede perder de vista el componente de política social.

Tal vez a fuerza de ver todos los días y por todas partes vendedores ambulantes y migrantes en actividades de rebusque y pidiendo ayuda, termina pareciendo normal que estén ahí. Pero se nos olvida que su situación es dramática y que antes de la pandemia se venían cocinando múltiples manifestaciones de inconformidad que siguen latentes, con el riesgo de explotar en cualquier momento.

La pandemia ha tenido dos efectos sobre ellas. Por un lado, las relegó a un segundo plano porque los debates están más sobre las olas de covid-19, en la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y en el proceso de aplicación de las vacunas; pero, por otro, hizo crecer la población vulnerable con los que perdieron sus empleos o vieron reducidos sus ingresos y entraron en condición de pobreza.

La exposición de motivos del proyecto de ley contiene cifras que evidencian la magnitud del problema. Si bien los ingresos se redujeron en todos los deciles como consecuencia de la pandemia, los más afectados fueron los de la población pobre; en los deciles 1, 2 y 3 disminuyeron en -56,8%, -32,3% y -20,1%, respectivamente, en septiembre-diciembre de 2020 respecto a 2019.

Los datos muestran que el incremento del desempleo repercutió en el aumento de los niveles de informalidad, especialmente en los deciles 3 a 7; es decir, en los segmentos de la clase media que perdieron sus empleos formales y que ahora están viviendo del rebusque.

La respuesta del gobierno fue el aumento de los giros de transferencias monetarias (Familias en acción, Jóvenes en acción y Colombia Mayor), la puesta en marcha de forma anticipada de las devoluciones del IVA y la creación del Programa de Ingreso Solidario (PIS).

Un análisis del investigador Jairo Nuñez comprobó que esta decisión contuvo parcialmente el aumento de la pobreza.

En ese contexto es relevante la propuesta del proyecto de reforma tributaria del Gobierno, en el sentido de fortalecer el mecanismo de transferencias monetarias con el Programa de Ingreso Solidario (PIS). Se busca no solo incluir alrededor de 2,4 millones de hogares pobres que no recibían transferencias en 2019, sino también a los que cayeron en pobreza como consecuencia de la pandemia.

Esta una excelente respuesta a la emergencia por la pandemia. Pero volver permanente el PIS demanda no solo estrictos mecanismos de graduación y la corrección de los problemas de focalización, sino otras reformas que rompan los incentivos a la informalidad que hoy bordea el 65% de la población ocupada.

Se trata de reformas a la financiación del sistema nacional de salud, una nueva arquitectura al sistema pensional y cambios en los regímenes parafiscales, como lo propone el equipo de Fedesarrollo liderado por Eduardo Lora y Luis Fernando Mejía.

Hernán Avendaño Cruz
Director de Estudios Económicos de Fasecolda 

Con bodegas propias, la plataforma Jokr entra a competir con las tiendas de barrio

viernes, 30 de abril de 2021

A su llegada a Bogotá, esta aplicación de domicilios espera llevar su servicio a más zonas de la capital y abrir operación en Medellín, Cali y Barranquilla este año

Johana Lorduy

Colombia sigue siendo un destino atractivo para el desarrollo de nuevas plataformas digitales que le apuestan al mercado de los domicilios. Tal es el caso de Jokr, una aplicación del sector que desembarcó en Colombia hace menos de dos semanas y que le apuesta a la repartición a nivel hiperlocal, es decir a los barrios.

De acuerdo con Germán Peralta, co-fundador de Jokr región Latam, este modelo de negocio funciona integrando bodegas ocultas en diferentes zonas, que cuentan con toda la línea de productos que se comercializan en un supermercado, y de un equipo de domiciliarios que realizan las entregas por todo el sector. Lo anterior, integrado en una app en donde el usuario simplemente debe realizar sus pedidos y esperar 15 minutos. Así les compite a las pequeñas tiendas de barrio y a retailers más grandes como Merqueo, o Éxito y Carulla.

“Nosotros estamos construyendo el supermercado más grande del mundo y qué es esto, contar con unas tiendas ocultas (bodegas) que tienen básicamente todos los productos que una persona necesita en su día a día. El negocio requiere de una infraestructura hiperlocal porque la promesa de valor es que entregamos en 15 minutos o menos. Entonces básicamente le ahorramos al cliente el trabajo de ir al supermercado”, explicó Peralta.

A su llegada a Bogotá, ya cuenta con un equipo de 26 personas, que incluye 20 repartidores, todos bajo un modelo de contratación con prestaciones sociales. Por su parte, los barrios que ya pueden utilizar la aplicación son: Santa Bárbara, Chicó Norte, Usaquén, Santa Ana, San Patricio y Santa Bibiana. No obstante, apuntó Peralta, esperan cubrir próximamente más zonas de la capital del país y llegar a barrios de Medellín, Barranquilla y Cali.

“Queremos llegar a todos los bogotanos y estamos muy emocionado por entrar en los próximos meses a más ciudades. Además, creemos en la importancia de nuestros domiciliarios y del equipo de bodega, por eso tenemos un modelo de contratación a 100%, es decir, que todos tienen prestaciones legales, sociales y fiscales y seguro de accidentes. Creemos que podemos generar más de 1.000 empleos en Colombia en el primer año”, destacó.

Cabe mencionar que este modelo de negocio ya se encuentra operando en las principales ciudades de países como México, Brasil y Perú. Igualmente, se prepara para llegar a Nueva York y a diferentes destinos de Europa.

La plataforma, disponible en sistemas iOs y Android, ha contado con el respaldo económico de inversionistas globales como HV Capital y Tiger Global Management, así como de los fondos reconocidos de la región: Monashees, Kaszek y SoftBank.

Los empresarios tendrán que pagar menos renta y habrá tarifas diferenciales para las Pyme

viernes, 16 de abril de 2021

Modificación en renta, alza en el gravamen a los dividendos y eliminación de rentas exentas, entre los cambios para las empresas

Laura Vita Mesa – lvita@larepublica.com.co

Con la reforma tributaria, hay más de 30 bienes que estarán excluidos de IVA y podrían subir de precio

El articulado de la nueva reforma tributaria que se empezará a discutir en el Congreso de la República incluye varios cambios para las personas jurídicas, siendo uno de los principales la modificación en el impuesto de renta.

Según los artículos radicados por el Ministerio de Hacienda, el impuesto de renta para personas jurídicas ya no disminuirá de manera gradual, y tendrá una tarifa diferencial, en función de la renta líquida.

Aquellas cuya renta anual sea menor a 13.370 UVT, que equivalen aproximadamente a $500 millones, tendrán una tarifa marginal de 24% lo que, de acuerdo con varios expertos consultados, busca establecer un tratamiento tributario diferencial para las Pyme. En cambio, aquellas empresas con una renta líquida gravable anual superior a ese monto, deberán pagar una tarifa marginal de 30%.

Como está presentada, esta contribución está planteada con vocación de permanencia, sin embargo, se propone también una sobretasa de tres puntos porcentuales adicionales y complementarios para los periodos gravables 2022 y 2023.

Así, durante los mencionados años gravables, a quienes les corresponda un impuesto de 24% deberán pagar 27%, y quienes deban tributar con la tarifa de 33% tendrán que pagar 33%.

Sin embargo, quienes realicen donaciones para la construcción, dotación o mantenimiento de bibliotecas de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y de la Biblioteca Nacional, podrán descontar hasta 25% de la donación del impuesto de renta.

Por otra parte, los dividendos que distribuyan sociedades colombianas a favor de personas naturales residentes en Colombia se incrementa del 10% al 15%. Esto, para los dividendos mayores a 800 UVT, es decir, desde $30 millones.

“Considerando que la empresa no se puede analizar financieramente sin la racionalidad económica de sus accionistas, el aumento en la presión fiscal en los dividendos es un aspecto muy relevante en la reforma: indirectamente se subió la tasa efectiva a las compañías”, explicó César Camilo Cermeño, socio de derecho tributario de DLA Piper Martínez Beltrán.

También, se propone la eliminación de los beneficios de rentas exentas de personas jurídicas a partir del 2023, a excepción de los aplicables a la economía naranja, respetando los derechos adquiridos.

De esta manera, se eliminarían los siguientes beneficios: incentivo tributario para el desarrollo del campo colombiano; venta de energía eléctrica generada con base en energía eólica, biomasa o residuos agrícolas, solar, geotérmica o de los mares; rentas asociadas a la vivienda de interés social y a la vivienda de interés prioritario; aprovechamiento de nuevas plantaciones forestales, incluida la guadua, el caucho y el marañón; prestación del servicio de transporte fluvial con embarcaciones y planchones de bajo calado; incentivo tributario a las creaciones literarias de la economía naranja; y rendimientos generados por la reserva de estabilización que constituyen las entidades administradoras de fondos de pensiones y cesantías.

Además, según explicó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, los beneficios relacionados con economía naranja y turismo estarán vigentes hasta 2022 (para los relacionados con construcción de hoteles hasta 2025), y los regímenes de mega inversiones y zonas francas se mantienen.

Por otra parte, se establece que el IVA pagado en la adquisición o importación de activos fijos pasaría de ser un crédito en el impuesto de renta y a un impuesto descontable en IVA, excluyendo de estos beneficios a quienes prestan servicios o venden bienes excluidos.

Adicionalmente, el articulado plantea también la derogación de los parágrafos del artículo 115 del Estatuto Tributario. Allí se establece que el contribuyente podrá tomar como descuento tributario del impuesto sobre la renta 50% del Impuesto de Industria y Comercio (ICA), y que ese porcentaje se incrementaría a 100% desde el año gravable 2022.

Lo anterior, en otras palabras, quiere decir que se mantendrá el 50%. Además, otro de los parágrafos que se derogarían establece que el impuesto al patrimonio y el impuesto de normalización no son deducibles en el impuesto sobre la renta, lo que se vincula con el “impuesto temporal y solidario a la riqueza”, que será deducible del impuesto de renta (ver artículo relacionado en la página 15).

Beneficios tributarios

Considerando que la tributaria, denominada por el Gobierno “Ley de Solidaridad Sostenible”, tiene un alto componente social, el articulado contiene una serie de beneficios tributarios para la creación y promoción del empleo.

Uno de ellos es que, para los empleadores que contraten trabajadores de ciertos grupos poblacionales, solo existirá la obligación de cotizar al Sistema de Riesgos Laborales, mientras que estarán exentos del pago de aportes a salud y pensiones, parafiscales, y no estarán obligados a afiliarlos a las Cajas de Compensación.

Las poblaciones incluidas en la medida son: jóvenes menores de 28 años que accedan a su primer empleo, personas en edad de pensión que no sean beneficiarias de esta; personas en situación de discapacidad; y mujeres mayores de 40 años que en los últimos 12 meses hayan estado sin contrato de trabajo.

Adicionalmente, los empleadores que desde 2022, y hasta que se agoten los cupos, contraten nuevos trabajadores que estuvieran desempleados y ganen hasta tres salarios mínimos, estarán exentos del pago pensiones y no tendrán la obligación de afiliarlos a las Cajas de Compensación. También, se propone la ampliación de la vigencia del Paef, conocido también como subsidio a la nómina, hasta el mes de junio de este año.

Los cambios en el paradigma del impuesto de renta

“La reforma tiene un cambio de paradigma frente al sistema de liquidación del impuesto sobre la renta, que históricamente partía de una metodología de autodeterminación, es decir, que el contribuyente era quien determinaba los elementos de su obligación y, si no lo hacía, se iniciaba un proceso administrativo de aforo. Con esta nueva iniciativa, se permite la facturación del impuesto sobre la renta, es decir, la Dian sería quien establecería, mediante factura, la determinación oficial de tributo, que prestaría mérito ejecutivo”, dijo Cermeño.

Conozca si tiene que declarar el impuesto de renta desde el próximo año, según sus ingresos mensuales

viernes, 16 de abril de 2021

En 2024, los asalariados que tenga ingresos superiores a $30 millones anuales ($2,5 millones promedio mensuales) pagarán renta

Anderson Urrego – aurrego@larepublica.com.co

Una de las fuentes de financiamiento de la reforma tributaria radicada ante el Congreso de la República es el recaudo a personas naturales, el cual contempla el impuesto de renta, el impuesto al patrimonio y a los dividendos.

El recaudo de impuesto de renta en Colombia es de 6,2% del PIB, según cálculos de la Ocde y el Ministerio de Hacienda. En promedio, en América Latina es de 5,8%; de 6,7% en el resto de países emergentes y de 11,3% en países avanzados.

