Noticias Laborales Mayo de 2021.

Gobierno lanza seis nuevas medidas para recuperar y reactivar el aparato productivo

martes, 1 de junio de 2021

El presidente de la República anunció que se moverá el plazo para el pago del impuesto de renta de las micro y pequeñas empresas

Ana María Sánchez – amsanchez@larepublica.com.co

En el tejido empresarial del país, las micro, pequeñas y medianas empresas son las que han resultado más vulnerables ante los cambios y situaciones económicas; las cuales no han sido las mejores desde marzo de 2020, cuando llegó la pandemia y generó el primer daño en la lista de afectaciones que hasta ahora, según el Dane, deja más de medio millón de microestablecimientos cerrados y un sinnúmero de dificultades financieras en las empresas de todo tipo.

Bajo este panorama, que afecta principalmente a 96% de las empresas que se encuentran en el segmento Mipyme, el presidente de la República, Iván Duque, anunció un nuevo paquete de medidas con seis estrategias que buscan seguir apoyando la vulnerabilidad de las empresas que, además de la pandemia, han tenido que afrontar el desafío de mantenerse en medio del estallido social más grave del siglo.

La primera medida tiene que ver con los impuestos. El plazo de pago de la renta para las micro y pequeñas empresas, que tenía que hacerse en dos cuotas en junio y noviembre, se pasó a un solo pago para entre el 9 y 23 de noviembre. “Eso permite aliviar una parte importante del flujo de caja para que las empresas puedan reactivarse”, dijo Duque.

Los gremios presentaron en el Congreso sus propuestas para la reactivación económica

La segunda estrategia es la ampliación del programa ‘Unidos por Colombia’, que surgió en medio de la pandemia y busca otorgar garantías sobre créditos para capital de trabajo y otras actividades necesarias en la reactivación. La idea será que el programa no acabe este semestre, sino que vaya hasta 31 de diciembre de este año. La garantía será de hasta 80% y permitirá que el Gobierno, a través del Fondo Nacional de Garantías, sea el fiador de las Mipyme del país.

Como tercera medida, el presidente anunció que las líneas de reactivación de Bancóldex también se ampliarán y se hará con financiamiento directo, plazos favorables y periodos de gracia de hasta un año. El nuevo cupo será de $700.000 millones, divididos en tres programas.

El primero será un cupo de $200.000 millones para fortalecer la línea de crédito directo para Pymes, adicionales a los $400.000 millones que el programa tiene en proceso de colocación. El segundo programa cuenta con un nuevo cupo por $100.000 millones para apoyo a microempresas, micronegocios, emprendedores e independientes para inversión, capital de trabajo y sustitución de pasivos. Por último, la línea de redescuento ‘Colombia Adelante’ se ampliará y ahora tendrá un cupo cercano a $400.000 millones.

La cuarta medida tiene que ver con el emprendimiento. Con una feria virtual llamada ‘Reactivatech’, el Gobierno busca beneficiar 100.000 empresarios para que fortalezcan digitalmente sus negocios y diversifiquen su portafolio de clientes.

El quinto punto beneficia directamente a los productores rurales, pues se pondrán a disposición $15 billones en el Sistema Nacional de Crédito Agropecuario, para que sean usados en inversión, capital de trabajo o normalización de cartera. Se priorizará a los productores pequeños, quienes podrán acceder a una garantía de hasta 80%.

Finalmente, el Presidente aseguró que se crearán líneas especiales de crédito con subsidio a la tasa de interés por $1,2 billones, las cuales tienen un subsidio del Gobierno por $100.500 millones. Cabe recordar que todas las acciones se implementarán en menos de 30 días.

En abril hubo 3,6 millones de desocupados y la tasa de desempleo fue de 15,1%

martes, 1 de junio de 2021

De acuerdo con las cifras del Dane, en el cuarto mes del año, hubo 456.000 desocupados menos que en el mismo periodo de 2020

Carolina Salazar Sierra

En abril se registró una contracción en el número de personas desempleadas por primera vez desde el inicio de la pandemia. De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en el cuarto mes del año hubo 3,6 millones de personas desocupadas, 456.000 menos que en el mismo periodo de 2020.

Así, hubo una caída de 4,7 puntos porcentuales en la tasa de desempleo, que pasó de 19,8% en abril de 2020 a 15,1% en el mismo mes de 2021.

 “Esta es la