Del total de este porcentaje en Colombia solo 1,2% se recaudan en personas naturales, 5% restante en personas jurídicas. Así las cosas, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, mencionó que la nueva reforma tendrá la ampliación de la base gravable de personas naturales del impuesto de renta, teniendo en cuenta que la distribución de recursos no es normal, según sus palabras.

Lisandro Junco, director de la Dian, le puso números a la idea y calculó que en 2023 pasarán a declarar renta, pero no necesariamente a pagar, siete millones de personas.

El jefe de la Cartera añadió que las personas que tributan en Colombia son pocas a comparación de varios países de la región. “En la actualidad solo pagan impuestos 4% de las personas naturales en Colombia. Nuestra propuesta es que vayamos al 12% y reajustemos las escalas para hacerlas más Carrasquilla explicó que se propone un mecanismo transicional de tres años para la nueva estructura de impuesto de renta con miras a una gradualidad en la contribución. Para los ingresos de 2022, solo pagarán renta los asalariados que ganen más de $50 millones anuales ($4,1 millones promedio mensuales). En 2023, únicamente los asalariados con ingresos superiores a $35 millones anuales ($2,9 millones promedio mensuales) mientras que para 2024, quienes tengan ingresos superiores a $30 millones ($2,5 millones al mes).

El proyecto de ley reglamenta que para 2022 la renta líquida gravable anual mayor o igual a cero y menor a 800 UVT tendrá una tasa marginal de 0%, mientras que para las rentas líquidas mayores a 10.500 UVT la tarifa marginal será de 41%. A partir de 2023 la tarifa marginal de 0% para la renta líquida gravable sería para sumas menores a 560 UVT, mientras que del rango de 560 a 900 UVT, sería de 10%.

.

¿Quiénes pagarán renta?

Gustavo Cote, exdirector de la Dian, mencionó que las personas naturales pierden varias ventajas con el impuesto de renta frente a los niveles actuales. “Se plantea la reducción de varios beneficios para personas naturales como intereses sobre crédito para vivienda, el porcentaje exento para las rentas laborales y la modificación tarifaria dependiendo del monto de pensiones expedidas”, expresó, y calificó como sofismas algunas de estas modificaciones.

Según su opinión, es absurdo buscar soluciones fiscales por la vía de las personas con ese nivel de ingresos. “La situación económica producto de la pandemia afectó a las familias. Hay que buscar soluciones en otras opciones como las personas naturales con más altos ingresos. Las personas naturales ya aportan tributariamente cuando adquieren bienes gravados con el IVA o cuando pagan el impuesto predial”, puntualizó Cote.

Por su parte, Pedro Sarmiento, experto en Derecho Tributario y director de impuestos y servicios legales de Crowe, dijo que para las personas naturales hay un incremento en la tributación por la disminución del umbral en la renta de 1.090 UVT a 800 UVT, es decir, $29 millones en adelante.

“Parte importante de la reforma tributaria está sustentada en un incremento en la tributación de las personas naturales como lo había dicho el Gobierno, en la medida en que la relación de pago entre personas naturales y personas jurídicas sigue siendo bastante desequilibrado, la idea es llegar a 20% de la participación del total de la tributación”, manifestó.

A su turno, Jairo Villabona, profesor asociado de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, concluyó que lo principal no es ampliar la base ya que cuando se amplía con los bajos ingresos, promedio de Colombia per cápita, el recaudo que se genera no va a ser grande y si va a generar mayor trabajo en la Dian. Esto teniendo en cuenta que siguiendo la idea del aumento de 8 puntos porcentuales (4% a 12%) para la tributación implicaría triplicar el tamaño de quienes aportan.

El Impuesto a dividendos

Para incrementar el recaudo se hará un aumento a la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15%. Para muchos esta medida era necesaria debido a que es una vía de recaudo para algunos de los que más ganan.

Cabe recordar que, Los dividendos distribuidos por las empresas formales en Colombia ascendieron a aproximadamente $29 billones en 2017 (3,2% del PIB), de los cuales, 75% ($21,7 billones) fue entregado a otras empresas o a entidades públicas y 25% restante (7,3 billones) a personas naturales, señaló Fedesarrollo.

El ahorro en las cuentas AFC hasta diciembre de 2021 serán rentas exentas

Los dineros que los contribuyentes que pertenezcan al grupo de personas naturales y que depositen en las cuentas de ahorro denominadas Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC) hasta el 31 de diciembre de 2021, no formarán parte de la base de retención en la fuente del contribuyente persona natural, y tendrán el carácter de rentas exentas del impuesto sobre la renta y complementarios, hasta un valor que no exceda 30% del ingreso laboral o del ingreso tributario del año, hasta un monto máximo de 3.800 UVT por cada año, lo que busca ser un incentivo.

El proyecto que discutirá el Congreso tocará patrimonio, servicios, pensiones y creará impuesto a vehículos

jueves, 15 de abril de 2021

La ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ buscará recaudar la ambiciosa cifra de $26,1 billones y se centrará en ayudas sociales

Noelia Cigüenza Riaño – nciguenza@larepublica.com.co

Con el objetivo de poder cubrir los faltantes derivados de la pandemia del covid-19, el Ministerio de Hacienda radicará hoy una reforma tributaria a la que han denominado ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ que busca recaudar la ambiciosa cifra de $26,1 billones y que se centrará en ayudas sociales para la población.

Esta tiene la meta de recaudar 17,6 billones a través de gravar a las personas naturales, $10,5 billones se lograrán a través del IVA y otros $3 billones se buscarán gracias a los impuestos de las personas jurídicas.

En el articulado que se prepara de la ley y que está adjunto hay tres grandes capítulos con los que se espera optimizar la política fiscal: redefinición de la regla fiscal; fortalecimiento y focalización del gasto social; y redistribución de las cargas tributarias y ambientales.

Qué trae en IVA
En el capítulo de los impuestos destaca que bienes que eran anteriormente considerados como exentos del impuesto sobre las ventas ahora estarían dentro de la categoría de excluidos. Por ejemplo, destaca el caso de la leche, el queso o los huevos.

También resalta que los servicios públicos de energía, gas y acueducto y alcantarillado para los usuarios de estratos 1, 2 y 3 quedarían también en la categoría de excluidos.

Otros bienes que aparecen en la lista de excluidos son: animales vivos, carne de animales de la especie bovina, congelada, papas (patatas) frescas o refrigeradas, arroz para consumo humano, caña de azúcar o los antibióticos.

Al igual, aparecen como excluidos en el articulado los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio, para la salud humana. Sin embargo, se exceptúan los tratamientos de belleza, los planes obligatorios de salud, los de medicina prepagada, los servicios de educación prestados por establecimientos de educación preescolar o los servicios de educación virtual.

Por ejemplo, en el caso del servicio telefónico local, se excluyen del impuesto los primeros 325 minutos mensuales del servicio telefónico local facturado a los usuarios de los estratos 1 y 2 y el servicio telefónico prestado desde teléfonos públicos.

En el articulado también destaca que a partir del 1 de enero de 2022, los servicios postales y de mensajería estarían gravados con la tarifa de 19%.

No obstante, se establece que la compensación del IVA a las familias en condición de pobreza será de $50.000 y que esta se efectuaría de manera anticipada.

Renta de personas naturales

En cuanto al impuesto de la renta, se busca ampliar la base gravable de personas naturales del impuesto de renta. En este sentido, según el articulado que hay en este momento, las tarifas serían diferentes para el año gravable 2022 y para 2023.

En el primer año, las personas empezarían a pagar una tarifa de 10% desde los 800 UVT anuales. Sin embargo, en 2023 esa misma tarifa la empezarían a pagar las personas que ganan al año una renta líquida de 560 UVT.

También se aumentaría la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15%.

Además, cabe destacar que el presidente tendría facultades extraordinarias y precisas por un periodo de seis meses para modificar o establecer retenciones en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta susceptibles de constituir ingreso tributario para las personas jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta.

Igualmente, se indica que los aportes obligatorios que efectúen los trabajadores, empleadores y afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Pensiones no harán parte de la base para aplicar la retención en la fuente por rentas de trabajo y serán considerados como un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional.

Con respecto a los pagos de pensión, la voluntaria dejará de estar exenta de renta a partir del año 2022 y lo mismo se prevé para los dineros que las personas naturales contribuyentes depositen en las cuentas de Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC), en tanto que las pensiones pagarían renta a partir de 1.600 UVT.

En el articulado también se propone que los ingresos por concepto de auxilio de cesantías y los intereses sobre cesantías, se entenderán realizados en el momento del pago del empleador directo al trabajador o en el momento de consignación al fondo de cesantías. Además, se especifica que el tratamiento
previsto que tendrán dará lugar al reconocimiento patrimonial.

Impuesto temporal y solidario a la riqueza
En la reforma tributaria también se crea un impuesto denominado temporal y solidario a la riqueza y que será complementario al de la renta para 2022 y 2023. Este se generará para las personas naturales o entidades que tengan un valor igual o superior a 134.000 UVT, es decir, $4.865 millones.

La tarifa sería de 1% de 134.000 UVT a 402.000 UVT, esto es de $4.865 millones a $14.595 millones. Y los que superen este valor pagarían 2%.

Complementario también al impuesto sobre la renta y a este temporal de la riqueza, se creará otro para 2022 que es el de la normalización tributaria. Este estará a cargo de los contribuyentes que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes. La tarifa de este será de 17%.

Adicional a ello, está otro impuesto: el también temporal y solidario a los ingresos altos que irá desde el 1 de julio de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2021. Tendrían que pagar este impuesto las personas tanto del sector público como privado que tienen de manera mensual $10 millones.

Impuestos verdes
En este apartado destaca la creación del impuesto nacional a los vehículos, que entraría a sustituir el impuesto sobre automotores en la Ley 488 de 1998 y el impuesto de rodamiento a los de servicio público.

La base gravable de este impuesto tendría dos componentes: el valor comercial del vehículo y su factor de contaminación. También, se autoriza la instalación de peajes en las ciudades capitales como fuente de financiación de la infraestructura de movilidad.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-20.png

No tocar el IVA, la propuesta de la Andi para la reforma tributaria

PORTAFOLIO

Tras el fuerte debate originado en los planteamientos principales que el Gobierno fue mostrando sobre el proyecto de ley de ajuste fiscal (más personas declarando y pagando renta, subir la base gravable del IVA y ajustar algunas tarifas, así como aumentar el impuesto al patrimonio y los dividendos, entre otros), la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) le formuló al Gobierno una propuesta que va por un punto medio, teniendo en cuenta las necesidades fiscales, pero también el bolsillo de la gente, duramente golpeado tras la pandemia de covid.

(Estos son los ejes de la reforma tributaria: Texto qué se radicará ante el Congreso) El presidente de la agremiación, Bruce Mac Master, le dijo a EL TIEMPO que la iniciativa planteada, y que tuvo un amplio sondeo entre los afiliados, toma en cuenta que en la situación actual de las familias, el tamaño de reforma que el país puede asumir es de entre 13 billones y 15 billones de pesos al año, con lo cual se logra el objetivo de producir la sostenibilidad fiscal y al mismo tiempo generar recursos adicionales de 3 a 4 billones de pesos para los programas sociales.

(Reforma tributaria será radicada  en el Congreso)

Según el directivo, la propuesta tiene en cuenta, también, que el país está en un proceso preelectoral en el que pasan muchas cosas y el debate en el Legislativo “estará lleno de muchas cosas nuevas e insospechadas y es un riesgo importante en la aprobación del proyecto”, y necesariamente está acompañada, este año, de la venta de la mayoría accionaria de Interconexión Eléctrica S. A. (ISA) y de otros activos que permitan atender la emergencia social y económica, que hay que asumirla ya y no en 2023.

(IVA de 19% a servicios públicos de personas de estratos 4,5 y 6.)

La propuesta de la Andi no contempla ningún cambio en el IVA, salvo gravar algunos productos de lujo o suntuarios, ni tampoco ajustes en la base gravable del impuesto de renta de personas naturales, sino que acude a tres fuentes principales de financiación, dos de las cuales correrían por cuenta del sector empresarial, y que serían temporales en función de los análisis que haga el Gobierno según el ‘Marco fiscal de mediano plazo’, lo cual debería quedar expresamente plasmado en el proyecto que apruebe el Congreso.

LOS RECURSOS

La primera fuente de recursos se daría, según Mac Master, aplazando la entrada en vigor de la compensación el impuesto de industria y comercio (ICA), que se adoptó en la reforma tributaria de 2019 y le daría a la sociedad cerca de 7 billones de pesos al año.

(El abecé de la reforma tributaria que se prepara en Colombia). 


Estos recursos los pagan las empresas, y en dicha reforma se determinó que en 2021 se descontaba, para el pago del impuesto de renta, hasta el 50 por ciento del ICA, y desde el 2022 hasta la totalidad de ese impuesto.

El segundo mecanismo para financiar la propuesta de reforma que hizo la Andi también es un aplazamiento de las reducciones de tarifas en renta para empresas, pactadas en la reforma de 2019, y que por cada punto producen unos 1,9 billones de pesos al año.

Como se recuerda, en la llamada ley de financiamiento de ese año se aprobó que la tarifa de renta para empresas fuera del 32 por ciento para el año gravable 2020, de 31 por ciento para el año 2021, y a partir del año gravable 2022 será del 30 por ciento.

Según Mac Master, con estos dos aplazamientos habría unos 13 billones de pesos, recursos que se complementarían con el recaudo de un impuesto al patrimonio del 1 por ciento, para personas naturales, por un par de años, lo que aportaría dos billones de pesos adicionales, para un billón por cada año.

“Lo hacemos porque, sin duda alguna, la situación amerita este esfuerzo”, indicó el directivo, quien precisó que con estos aplazamientos durante tres o cuatro años, el Gobierno tendría el espacio para mantener su calificación de riesgo holgadamente y para atender la emergencia social.

No obstante, el presidente del Andi fue enfático en afirmar que, una vez se normalice la situación y tanto la economía colombiana como el bolsillo de las personas se recuperen, el país sí necesita corregir las distorsiones que hay en el IVA y las que hay en renta de personas, como lo mostró la Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios.

“Creemos que la situación actual es suficientemente extraordinaria como para que podamos decir que se busquen fuentes especiales con las empresas”, agregó Mac Master.

La propuesta de la Andi está siendo revisada por el Gobierno, que radicaría el texto del proyecto hoy (martes) en la tarde, según conoció EL TIEMPO.

Y es que si bien la Andi es consciente de que resultarán afectadas la competitividad del país y la rentabilidad de las empresas, la iniciativa supone que el Gobierno aporte su grano de arena con un plan continuo de austeridad y con mayores resultados en reducción de la evasión y la elusión.

OTROS BENEFICIOS DE LA PROPUESTA 

Pero por el otro lado, esta iniciativa, de punto medio, evitaría tocar la capacidad de consumo y de gasto de los hogares, lo cual terminaría en el mediano plazo generando mayor demanda para las empresas que están harían el esfuerzo, probablemente con menor rentabilidad, pero con algunos volúmenes mayores de ventas.

El presidente del Andi concluyó diciendo que este esfuerzo de las empresas podría complementarse poniendo en marcha programas ya contemplados por el Gobierno, como atender las prestaciones sociales de los trabajadores menores de 28 años, de las mujeres de 40 años y de las personas en edad de jubilación que estén buscando empleo.

La Ocde propone 12 nuevas medidas de restructuración para reactivar a la economía

jueves, 15 de abril de 2021

Entre las recomendaciones están nuevas políticas fiscales, reducción de salarios mínimos e inversión en educación, ciencia e innovación

Jonathan Toro – jtoro@larepublica.com.co

ARTÍCULO RELACIONADO

Ocde insta a Chile a cambios tributarios para no retroceder en reducción de pobreza

El mundo no solo tuvo que adaptarse a vivir en medio de una pandemia, sino que a su vez tuvo que plantear nuevas estrategias para poder recuperarse del coletazo que dejó el primer año del covid-19.

En ese sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), en su más reciente informe ‘Going for Growth 2021: Shaping a Vibrant Recovery’ plantea un listado de 12 nuevas prioridades estructurales de cara al desarrollo de los países de la zona.

En este nuevo listado, la Ocde prioriza los temas de acuerdo al porcentaje de importancia que deben tener en la formulación de las estrategias de recuperación económica y política.

Ocde recomienda reducir el salario mínimo y prevé obstáculos para una reforma fiscal

En primer lugar, para las economías emergentes, se propone que el tema con mayor relevancia sea la apertura del comercio, la competencia y la regulación de los mercados de bienes, con 27,1% de importancia; en segundo lugar, con 17,5%, la organización describe la educación y el desarrollo de habilidades como un factor clave para levantar la economía.

Por su lado, la salud y las prestaciones sociales ocuparon el tercer lugar, con una importancia de 11,3%, mientras que los temas relacionados con medio ambiente y cambio climático deberían ser 8,3% de las agendas de trabajo de los mercados emergentes.

Mientras tanto, las regulaciones en materia de salario mínimo, la infraestructura y vivienda, y la inclusión de minorías al mercado laboral ocupan 7,9%, 5,4% y 3,8%, respectivamente en la escala de importancia en medio de la recuperación.

La tarifa del impuesto de renta a empresas en Colombia es de las más altas de la Ocde

En esa misma línea, la ruta para el desarrollo planteada por la Ocde tiene como eje central tres puntos fundamentales, como lo anunció Ángel Gurría, secretario general de la Ocde. En primer lugar, construir resiliencia en los mercados evitando impactos negativos y reduciendo los riesgos a partir de movimientos cautelosos.

En segundo lugar, facilitar la relocalización de los recursos, allí es importante, según la Ocde, moverlos de acuerdo con los usos productivos, impulsar y dinamizar la innovación, y crear mecanismos de oportunidad para los emprendedores y trabajadores jóvenes.

Tasa de desempleo de la Ocde cayó hasta 6,7% en febrero, 1,4 puntos por debajo de los niveles prepandemia

Finalmente, el tercero de los puntos clave es el soporte para la transición de la gente en medio de la crisis, en este se destacó la importancia de crear nuevas oportunidades, asegurarse de que nadie se quede por fuera de la cadena de recuperación y mejorar la popularidad y aceptación de las acciones políticas.

De acuerdo con Laurence Boone, economista jefe de la Ocde, esta es la primera vez que se plantea un marco global de políticas de cooperación.

Si bien esto es una visión general, hay ciertas particularidades que se presentan en algunos países de la región. Para Colombia, la Ocde recomendó reducir el salario mínimo, así como llamó la atención sobre el acceso a la educación en las zonas vulnerables y la flexibilización de las condiciones regulatorias y arancelarias para las Pymes con el fin de dinamizar el mercado laboral.

Por otro lado, también advirtió de la necesidad de ampliar la inversión en transporte multimodal, puertos y aduanas para contar con las condiciones necesarias en una nueva etapa del comercio internacional.

En el caso de Brasil, una de las economías más fuertes del lado sur, las recomendaciones abarcan temas como la creación de un paquete temporal de auxilios al desempleo que se pueda extender en el tiempo de acuerdo a la crisis, y la reforma al sistema de pensiones con mayores garantías para los más pobres.

Finalmente, por el lado de México, que tiene los índices de informalidad laboral más altos de la zona, la Ocde consideró que es necesaria una reducción en los costos para la creación de empresas y ampliar la base de ayudas fiscales para la población afectada por la pandemia.

Las prioridades de carácter ambiental se deben sumar a las agendas mundiales

La recuperación presenta una oportunidad para abordar el desafío del cambio climático. Por esta razón, la Ocde consideró que la intervención de políticas y las inversiones verdes desempeñarán un papel clave en la dirección de la transición energética y ambiental del mundo. La caída inicial de las emisiones de dióxido de carbono como consecuencia de la pandemia no fue un signo permanente, pues al finalizar diciembre de 2020 ya eran 2% más altas que en el mismo mes del año anterior. Según la Ocde, el escenario actual es la oportunidad perfecta para impulsar políticas ambientales.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-13-637x1024.png

Los pensionados que reciban más de $7,2 millones al mes deberán pagar un impuesto de renta

jueves, 15 de abril de 2021

El mismo tratamiento tendrán las Indemnizaciones Sustitutivas de las Pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional

Lina Vargas Vega – lvargas@larepublica.com.co

Hoy en Ministerio de Hacienda radicará la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’, mejor conocida como reforma tributaria, la cual busca recaudar $26,1 billones para mitigar los efectos de la crisis económica por el covid -19.

El plan es recaudar $17,6 billones a través de gravar a las personas naturales, $10,5 billones se lograrán a través del IVA y $3 billones se buscarán gracias a los impuestos de las personas jurídicas.

Dentro de las personas naturales, se encuentran los pensionados, quienes según la nueva ley deberán pagar el impuesto de renta por pagos que excedan 1.600 UVT anuales, lo que representa unos $7,2 millones al mes.

El documento que radicó la cartera expresó que el mismo tratamiento tendrán las Indemnizaciones Sustitutivas de las Pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional. “Para el efecto, el valor exonerado del impuesto será el que resulte de multiplicar la suma equivalente a 1.600 UVT, calculados al momento de recibir la indemnización, por el número de años a los cuales ésta corresponda”.

El país está a la espera de conocer los puntos que se incluirán dentro de la que será la tercera reforma tributaria en el periodo presidencial de Iván Duque. Entre tanto, son varios los analistas, asociaciones y centros de pensamiento los que han dado a conocer sus propuestas.

Uno de los puntos que se ha resaltado en la mayoría de las discusiones es el hecho de que la carga tributaria que enfrentan las empresas en Colombia es relativamente alta si se compara con las cifras a nivel internacional.

De hecho, según el documento de Fedesarrollo ‘Reformas para una Colombia post-covid 19: hacia un nuevo contrato social’, Colombia es uno de los países dentro de los miembros de la Ocde que tiene la tarifa más alta en el impuesto sobre la renta a las empresas, pues mientras que en 2020 la tasa que se pagaba en Colombia era de 32%, el promedio en la Ocde fue de 22% y en pares regionales, como Chile y México, tenían tarifas de 25% y 30% respectivamente.

“Estas cifras también son indicativas de la significativa carga tributaria que recae sobre las empresas en Colombia y de la dependencia que tienen las finanzas públicas del país en los impuestos corporativos”, explicó Fedesarrollo.

Cuando se trata del impuesto de renta, en Colombia las empresas pagan 75,8% del total del recaudo, mientras que en el promedio de la Ocde son las personas naturales quienes más pagan, al aportar 70% del total. “Estamos en contravía del mundo. Colombia es un país donde las personas naturales desafortunadamente no tributan y por eso es que ha sido imposible subir el recaudo del impuesto de renta de manera sustancial”, dijo Mauricio Santa María, presidente de Anif.

Así, en este apartado, uno de los puntos que incluiría la reforma tributaria es reducir la tarifa del impuesto de renta de las personas jurídicas mediante un esquema de tarifas marginales, que empezaría a partir de utilidades de $500 millones con una tarifa de 24% para empresas pequeñas. Sin embargo, la tarifa máxima se mantendría en 31% hasta 2023 y a partir de ese año se reduciría a 30%.

Además, se eliminarían las rentas exentas, deducciones, descuentos tributarios y tarifas preferenciales a partir de 2023.

En línea con la discusión, en el documento de sus propuestas, Fedesarrollo también planteó posponer la reducción de la tarifa de renta corporativa, dejándola en 31% hasta 2026. Además, el centro de pensamiento está de acuerdo con eliminar las exenciones de este gravamen y, adicionalmente, planteó eliminar el descuento del ICA.

Otras de las propuestas de este centro de pensamiento van encaminadas a aumentar la base gravable del impuesto de renta de las personas naturales, disminuyendo las exenciones en este tributo.

“Planteamos reducir el rango exento de declaración de renta a la mitad para ampliar la base gravable y fomentar la cultura tributaria. Este cambio implica que la base de contribuyentes pasaría de 1,5 millones a cerca de 2,1 millones de personas declarantes contribuyentes, apenas una pequeña proporción de los cerca de 21 millones de ocupados en el país”, explicó Luis Fernando Mejía, el director ejecutivo de Fedesarrollo.

Esto es lo que debería traer la reforma tributaria del Gobierno según Fedesarrollo

En el apartado de los gravámenes a las personas naturales, Fedesarrollo también propone aumentar la tarifa del impuesto a los dividendos de la actual 10% a 15%. Al igual, recomienda que se mantenga el impuesto al patrimonio hasta 2024 con tarifas marginales que empiecen a partir de 0,25% para patrimonios de entre $1.000 y $2.000 millones.

Otras propuestas que plantea Fedesarrollo en materia tributaria

Dentro del documento ‘Reformas para una Colombia post covid-19’, Fedesarrollo hizo una serie de propuestas en materia social, laboral, pensional y tributaria. Algunos de los puntos incluían la implementación de una renta mínima de $35.000 para las personas en condición de pobreza; un auxilio de $412.000 mensuales para adultos mayores que no cuentan con una pensión; implementar tasas progresivas de aportes a salud y a cajas de compensación; y gravar las pensiones más altas.

La tarifa del impuesto de renta a empresas en Colombia es de las más altas de la Ocde

martes, 13 de abril de 2021

Mientras que la tarifa nominal que se paga en las empresas de Colombia es de 32%, el promedio de los países de la OCDE es de 22%

Carolina Salazar Sierra

El país está a la espera de conocer los puntos que se incluirán dentro de la que será la tercera reforma tributaria en el periodo presidencial de Iván Duque. Entre tanto, son varios los analistas, asociaciones y centros de pensamiento los que han dado a conocer sus propuestas.

Uno de los puntos que se ha resaltado en la mayoría de las discusiones es el hecho de que la carga tributaria que enfrentan las empresas en Colombia es relativamente alta si se compara con las cifras a nivel internacional.

De hecho, según el documento de Fedesarrollo ‘Reformas para una Colombia post-covid 19: hacia un nuevo contrato social’, Colombia es uno de los países dentro de los miembros de la Ocde que tiene la tarifa más alta en el impuesto sobre la renta a las empresas, pues mientras que en 2020 la tasa que se pagaba en Colombia era de 32%, el promedio en la Ocde fue de 22% y en pares regionales, como Chile y México, tenían tarifas de 25% y 30% respectivamente.

“Estas cifras también son indicativas de la significativa carga tributaria que recae sobre las empresas en Colombia y de la dependencia que tienen las finanzas públicas del país en los impuestos corporativos”, explicó Fedesarrollo.

Cuando se trata del impuesto de renta, en Colombia las empresas pagan 75,8% del total del recaudo, mientras que en el promedio de la Ocde son las personas naturales quienes más pagan, al aportar 70% del total. “Estamos en contravía del mundo. Colombia es un país donde las personas naturales desafortunadamente no tributan y por eso es que ha sido imposible subir el recaudo del impuesto de renta de manera sustancial”, dijo Mauricio Santa María, presidente de Anif.

Así, en este apartado, uno de los puntos que incluiría la reforma tributaria es reducir la tarifa del impuesto de renta de las personas jurídicas mediante un esquema de tarifas marginales, que empezaría a partir de utilidades de $500 millones con una tarifa de 24% para empresas pequeñas. Sin embargo, la tarifa máxima se mantendría en 31% hasta 2023 y a partir de ese año se reduciría a 30%.

Además, se eliminarían las rentas exentas, deducciones, descuentos tributarios y tarifas preferenciales a partir de 2023.

En línea con la discusión, en el documento de sus propuestas, Fedesarrollo también planteó posponer la reducción de la tarifa de renta corporativa, dejándola en 31% hasta 2026. Además, el centro de pensamiento está de acuerdo con eliminar las exenciones de este gravamen y, adicionalmente, planteó eliminar el descuento del ICA.

Esto es lo que debería traer la reforma tributaria del Gobierno según Fedesarrollo

En el apartado de los gravámenes a las personas naturales, Fedesarrollo también propone aumentar la tarifa del impuesto a los dividendos de la actual 10% a 15%. Al igual, recomienda que se mantenga el impuesto al patrimonio hasta 2024 con tarifas marginales que empiecen a partir de 0,25% para patrimonios de entre $1.000 y $2.000 millones.

Otras propuestas que plantea Fedesarrollo en materia tributaria

Dentro del documento ‘Reformas para una Colombia post covid-19’, Fedesarrollo hizo una serie de propuestas en materia social, laboral, pensional y tributaria. Algunos de los puntos incluían la implementación de una renta mínima de $35.000 para las personas en condición de pobreza; un auxilio de $412.000 mensuales para adultos mayores que no cuentan con una pensión; implementar tasas progresivas de aportes a salud y a cajas de compensación; y gravar las pensiones más altas.

Ocde recomienda reducir el salario mínimo y prevé obstáculos para una reforma fiscal

miércoles, 14 de abril de 2021

Es necesario mejorar las brechas en educación y asegurar la conectividad rural como uno de los pilares fundamentales de la recuperación

Jonathan Toro – jtoro@larepublica.com.co

La tarifa del impuesto de renta a empresas en Colombia es de las más altas de la Ocde

De acuerdo con el más reciente informe publicado por la Ocde sobre las recomendaciones a los países para adelantar una recuperación rápida y próspera, la entidad afirmó que en Colombia la pandemia ha empujado una mayor informalidad, desigualdad y pobreza, que, a su vez, ha revirtiendo años de progreso en diferentes áreas del país.

Según el concepto de la organización, la educación básica y profesional de baja calidad, a menudo está desconectada de las necesidades del mercado laboral, por lo que se hace necesario abordar las brechas de conectividad y las altas desigualdades regionales para eliminar la informalidad e impulsar el crecimiento y empleo a medio plazo.

Frente a este último punto, la Ocde señaló que la informalidad sigue siendo alta y, a pesar de algunas mejoras, muestra una división regional arraigada.

Tasa de desempleo de la Ocde cayó hasta 6,7% en febrero, 1,4 puntos por debajo de los niveles prepandemia

Por esta razón, se recomendó la puesta en marcha de una estrategia integral de lucha contra la informalidad para asegurar que la recuperación genere empleos de alta calidad. Además, la entidad llamó la atención sobre los altos costos laborales no salariales y “un salario mínimo relativamente alto” que, bajo su recomendación, debería reducirse para así fomentar la contratación formal, en particular de trabajadores poco cualificados, jóvenes y personas ubicadas en zonas menos desarrolladas.

Por otro lado, la entidad dijo que la creación de empleo requiere de un sector empresarial robusto con menos barreras arancelarias y regulatorias que faciliten las entradas y el crecimiento de las Pymes. En ese sentido, la reducción de barreras podría fomentar la reasignación de recursos y la creación de empleo tras la crisis.

En el área de la educación, la Ocde consideró que mejorar los resultados y la equidad en la educación y la formación dependerá de la capacidad del Gobierno para asegurar el acceso a la educación de la primera infancia y la escolarización de jornada completa, particularmente en las zonas rurales.

Ocde recomienda a Chile hacer una reforma tributaria, pero “tomándose su tiempo”

Según la Organización, los recursos deben reasignarse a las regiones vulnerables para que la enseñanza sea más atractiva allí, mientras que los planes de estudio y la financiación de la educación y la formación profesional deben ajustarse de acuerdo a las necesidades del mercado laboral, y se debe alentar la participación de los empleadores en la prestación de servicios educativos.

La inflación anual de la Ocde para febrero aumentó hasta 1,7% desde 1,5% en enero

Finalmente, la Ocde recalcó que el país necesita de series reformas de carácter político y estructural para poder avanzar en la senda de la recuperación, sin embargo, advirtió que, aunque la pandemia “reavivó” las intenciones de dar debates políticos frente a las reformas fiscales, las elecciones de 2022 retrasarían ese proceso pues el esfuerzo estaba encaminado hacia otros panoramas.

Abril 09 De 2021 – 07:00 P. M.

44% de jóvenes de estratos bajos ganó menos del mínimo en 2020

Según Cuso International, personas entre 14 y 28 años de bajos recursos se han visto afectadas por la precarización laboral, informalidad y desempleo.

PORTAFOLIO

Aunque la pandemia ha afectado a todos las personas en el país en alguna medida, los jóvenes, sobre todo mujeres y personas de bajos recursos, han tenido un impacto mayor en términos de desempleo y precarización.

(Lea: La tasa desempleo en febrero fue la más alta para ese mes desde 2004)
Así los señala un informe de Cuso International, una organización que trabaja en reducir la pobreza y la desigualdad y que encontró que en 2020 el 44,4% de los jóvenes asalariados de estratos bajos ganaba menos del salario mínimo, un número mayor al que, por ejemplo, se vio en 2017 cuando el registro era de 35,5%.

La situación es igualmente preocupante para aquellos jóvenes independientes de bajos recursos, ya que el 77,5% de ellos también ganaba menos del salario mínimo en 2020, más que lo que se registró en 2017 (67,5%).

Según el reporte, “en 2020 la juventud de estratos bajos se ha visto afectada por la precariedad laboral. La informalidad de los más pobres es superior en 26 puntos porcentuales a la de aquellos/as de estratos 4, 5 y 6 (65,6% y 39,2% respectivamente)”.

Incluso, explican que la tasa de desempleo para este grupo de personas es del 24,6%, frente al 17,6% de la población general y al 19,1% de la de jóvenes de estratos 4, 5 y 6. “El subempleo muestra brechas similares: 32,8% para las y los jóvenes más pobres, 21,9% para los de estratos 4, 5 y 6 y 24,7% para la población en general”.

Entre las explicaciones a esa situación de precariedad laboral de los jóvenes, según el estudio, está el nivel educativo, la edad, el parentesco, la asistencia escolar y la experiencia laboral. Por eso es que en el estudio señalan que cuando un joven pobre urbano consigue un título de bachiller multiplica por 2,8 sus posibilidades de tener un trabajo no precario; cuando adquiere un título de técnico o tecnólogo las multiplica por 8,5 veces, cuando adquiere un título universitario la multiplica por 13,0 y por 37,9 cuando consigue un título de posgrado.

A eso se le suma que la tasa de desocupación para los jóvenes en el país fue de 23,5% en el total nacional entre diciembre de 2020 y febrero de 2021, según el Dane. Incluso, ese dato alcanzó a acercarse más al 30% en los meses más complicados para la pandemia, en 2020.

Por eso es que, en otras palabras, a los jóvenes que logran conseguir un empleo y que además viven en hogares de bajos recursos, son más propensos a trabajar en la precarización.

“La precariedad laboral produce afectaciones en los ámbitos personal, familiar y comunitario, que impactan negativamente las condiciones de vida actuales y futuras”, dice el informe.

Por eso es que Alejandro Matos, director de Cuso International en Colombia, llamó la atención y dijo que “recomendamos que haya mayor protección y regulación a los menores de edad que se vinculan laboralmente. También, se requieren acciones diferenciadas en los territorios”.

Ante el alto desempleo y las dificultades que tienen los jóvenes para acceder al mercado laboral, la propuesta de la organización es que haya unas medidas diferenciadas de política pública para este grupo.

“Nuestra principal sugerencia es que una eventual ampliación del Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef) incluya beneficios específicos para empleados jóvenes, de manera similar a los establecidos para las mujeres. En otras palabras, que se tomen medidas diferenciales de inclusión laboral para la juventud”, planteó el director de Cuso en Colombia.

EL EFECTO EN LAS MUJERES

Aunque en términos generales, la crisis por coronavirus ha afectado a todos los jóvenes, las mujeres de esas edades han sido las más golpeadas. Según Matos, “la pandemia ha tenido un impacto terrible en la empleabilidad de las mu- jeres jóvenes. Si en el 2019 el 23% estaba desem- pleada, un año después, con la pandemia, el nivel de desocupación había llegado al 34%, 11 puntos porcentuales más”.

De hecho, el reporte también revela que los renglones más afectados por la crisis, como servicios de comida y alojamiento, trabajan un gran número de mujeres.

El consumo en marzo creció 38% frente a 2020 y volvió a los niveles de pre-pandemia

jueves, 8 de abril de 2021

El uso de tarjetas de crédito aún no se ha recuperado mientras que las de débito si, según el informe de Bbva

Lina Vargas Vega – lvargas@larepublica.com.co

Bbva publicó el Consumption Tracker con cierre al 5 de abril de 2021. Este es un indicador de consumo que monitorea las transacciones realizadas por los clientes del banco con tarjetas débito y crédito. El informe reveló que el consumo en marzo creció 38% frente al mismo mes de 2020, periodo de inicio de la pandemia. Sin embargo, al comparar los datos frente a un periodo no afectado por el covid-19 como 2019, se evidenció que el consumo del tercer mes del año creció 18%.

La entidad financiera reveló que los bienes básicos, principalmente alimentos y los relacionados con la salud, superan los niveles pre-pandemia (2019), pero se ubican por debajo de lo registrado en 2020. El banco explicó que este comportamiento está “relacionado con el inicio de la pandemia en 2020 que incentivó la compra de bienes básicos en los hogares como abastecimiento debido a los anuncios de cuarentenas en todo el territorio nacional”.

De otro lado, los servicios de entretenimiento, agencias de viaje y aerolíneas continuaron su recuperación en marzo y alcanzaron sus niveles máximos en el último año, pero aún no llegan a las cifras registradas previamente a la crisis sanitaria.

La entidad informó que hay una brecha en el uso de las tarjetas de débito y crédito y que esta continuó ampliándose en marzo. Mientras las primeras superan los niveles pre-pandemia desde el inicio del año, las segundas aún están por debajo de estas cifras, y en ese mes mostraron poca dinámica de recuperación.

Sobre las regiones, Bbva reveló que en marzo, frente a febrero, se observó una mejor dinámica del consumo en Bogotá y Barranquilla, ciudades que crecieron 15% frente a igual periodo en 2019.

HACIENDA

Las nuevas pinceladas de la reforma tributaria que reveló el Ministerio de Hacienda

jueves, 8 de abril de 2021

Carrasquilla dio más pistas sobre los puntos que tendría la reforma. Entre ellos, está un impuesto solidario y gravámenes a las pensiones

Carolina Salazar Sierra

En los próximos días el Gobierno radicará el articulado final de la reforma tributaria y ya son varias las pinceladas que ha dado a conocer el Ministerio de Hacienda.

Durante el seminario que organizó Anif ayer, el ministro Alberto Carrasquilla explicó los principales puntos que incluiría la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’ que, según las cifras de la cartera, busca recaudar $26 billones, es decir, 2,2% del PIB.

Los cambios en la estructura tributaria se enfocarán en tres puntos: IVA, con el que se espera recaudar $10,5 billones, impuestos a las personas naturales ($17,6 billones) y gravámenes a las personas jurídicas, ($3 billones), mencionando que $5,1 billones se entregarán a través del Sistema General de Participaciones

.

Bienes gravados con IVA

El IVA es uno de los puntos más controversiales. El ministro Carrasquilla reiteró que en la próxima reforma se eliminará la categoría de bienes exentos, excepto para los bienes de exportación.

ARTÍCULO RELACIONADO

Presidente Duque dijo que no se gravarán con IVA de 19% el café, chocolate, azúcar y la sal

Además, tras las especulaciones, dijo que no se gravarán alimentos básicos ni sus cadenas de producción, con el propósito de proteger el consumo de los hogares con menores ingresos. De hecho, el presidente Iván Duque aseguró que no se gravarán bienes como el azúcar, la sal, el café o el chocolate.

Con estas medidas, el recaudo potencial del IVA aumentaría de 39% a 46%, mientras que en la Ocde esta cifra es de 56%.

Adicionalmente, el articulado incluiría la ampliación del esquema de devolución del impuesto, que llegaría a 4,7 millones de hogares con un costo fiscal de $1,5 billones.

Centros comerciales advierten que las restricciones afectan hasta 75% de sus ventas

jueves, 8 de abril de 2021

Los malls aseguran que con control de aforo no es necesario imponer el pico y cédula, que tiene un efecto muy fuerte en las transacciones de los comercios formales

Daniela Morales Soler – dmorales@larepublica.com.co

El tercer pico de la pandemia arremetió con fuerza en Colombia, ciudades principales como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla presentaron ocupaciones entre 70% y 85%% esta semana, lo que llevó a los gobiernos Nacional y locales a implementar medidas como pico y cédula, toques de queda nocturnos y pensar en cuarentenas 4×3.

LR consultó a Carlos Hernán Betancourt, presidente de Acecolombia; Diego Bermúdez, gerente general de Parque Arauco División Colombia; Patricia Melo, gerente de Arkadia en Medellín; Silvana Lanziano Santos, administradora de Arrecife en Santa Marta; Adriana González, gerente de El Tesoro en Medellín y María Victoria Serrano, directora de mercadeo de Portal del Prado en Barranquilla, quienes alertaron sobre las pérdidas de hasta 75% que se vienen por las restricciones impuestas

Los empresarios afirmaron que el primer trimestre del año mostró importantes signos de recuperación, pese a que enero no fue un buen mes, y que, incluso, Serrano destacó que el tráfico bajaría más que el año pasado.
“Aunque aún no se alcanzan los mismos niveles de tráfico que traíamos antes de la pandemia, sí se evidencia un interés de los colombianos en retornar a nuestros centros comerciales”, aseveró Bermúdez, de Parque Arauco que administra Parque La Colina, Bogotá, Parque Arboleda, Pereira, Parque Caracolí, Bucaramanga y Premium Outlet Arauco, Sopó.

“Esperábamos un año diferente, pero nuevamente nos tocó volver a las medidas de abril de 2020”, advirtió Lanziano, en una postura más crítica sobre la efectividad de las decisiones.

Todos coinciden en que las medidas restrictivas tendrán un alto impacto. “Suficiente es una cuarentena, para que también tengamos pico y cédula que nos afecta entre semana”, afirmó Betancourt quien añadió que “la venta no se traslada, se pierde”.

Algunos como Melo, incluso, dijeron que “de siete días de ventas, pasamos a cuatro y con pico y cédula el potencial de venta restante es de 25%”.
Para los gerentes, un día de cierre representa una reducción de los tráficos normales hasta de 90%, lo que sin duda genera un impacto muy fuerte, por lo que, tanto el gremio, como los malls le piden al Gobierno que se evalúen medidas como quitar el pico y cédula. Al respecto, González señala que “debería ser replanteada. Los centros comerciales somos cuidadosos con el aforo y teniendo eso en cuenta esta medida no tendría sentido. Restaurantes y establecimientos de entretenimiento no lo tienen, debería levantarse”.

Desde los centros comerciales han dicho que no van a tener aglomeraciones, por lo que señalan que cuentan con todos los protocolos de bioseguridad y control de aforo.

Adicionalmente, este año se tenían programadas cuatro aperturas. Nuestro Bogotá este mes; Gran Manzana en Cartagena; Plaza Fabricato en Medellín; y, Parque Alegra en Barranquilla. No obstante, Nuestro Bogotá ya anunció que aplazaría hasta el 27 la apertura programada para el 15 por cuenta del tercer pico. “Somos conscientes del reto que implica inaugurar en medio de un contexto como este”, afirmó De los Ríos y añadió que “esperamos abrir pronto para que los cerca de 3.000 empleos que se generarán sean una realidad”.

Piden endurecer medidas contra infractores
Una de las peticiones que se hace desde el gremio y los centros comerciales es que las consecuencias contra los infractores de las medidas restrictivas sean más fuertes. “Queremos que el llamado a la ciudadanía se contundente y se endurezcan las medidas contra los incumplidos”, afirmó Carlos Hernán Betancourt, presidente de Acecolombia, quien fue categórico con que “la sanción por una fiesta clandestina no puede ser de $900.000”. En esto cuenta con el apoyo de los gerentes de los malls, quienes consideran que son los afectados por la falta de conciencia ciudadana.

Abril 07 De 2021 – 07:40 P. M.

Se han adjudicado 72% de las obras de ‘Vías para la legalidad’

En la última semana culminó la licitación de 15 proyectos, en los que se invertirán $5,5 billones. 

Descripción: ConpesPORTAFOLIO

Dentro de ‘Compromiso por Colombia’, el plan de reactivación del Gobierno Nacional que se lanzó el año pasado para poner en marcha a la economía, está incluido un paquete de 22 obras, con una inversión total de $9,1 billones.

(‘El Marco Fiscal ya dio espacio para las vías 5G’). 

De dicho grupo de proyectos, denominado ‘Vías para la legalidad’, ya se ha adjudicado a la fecha el 72% de sus obras.

Recientemente el Ministerio de Transporte, a través del Invías, adjudicó 15 proyectos de 18 que habían salido a licitación en diciembre de 2020. Estos, junto a la Trasnversal del Cusiana, que se concedió previamente, suponen un total de 16 que iniciarán obras entre finales del segundo trimestre y la segunda mitad del año.

(Luz verde a tres Conpes para la reactivación). 


El programa de obras públicas contempla la construcción de 1.260 km de vías a largo plazo, que serán entregadas entre los próximos 5 a 10 años. Con estas adjudicaciones se invertirán por ahora $5,5 billones.

LOS CONTRATOS 

Entre los proyectos que fueron adjudicados recientemente, está San Francisco – Mocoa, con la que se busca mejorar la conectividad entre los departamentos de Putumayo y Nariño. Las obras terminarán la construcción de los 27 km faltantes de la variante, y el Gobierno invertirá $1,1 billones para esta labor.

El proyecto estará a cargo del Consorcio CM Putumayo, conformado por Construcciones El Cóndor y Constructora Meco, y se estima que generará 3.275 empleos. Según el Invías, entre mayo y junio iniciarán las intervenciones.

También para esas fechas se tiene previsto el arranque de las vías de acceso Túnel Guillermo Gaviria Echeverri, también conocido como Túnel del Toyo. El contrato, por $808.100 millones, estará dividido en dos frentes de obra.

El primero, Santa Fe de Antioquia, estará también a cargo de Construcciones el Cóndor SA, y tiene un valor de $418.200 millones; el segundo, Cañasgordas, será responsabilidad del Consorcio Vías Colombia 061 (Hidalgo e Hidalgo Colombia, e Hidalgo e Hidalgo Sucursal Colombia) por un valor total de $389.900 millones.

EL SUR DEL PAÍS 

En los departamentos de la zona sur de Colombia, Meta, Vichada, Guaviare, Caquetá y Huila, son cinco los proyectos de ‘Vías para la legalidad’ que ya se han adjudicado, y que se proyecta que generarán 12.800 empleos en conjunto.

Estos son la Conexión Pacífico Orinoquía, en el que se invertirán $205.900 millones para la pavimentación entre Puente Arimena – El Viento, cuya ejecución estará a cargo del Consorcio Meco Orinoquía, conformado por Meco SA Sucursal Colombia y Meco Infraestructura SAS.

También se tiene la Transversal de la Orinoquía, un contrato por $179.600 millones con el que se quedó el Consorcio DSC, conformado por Redes y Edificaciones SAS, Constructora LH SA y Sonacol SAS, y con el que se pavimentará el corredor entre San José del Guaviare, El Retorno y Calamar.

Otro tramo que se va a pavimentar se ubica en el Meta, entre Mesetas y La Uribe, el cual se conoce como la Transversal de La Macarena. Esta obra tendrá una inversión de $328.100 millones.

Otros dos proyectos en los que el Gobierno invertirá $399.500 millones son las obras en la vía Neiva – San Vicente del Caguán y San Vicente del Caguán – Puerto Rico – Florencia, las cuales fueron adjudicadas al Consorcio Vías Nacionales del Sur y Oriente, conformado por KMA Construcciones SAS, Sicom SAS y Construcciones Emma Ltda.

El Corredor del Paletará es otra de las obras del programa que ya fue adjudicada, y que mejorará la conectividad entre el Huila y el Cauca. Se finalizará la pavimentación total de la vía, lo que incluye la solución sostenible a la altura del Parque Natural Puracé, y también se adjudicó un contrato por $310.600 millones para la pavimentación de 75 km del Anillo del Macizo Colombiano, la vía que comunica a las localidades de La Sierra, La Vega, San Sebastián y Bolívar, en el departamento del Cauca.

Todos estos proyectos preven iniciar obras a finales del segundo trimestre.

CENTRO Y ORIENTE 

Entre los proyectos que fueron adjudicados también está la denominada Ruta Libertadora, que conecta a Belén (Boyacá) con Paz de Ariporo (Casanare), pasando por Socha, Sácama y La Cabuya. El contrato, por $322.790 millones, fue adjudicado al Consorcio Vías Nacionales, conformado por KMA Constructores, Sicon SAS y Constructora Emma.

Para conectar al centro con el norte del país se adjudicó la Transversal de Boyacá, entre los municipios de Puerto Boyacá, Chiquinquirá y Tunja, y en la cual se van a invertir $358.872 millones y generarán 3.697 nuevos empleos; también para mejorar la conexión entre Boyacá y los Llanos Orientales se van a destinar $137.480 millones para la pavimentación total de la vía Vado Hondo – Labranzagrande – Yopal, una licitación que se llevó el Consorcio Corredores Viales 063, conformado por Ingeniería de Vías, Explanan SAS e ICM Ingenieros SAS.

Entre Cundinamarca y Boyacá se adjudicaron las obras para la doble calzada entre Zipaquirá y Chiquinquirá, corredor conocido como la Ruta de Los Comuneros; allí se invertirán $465.288 millones y se van a generar 4.165 empleos.

Otra vía para mejorar la conexión entre el centro y el nororiente del país es la pavimentación del corredor Duitama – Charalá – San Gil, que tendrá una inversión de $310.625 millones y en cuya construcción van a participar 2.953 habitantes de las zonas aledañas a las obras, que fueron adjudicadas al Consorcio PCT San Boy, conformado por Procopal y Castro Tcherassi.

Finalmente, para los departamentos de Arauca y Norte de Santander, se tiene la conexión entre La Lejía y Saravena, la Vía de la Soberanía, en el que se invertirán $362.134 millones.

LICITACIONES PENDIENTES 

Entre las adjudicaciones pendientes se tienen tres proyectos que beneficiarán al Caribe colombiano. Una es la vía Santa Lucía – Moñitos, entre Atlántico y Córdoba, para la cual se tienen garantizados $190.000 millones para la pavimentación de 48 kilómetros de vía y la construcción de 4 puentes vehiculares. También está la Conexión Troncal Central del Norte, en la vía entre Los Curos-Málaga y la Conexión Alta Guajira, con una inversión de $300.000 millones para la pavimentación de 100 kilómetros de vía entre Uribia – Puerto Bolívar – Cabo de Vela – Puerto Estrella.

En etapa de estudios y diseños hay tres proyectos también, la Conexión Ciénaga Barranquilla, la Transversal del Catatumbo y la Transversal Momposina.

Laura Lucía Becerra Elejalde
En Twitter: @LauraB_Elejalde

FMI mejoró a 6% proyección del PIB mundial para este año respecto a previsiones de enero

miércoles, 7 de abril de 2021

El organismo calcula que el crecimiento económico de América latina y el caribe será de 4,6% en el año y en Colombia de 5,1% en 2021

Jonathan Toro – jtoro@larepublica.com.co

Desde que se comenzaron a aplicar las vacunas contra el covid-19 en varias partes del mundo, los pronósticos sobre el crecimiento económico mundial lanzados por los organismos internacionales se han tornado cada vez más optimistas.

En el más reciente informe sobre las perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2021 y 2022, la esperanza marcó un ascenso en la proyección de crecimiento económico, que, en el caso del mundo, pasó de 5,5%, en las estimaciones de enero, a 6,0%, en las de abril.

Para América Latina y el Caribe, la expectativa alrededor de la variación del PIB regional se elevó a 4,6%, desde el pronóstico de 4,1% publicado en enero de este año.

De acuerdo con la información revelada por el FMI, la tabla de países de la región que lideran las proyecciones de crecimiento económico para este año y el próximo está encabezada por Perú, pues se pronostica que su PIB incremente 8,5% en 2021 y que aumente 5,3% durante el año siguiente.

En el segundo lugar, se ubicó Chile, con un estimado de crecimiento de la economía de 6,2% para este año y de 3,8% para 2022. Luego, les siguieron Argentina, que crecería 5,8%; Bolivia, con un aumento de 5,5%, y en quinto lugar Colombia, con un crecimiento de 5,1% en su PIB este año. Cabe mencionar que se espera que la economía colombiana crezca 3,6% el próximo año.

Por el lado de Brasil y México, las previsiones de crecimiento presentaron leves mejoras respecto a las proyecciones presentadas en enero pasado. Por ejemplo, en el caso de la economía de Brasil, el FMI estimó que durante este año crecerá 3,7%, lo que significa un aumento de 0,1 puntos porcentuales respecto a 3,6% pronosticado en enero. En el caso de México, la escalada fue mayor, pues saltó de una proyección de 4,3%, publicada en enero, a 5%.

Si bien, en general, las proyecciones de crecimiento siguen estando al alza, Gita Gopinath, economista jefe del FMI, advirtió que esta recuperación será “dispareja” y que varios lugares del mundo serán impactados por una recuperación pobre y tardía, debido a la falta de acceso a vacunas contra el covid-19.

De la misma forma, la experta señaló que, según las proyecciones y en comparación con los pronósticos previos a la pandemia, la pérdida anual del PIB per capita entre 2020 y 2024 en el mundo sería, en promedio, de 5,7% en los países de bajo ingreso y 4,7% en los mercados emergentes. Para las economías avanzadas se prevén pérdidas menores a 2,3%.

Continuando con las actualizaciones hechas por el organismo internacional, la proyección para el crecimiento de las economías avanzadas se ubica en 5,1% para 2021, lo que significó un aumento positivo de ocho puntos porcentuales sobre el pronóstico publicado en enero, que era apenas de 4,3%. En el caso de las economías emergentes y en desarrollo, la previsión de su variación se elevó cinco puntos porcentuales, pasando de 6,3%, dato dado a conocer en enero, a 6,7%.

Ahora bien, si giramos la mirada a las proyecciones que el FMI hizo para cada región del mundo, encontramos que Estados Unidos crecería 6,4% este año, lo que significó una mejora de 1,3 puntos porcentuales sobre la previsión de enero, que fue de 5,1%.

De acuerdo con Petya Koeva, directora conjunta de la división de investigación del FMI, “la recuperación de estados Unidos ha sido producto de la fuerte política fiscal y el aumento del paquete de inversión en ayudas para soportar la crisis”.

Sin embargo, advirtió la experta que la recuperación en ese país podría traer consigo un aumento en la tasa de intereses, que a su vez empujará un endurecimiento de las condiciones financieras y, en consecuencia, un “deterioro de las previsiones de crecimiento en los países en desarrollo y las economías emergentes”.

Finalmente, el reporte del FMI reveló que la Zona Euro, que para 2020 reportó una contracción de 6,6% en su PIB, tendrá un crecimiento de 4,4% para 2021, lo que representa un aumento de 0,2 puntos porcentuales respecto a la proyección presentada en enero, que fue de 4,2%.

Por el lado de Oriente medio y Asia Central, la mejora de la proyección de crecimiento para 2021 fue de siete puntos porcentuales, ubicándose así en 3,7% desde 3,0% pronosticado en enero, mientras que Asia emergente y en desarrollo crecerá 8,6%.

Los retos para lograr la recuperación mundial

De acuerdo con el FMI, las autoridades de política económica tendrán que seguir proporcionando respaldo a las economías y, al mismo tiempo, hacer frente a un margen de maniobra más limitado. Para ello, según la entidad, se requieren medidas mejor focalizadas que permitan un margen para tener un respaldo prolongado en caso de ser necesario.

Considerando que lo más probable es que la recuperación avance a distintas velocidades, será necesario un enfoque adaptado a cada situación, con políticas calibradas en función de la etapa de la pandemia y el vigor de la recuperación económica.

Consejos para analizar si le están pagando un salario adecuado y ajustar sus ingresos

miércoles, 7 de abril de 2021

Business Insider recopiló algunos consejos para en medio de la crisis actual pedir un aumento salarial justo según su trabajo

Lilian Mariño Espinosa – lmarino@larepublica.com.co

La alta productividad de las empresas en medio de las altas jornadas laborales y menos trabajadores ha dejado una fuerza laboral agotada y en muchas casos frustrada, ya que ha visto cómo el incremento de trabajo no se ve reflejado en una mejora salarial. Así lo evidenció el más reciente informe de Microsoft a más de 160.000 trabajadores en el mundo, donde uno de cada cinco señaló que a los empleadores no les importa mantener el equilibrio entre trabajo y vida y 54% siente que tiene sobrecarga laboral.

Entre las consecuencias de estos cambios para las empresas estaría la pérdida de talento, ya que 41% estaría considerando abandonar su trabajo actual y 46% planea hacer una transición profesional a otro campo. Sin embargo, teniendo en cuenta esta situación y antes de tomar una decisión radical, expertos de Business Insider, reunieron unos consejos para analizar si usted requiere un aumento salarial y cómo puede pedirlo.

En primer lugar, para analizar su salario, le aconsejan revisar las convenciones colectivas de las empresas, donde se incluyen escalas salariales y se fijan los montos de los incrementos que se han realizado. Este es un primer paso si usted siente que está recibiendo una menor remuneración que sus pares laborales.

La segunda es recurrir a redes como Linkedin o plataformas similares de contratación; también está la guía salarial de empresas como Hays Colombia y su Salary Checker o de Michael Page, que hacen promedios de varios sectores y profesionales según los puestos que ocupan en el mercado laboral. Business Insider también señala que puede contactar con profesionales afines en otras empresas y plantearles la pregunta de remuneración. Acá señalan que este networking, ahora 100% virtual, es un hábito recomendado ya que normalmente también su perfil se tendrá en cuenta en el caso de que aparezca una nueva vacante laboral.

Tampoco descarte hacer entrevistas de trabajo en otras organizaciones así no se quiera ir de su actual trabajo. Según los expertos es una costumbre saludable que incentivan empresas como Netflix, para tantear como está el mercado laboral. Es bueno recordar que esta compañía es destacada por mantener uno de los mejores ambientes laborales por las técnicas que ha implementado en cultura organizacional su director Reed Hastings.

Finalmente, la más sencilla es preguntar a sus compañeros de trabajo, con sutilidad, con quien se tenga confianza, a hombres y mujeres y explican que no debe olvidar preguntar por condiciones como antigüedad y estudios, lo que puede generar cambios en su salario.

Ahora bien, si ya analizó y puede aplicar a un aumento, uno de los consejos es agendar una cita con recursos humanos y preguntar cómo se fijan las bandas de sueldos y los incrementos.

En el caso de que vaya a pedir el incremento se aconseja que lo haga con tiempo, investigue y se anticipe a cierres de ejercicios empresariales o las fechas cuándo normalmente se realizan los incrementos.

No olvide también que cuando pida esta opción se analizarán sus métricas, por lo que tenga en cuenta sus labores, sus tareas diarias, y sus resultados. También lleve proyectos liderados, nuevas iniciativas para implementar y “adherencia”, es decir, que usted se adapta bien a la cultura organizacional, cumple con horarios y tareas encomendadas en los tiempos establecidos.

En estos casos los expertos también señalan que se debe analizar el momento mas oportuno, uno que no esté rodeado por estrés laboral o por ser el día de mayor carga laboral.

Finalmente, no olvide dejar constancia de la conversación, por ejemplo, apenas finalice enviar un mail señalando las condiciones a las que se llegaron y sobre todo, los plazos en los que se acordó se podría realizar el cambio.

Abril 05 De 2021 – 08:09 A. M.

Los impuestos que trae para usted la reforma fiscal, según su ingreso

Conozca cuáles son los cambios del proyecto que será presentado en los próximos días en el Congreso.

PORTAFOLIO

La reforma fiscal y social está a punto de ser presentada al Congreso. De ser aprobada, se contará con 25 billones de pesos para enfrentar la crisis generada por la pandemia según los beneficios que la misma reforma establecerá, una vez tenga su trámite en el legistlativo.

(Lea: Con impuestos verdes el país recibiría $3,4 billones al año)

Aquí puede ver, según sus ingresos y las propiedades que tenga, los cambios que vendrían para usted:


Si el ingreso mensual es de máximo 1 millón de pesos (recibido por salarios, pensiones o por tener un negocio), en un hogar típico de 3 personas, esto es lo que se prevé:

– Si el hogar con estas características no está en programas como Familias o Jóvenes en Acción, y el Congreso aprueba el proyecto, recibirá cada mes 160.000 pesos del programa Ingreso Solidario, que con la ley se volverá permanente

– Además, se recibirán 45.000 pesos mensuales que cubren por adelantado el IVA que pagan en sus compras. Para estos hogares, del total de sus compras, sólo el 20 por ciento de productos tiene IVA. Si los gastos mensuales son 1 millón de pesos, 200.000 pesos de esos gastos son para productos con IVA, y unos 40.000 pesos corresponden al impuesto. El Gobierno les entregará en efectivo 45.0000 pesos para cubrir ese impuesto.

– Hogares con estos ingresos no pagarán impuesto de renta, ni por pensiones ni por los ingresos que resultan de tener o participar en negocios.

– Si la persona es empleada de una empresa formal cuyos ingresos caen 20 por ciento, los primeros 363.000 pesos de su sueldo (o los primeros 454.000 si es mujer o trabaja en turismo o restaurantes) los pagará el Gobierno en caso de que la empresa se acoja al Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), que se extenderá con la reforma.

Si la persona tiene entre 18 y 28 años y es empleada con contrato formal, el Gobierno pagará durante 5 años los aportes a pensiones, salud y, en general seguridad social.

Así mismo, los bachilleres de estos hogares podrán tener matrícula cero en las universidades públicas, si los congresistas aprueban el proyecto.

Ingreso de menos de $ 2,5 millones por persona

Si los ingresos por persona están en menos de 2,5 millones (por salarios, pensión o como independiente o dueño o socio de un negocio), esto se prevé:

– Como ocurre hasta ahora, estas personas seguirán sin pagar impuesto de renta, o por las pensiones o dividendos, si estos últimos son el origen de sus ingresos.

Si la persona es empleada de una empresa formal cuyos ingresos caen 20 por ciento, los primeros 363.000 pesos de su sueldo (o los primeros 454.000 si es mujer o trabaja en turismo o restaurantes) los pagará el Gobierno en caso de que la empresa se acoja al Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), que será extendido por la reforma.

Si la persona tiene entre 18 y 28 años y es contratada con contrato formal, el Gobierno pagará durante 5 años los aportes a pensiones, salud y, en general seguridad social.

Ingresos entre $ 2,5 y $ 5 millones

Si los ingresos por persona están entre 2,5 y 5 millones de pesos (originados en salario, pensión o como independiente o dueño o socio de un negocio) esto es lo que se prevé:

Estas personas declararían renta y pagarían impuesto de renta sobre lo que reciban por encima de los primeros 2,5 millones de pesos. Por ejemplo, si la persona tiene ingresos de 3 millones, pagaría impuesto de renta sobre 500.000 pesos. Y en el caso del ejemplo, el impuesto sería de 35.000 pesos mensuales.

De esta manera, si de los 22 millones de trabajadores que hay en el país hoy solo 1,5 millones pagan impuesto de renta, se pasaría a 2,5 millones pagando. Así, de cada 9 trabajadores 8 no pagarán el impuesto.

Si la persona es empleada de una empresa formal cuyos ingresos caen 20 por ciento, los primeros 363.000 pesos de su sueldo (o los primeros 454.000 si es mujer o trabaja en turismo o restaurantes) los pagará el Gobierno en caso de que la empresa se acoja al Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), que la reforma extenderá.

Quienes tienen ingresos hasta de 3,6 millones de pesos podrán mantener exentos del impuesto de renta hasta el 35 por ciento del ingreso. Sobre la exención de entrada del 25 por ciento podrán lograr un 10 por ciento adicional, reportando a la Dian pagos con facturas electrónicas.

Si el ingreso es por pensión, no pagará impuesto de renta.

Si el ingreso proviene de dividendos por ser socio de una empresa como Ecopetrol, y estos son de 30 millones de pesos o más al año, se pagará un impuesto de 15 por ciento.

Algunos productos pasarán de IVA de 5 a 19 por ciento. Así, por el azúcar el gasto mensual total de estas personas aumentaría 0,03 por ciento al mes; por la sal, 0,003 por ciento; por el café, 0,03 por ciento; por el chocolate, 0,02 por ciento. Y si la medida se aplicara a la gasolina, el gasto total de estas personas aumentaría 0,39 por ciento.

Ingresos entre $ 5 y $ 10 millones
Si los ingresos por persona están entre 5 y 10 millones (originados en salario, pensión o como independiente o dueño o socio de un negocio) esto es lo que se prevé:

Estas personas seguirán pagando impuesto de renta, como lo hacen desde años atrás.

En ingresos hasta de 9,1 millones de pesos, podrán mantener exentos del impuesto de renta hasta el 30 por ciento del ingreso. Sobre la exención de entrada del 25 por ciento podrán lograr un 5 por ciento adicional, reportando a la Dian pagos con facturas electrónicas.

Si el ingreso es superior a 9,1 millones de pesos mensuales, podrá mantener exento hasta el 28 por ciento del ingreso.

Si el ingreso es por pensión, no pagará impuesto de renta si la mesada es menor a 7 millones de pesos, y comenzarán a pagar impuesto de renta los pensionados que reciban 7 millones de pesos mensuales o más.

Se trata de algo más de 20.000 pensionados, es decir que 99 de cada 100 pensionados no pagarán este impuesto.

Si el ingreso proviene de dividendos por ser socio de una empresa, se pagará un impuesto de 15 por ciento.

Al igual que en el rango anterior de ingresos, hay productos que pasarán de IVA de 5 a
19 por ciento. Así, por el azúcar el gasto mensual total de estas personas aumentaría 0,03 por ciento al mes; por la sal, 0,003 por ciento; por el café, 0,03 por ciento; por el chocolate, 0,02 por ciento. Y si la medida se aplicara a la gasolina, el gasto total de estas personas aumentaría 0,39 por ciento.

Ingresos mayores a $ 10 millones

Si los ingresos por persona son de 10 millones de pesos o más (originados en salario, pensión o como independiente o dueño o socio de un negocio) se prevé lo siguiente:

Estas personas seguirán pagando impuesto de renta, como lo vienen haciendo. Podrán mantener exentos del impuesto de renta hasta el 28 por ciento del ingreso. Sobre la exención de entrada del 25 por ciento podrán lograr un 3 por ciento adicional, reportando a la Dian pagos con facturas electrónicas.

Entre julio y diciembre del 2021, deberán pagar un impuesto solidario de 10 por ciento, que luego se podrá descontar de futuros pagos de impuestos de renta.

Si el ingreso es por pensión, deberá pagar impuesto de renta. Aquí se incluyen, por ejemplo, los megapensionados del Estado, excongresistas o exmagistrados, que reciben al mes 18 millones de pesos o más, libres de impuestos.

Si el ingreso proviene de dividendos por ser socio de una empresa, se pagará un impuesto de 15 por ciento.

Al igual que en los dos rangos anteriores de ingresos, estas personas, pese a sus ingresos, son favorecidas con descuentos de IVA. Hay productos que pasarán de IVA de 5 a 19 por ciento. Así, por el azúcar el gasto mensual total de estas personas aumentaría 0,03 por ciento al mes; por la sal, 0,003 por ciento; por el café, 0,03 por ciento; por el chocolate, 0,02 por ciento. Y si la medida se aplicara a la gasolina, el gasto total de estas personas aumentaría 0,39 por ciento.

Si el ingreso es de 41,7 millones de pesos mensuales, se espera que la tarifa efectiva de renta pase de 16 por ciento al 21 por ciento.

Propiedades
Si el valor de las propiedades es de 5.000 millones de pesos o más, las personas deberán pagar un impuesto a la riqueza de 3 por ciento, y será permanente.

El odioso IVA

Catalina Ortiz

Representante a la Cámara

MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

Algunos congresistas han optado por oponerse a la reforma tributaria tajantemente y sin conocer sus detalles. Entiendo sus razones pero no las comparto. El sistema tributario colombiano es tan inequitativo que cualquier propuesta para reformarlo merece por lo menos ser analizada con cuidado para decidir si se acompaña, se apoya parcialmente o se rechaza. Claro está, el Gobierno no ayuda al no presentar la reforma completa a los que debemos debatirla.

Con todo vamos a mirar los puntos principales de la reforma para determinar sus méritos. En ese sentido, lo primero que hay que entender, con la información limitada que tenemos, es qué se propone con respecto al Impuesto de Valor Agregado -IVA-, eje de esta reforma y de nuestro sistema tributario.

El IVA es por definición un impuesto tremendamente regresivo lo cual se manifiesta en que capta un porcentaje menor en la medida en que el ingreso aumenta. En ese orden de ideas, afecta en mayor proporción a las personas con menores ingresos. En Colombia los deciles de mayores recursos apenas pagan entre 7% y 12% de su ingreso en IVA, mientras que los más pobres pagan 24%.

Las dos últimas comisiones establecidas para hacer recomendaciones sobre nuestro sistema tributario alertan tanto de la excesiva y creciente dependencia al IVA como sobre su regresividad. La pregunta es entonces ¿qué hacer con este impuesto que no solo es tremendamente inequitativo sino que representa 29% del recaudo tributario de nuestro país?

La solución planteada por Carrasquilla y su equipo es “compensar” a los más pobres. Proponen hacerles un giro a los deciles más bajos para equilibrar lo que hoy pagan por IVA. El problema con esta solución, que la misma Comisión de Beneficios Tributarios señala, es que la posibilidad de llegar a todos los que se ven afectados por la regresividad del IVA es deficiente. Se estima que solo se podrá beneficiar a poco más de un tercio de la población en condiciones de pobreza.

En cuanto a las modificaciones del IVA, en esta reforma el Gobierno anunció que eliminará la categoría de exentos y pasará estos bienes a excluidos. Con esta decisión se pone en entredicho una de las ventajas que tiene este impuesto. Normalmente, cada eslabón paga y descuenta el IVA hasta llegar al consumidor final. Pero al cambiar el estatus de exentos (con tarifa cero) a excluidos (que no generan impuesto), le quitan a los empresarios de la cadena el derecho a descontar IVA y esa carga puede terminar trasladada al consumidor vía un mayor precio final.

Y ni hablar del efecto que este cambio puede tener sobre los incentivos a facturar con todas las de la ley, pues esas facturas eran el soporte para un descuento que se elimina. Hay que estar atentos a que con esta propuesta el Gobierno aumente su recaudo al eliminar los cruces de IVA, pero no a costa de los ciudadanos o de mayor evasión.

Lo cierto es que entrando a la discusión de la reforma tributaria es fundamental que los cambios al IVA no se vean reflejados en mayores precios. También es indispensable asegurar que si se usa el mecanismo de compensación éste sea para toda la población pobre de Colombia. El IVA como está es odioso, pero no todo cambio lo mejora.

COLUMNISTA

Covid 19 y desigualdad

Como la pandemia ha aumentado la desigualdad, resurgió la conciencia de la necesidad de intervención de un Estado que favorezca los más pobres. 

Mauricio Cabrera Galvis

La desigualdad es el fantasma que hoy recorre el mundo. Alimenta el descontento de la población, provoca estallidos sociales, amenaza las democracias y hasta ha penetrado la torre de marfil de los economistas.

Frente a la constatación de que la pandemia del coronavirus ha aumentado la desigualdad, ha resurgido la conciencia de la necesidad de la intervención de un Estado fuerte que favorezca los más pobres y redistribuya el ingreso, para lo cual debe conseguir recursos mediante aumento de impuestos que graven a las grandes corporaciones y el patrimonio de los más ricos.

Analistas económicos, asesores de gobiernos y dirigentes políticos coinciden en estos planteamientos que en el universo neoliberal de Reagan y Trump eran calificados como reliquias prehistóricas. Una muestra es el siguiente texto que me he permitido transcribir:

“La pandemia de Covid-19 está intensificando el círculo vicioso de la desigualdad. Para romper esta tendencia y darles a todos una oportunidad justa de prosperidad, el gobierno debe mejorar el acceso a los servicios públicos básicos, como la atención médica (incluida la vacunación) y la educación, y fortalecer las políticas redistributivas. Esto requeriría recaudar ingresos adicionales y mejorar la eficiencia del gasto.

Además, la pandemia ha afectado más a los grupos más vulnerables. Los trabajadores menos calificados y más jóvenes han experimentado más pérdidas de empleo que aquellos en ocupaciones más calificadas. Asimismo, los grupos étnicos desfavorecidos, los trabajadores del sector informal se han visto más afectados y las mujeres, que tienden a estar sobrerrepresentadas en los sectores más afectados por Covid-19.

Romper el ciclo de la desigualdad requiere políticas predistributivas y redistributivas. Con las primeras, se garantiza que las personas tengan acceso a servicios públicos básicos y empleo. Esto permite reducir la desigualdad de ingresos antes de que el gobierno redistribuya con impuestos y transferencias.

Mejorar el acceso a los servicios públicos básicos requerirá recursos adicionales, que se pueden movilizar mediante el fortalecimiento de la capacidad fiscal general. Se debe depender más de los impuestos sobre la propiedad y la herencia; también aumentar la progresividad fiscal, ya que hay margen para aumentar las tasas marginales máximas del impuesto sobre la renta de las personas físicas, así como para eliminar las exenciones en los impuestos sobre la renta del capital”.

Quiero plantear a los lectores la tarea de adivinar de dónde proviene este texto. Algunas pistas: 1) Un discurso del “socialista” Bernie Sanders en Estados Unidos / 2) El programa económico de Petro / 3) Una homilía del Papa Francisco / 4) Recomendación de asesores de Bolsonaro en Brasil para que recupere su popularidad / 5) Otro (diga cuál)

Adenda: Este jueves a las 9 a.m. el centro de pensamiento Lides y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung realizarán un simposio sobre las facetas de la desigualdad. Se verá en redes sociales del portal La Línea del Medio.



Mauricio Cabrera Galvis

ANALISTAS 05/04/2021

Felicidad, superar el sufrimiento

Pilar Ibáñez

Consultora bienestar organizacional

MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

Luis Gallardo, director y fundador del World Happiness Fest (Festival de Felicidad Mundial) y la Fundación que lleva el mismo nombre, cuenta el por qué comprender y abrazar el sufrimiento es importante para prosperar y lograr la paz, después de seis días de celebración del día mundial de la felicidad junto con la compañía y participación de más de 200 expertos en temas de bienestar y felicidad se llegó a las siguientes conclusiones.

De acuerdo con las enseñanzas de Buda, los humanos estamos atrapados en un círculo de sufrimiento. Sufrimiento que lo vemos en las diferentes esferas de la vida y en los ámbitos de actuación del diario vivir. En época de pandemia y gracias a la incertidumbre, el sufrimiento se hizo más evidente para algunas personas. Pero es el sufrimiento el que conduce al florecimiento de la humanidad, en el entendido de que no podemos conocer la luz o darnos cuenta que ésta existe si no hemos conocido la sombra.

Gallardo menciona en su informe del World Happiness Fest 2021, que las razones por las cuales se da sufrimiento son cinco, a saber: 1. sufrimos porque no sabemos quiénes somos, creemos que somos nuestro cuerpo, mente, y experiencia. 2. Sufrimos porque nos aferramos a experiencias que son evanescentes, transitorias y oníricas. 3. Sufrimos porque tenemos miedo de cualquier cosa desagradable, ser abandonado, maltratado por alguien, avergonzado, humillado, etc. 4. Sufrimos porque nos identificamos con nuestro ego. Y 5. Sufrimos porque tenemos miedo a morir.

Es la consciencia y el trabajo en el ser lo que logra generar los cambios, cambios que llevan el sufrimiento a un florecimiento de la humanidad. Estos cambios se han dado en diversas esferas, a saber:

Un ejemplo claro de este cambio y florecimiento se ha dado en las empresas, las que de forma progresiva han ido implementando programas de felicidad, compasión, empatía, etc. para que las personas que trabajan allí lo hagan de forma satisfactoria y sana. Cambios que se han dado como consecuencia de la alta rotación de los empleados por estar infelices en su lugar de trabajo, falta de productividad y problemas de salud mental ocasionadas por el estrés laboral.

También se han dado cambios en colegios y en la educación, ya que tanto profesores como estudiantes se han enfrentado a problemáticas de acoso, la pobreza, poca participación, tamaño del aula, factores familiares, salud, falta de financiación escolar, etc. Esta situación se agravó durante covid-19. Es por ello que se ha pensando en una educación que contenga contenidos y metodologías en las que la felicidad sea el factor trasversal y primordial en la educación, con esto poder mejorar sus habilidades sociales y emocionales y fortalezas de carácter.

Adicionalmente, se ha manifestado la importancia del cambio que se debe hacer en la forma en la que utilizamos la tecnología, ya que como es evidente puede ser una fuente de felicidad o infelicidad. También se habló de políticas públicas de felicidad, entre otros muchos temas. Los invito a que conozcan los contenidos de primera mano de los expertos en la Academia del World Happiness Fest, así todos pondremos el granito de arena para ayudar a superar el sufrimiento en el mundo.

Consultor privado
macabrera99@hotmail.com

Durante los meses de la pandemia se han cerrado más de 427.800 micronegocios

jueves, 1 de abril de 2021

La encuesta de micronegocios evidenció que el comercio fue el sector que más pequeños negocios cerró y aportó 2,9 puntos a la caída total

Ana María Sánchez – amsanchez@larepublica.com.co

La pandemia del covid-19 dejó rezagos a nivel social y económico y 2020 demostró ser uno de los peores años para los empresarios. En Colombia, en particular el daño económico se reflejó en una caída de 6,8% en el PIB, un desempleo por encima de 15% y un déficit que asciende a $90 billones, cifras que, ni en la peor de las crisis, se habían evidenciado.

Este panorama no solo se dio a nivel macro, pues parte importante que compone a la economía, es decir, los micronegocios, que representan más de 60% del tejido empresarial, tuvieron una reducción entre 2020 y 2019, según información del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

En concreto, al cerrar 2020 el indicador de micronegocios presentó una contracción de 7,3%, lo que quiere decir que, se pasó de tener 5,8 millones en 2019 a ser 5,4 millones en 2020. Una cifra que demuestra que, en total, fueron 427.848 micronegocios los que fueron cerrados por el rezago que dejó la pandemia sobre el sector empresarial del país.

Y aunque la cifra es menor que lo registrado en el periodo de enero a octubre de 2020, pues el total de micronegocios cerrados fue 509.370, lo cierto es que esto demostró que en los últimos meses del año la perspectiva económica cambió y la confianza en el sector privado aumentó, al pasar de 77,8% de negocios abiertos en el tercer trimestre a 91,2% en el cuarto trimestre. Además, hubo 19,7% y 7,2% de negocios cerrados, para el tercer y cuarto trimestre del año, respectivamente.

Estas cifras también se contrastan con las entregadas recientemente por Confecámaras, en las que se evidenció que en el tercer trimestre del año (octubre-diciembre) hubo una variación positiva de 23% en la creación de empresas en el país. Se pasó de 53.197 en 2019 a 65.363 en 202o. No obstante, aunque esta cifra no representa el total de micronegocios, es relevante porque agrupa todos los tamaños de empresas que se registran en el país.

Por sectores, el comercio y reparación de vehículos automotores fue el que más reducción en el indicador de micronegocios obtuvo, al aportar 2,9 puntos porcentuales a la caída con una reducción de 169.337 micronegocios entre 2020 y 2019.

“No solo el comercio ha estado muy afectado a nivel económico sino también por el tránsito a la informalidad en razón al aumento del desempleo”, argumentó Carlos Garzón, docente de economía de la Universidad de la Sabana.

Cifra de micronegocios en Colombia durante 2020 cayó 7,3% a 5,4 millones

Por otra parte, el Dane también mostró cifras de la afectación a nivel de ingresos, consumo intermedio y valor agregado. En el que, se evidenció que el sector de la construcción fue el que tuvo una reducción más abrupta en ventas, seguido de la industria manufacturera y el sector de las comunicaciones.

A nivel regional, la encuesta de micronegocios estimó la existencia de 2,4 millones de micronegocios en las 24 ciudades principales del país y sus áreas metropolitanas. De estos, 77,8% se localizaron en siete ciudades: 27,5% en Bogotá; 14,5% Medellín A.M.; 11,4% Barranquilla A.M y 10,4% en Cali y su área metropolitana.

En febrero hubo 3,9 millones de desempleados, 886.000 más que en el mismo mes de 2020

jueves, 1 de abril de 2021

El Dane informó que en febrero la tasa de desempleo fue de 15,9%, siendo el mes con la menor alza desde el inicio de la pandemia

Carolina Salazar Sierra

De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la tasa de desempleo de febrero de 2021 se ubicó en 15,9%, lo que significó un aumento de 3,7 puntos porcentuales frente al mismo periodo de 2020 (12,2%).

Febrero dejó 886.000 desempleados más y el total llegó a 3,9 millones de desocupados

En total, en el segundo mes del año 3,9 millones de personas estuvieron en situación de desempleo. Si se compara con el mismo periodo del año pasado, la cifra aumentó en 886.000 personas.

El número de ocupados, por su parte, llegó a 20,8 millones, lo que representó una disminución de 1,2 millones frente a la cifra de enero de 2020. Aunque es una disminución significativa, es menor a la que se evidenció en el mes inmediatamente anterior (1,5 millones).

“Sigue siendo una cifra alta pero estamos mejorando a medida que la reactivación de la economía se viene dando. Esto nos permite ser constructivos y decir que la recuperación económica gradual se está consolidando en Colombia”, anotó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Cabe mencionar que, aunque esta es la tasa más alta de todos los febreros desde 2004, en este mes se reportó el menor aumento en la cifra desde el inicio de la pandemia.

 “Es el mes con el menor incremento desde la perspectiva anual desde que inició la pandemia en el mes de marzo de 2020, en donde habíamos visto un primer efecto del comportamiento de la tasa nacional con un incremento de 1,8 puntos porcentuales”, explicó Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

De hecho, en febrero hubo una disminución en la tasa de desempleo si se compara con enero, pues en ese mes la cifra llegó a 17,3%.

“Por una parte, hay buenas noticias ya que para este mes la tasa bajó con respecto al mes inmediatamente anterior, (…) sin embargo, estas cifras son históricamente altas y lo que muestran es que la recuperación en la economía es gradual”, explicó Olarte.

Los sectores en los que más se contrajo la población ocupada fueron los de las actividades artísticas y de entretenimiento; y la administración pública, educación y salud; que perdieron 277.000 y 264.000 empleos en el periodo si se compara con febrero de 2020. Según lo explicó el director del Dane, la contracción en las actividades educativas estaría explicada por las menores contrataciones en medio de la alternancia.

“Febrero es un mes que tiene una estacionalidad muy grande dentro de las actividades educativas porque es el inicio del año escolar del calendario A, donde se generan unas contrataciones específicas en materia de apoyo en las instituciones de educación básica primaria y secundaria pero que desafortunadamente por no contar con la presencialidad plena, estas contrataciones no se dieron”, dijo Oviedo.

Cabe mencionar que los sectores de comercio y manufactura ya no encabezan la lista en la pérdida de puestos ocupados, lo que, según los analistas, es un signo de recuperación.

“Es bien interesante ya que durante la pandemia del año pasado los sectores que más perdieron empleo fueron los de comercio y manufactura. Estos ya no están en el radar y se han venido recuperando de manera importante, por eso ratificamos que hacia futuro vemos con una visión constructiva la recuperación de la economía”, mencionó Olarte.

Por otro lado, el mayor aumento en la tasa de desempleo se evidenció en las 13 ciudades y áreas metropolitanas del país, pues la tasa llegó a 18,1%, lo que representó un aumento de 6,6 puntos porcentuales, siendo Cali la ciudad con la cifra más alta (20,7%), seguida de Bogotá (20,3%) y Medellín (16,9%).

“Estas concentran el mayor deterioro del mercado laboral. Así, representan 70% de las pérdidas de empleo y el 90% de los nuevos desempleados generados por la pandemia”, anotó Mauricio Hernández, economista de Bbva Research.

En el trimestre móvil de diciembre de 2020 a febrero de 2021, las ciudades con las mayores cifras de desempleo fueron Cúcuta (22,3%), Quibdó (22,1%), Ibagué (21,5%) y Neiva (21%). Mientras que en Barranquilla (12%), Cartagena (12%), Bucaramanga (14,2%) y Pereira (15,1%), se registraron las tasas más bajas.

Por sexo, en enero 487.000 hombres y 702.000 mujeres salieron de la ocupación. Así, las tasas de desempleo fueron 11,7% y 21,7% respectivamente.

En cuanto a la informalidad, 48,2% de la población ocupada de las 23 ciudades se encontraba trabajando de manera informal, mencionando que, según Juan Daniel Oviedo, en febrero ocurrió un cambio de tendencia pues la contracción de la población ocupada que era informal fue mayor a la contracción en el sector formal.

Analistas esperan que el desempleo disminuya en los próximos meses

Según varios analistas, a medida que disminuyan las restricciones a la movilidad aumentará la creación de empleo en el país, por lo que esperan que baje la tasa de desempleo.

“Aquellos meses con menos confinamiento y menos restricciones de movilidad explicarán un mayor aumento del empleo, con un balance positivo a lo largo de 2021 y una disminución de la tasa de desempleo para final de año. No obstante, el empleo estará concentrado en actividades informales, pues el empleo formal depende de la estructura empresarial y esta tendrá algún rezago en lo corrido del año”, anotó Mauricio Hernández.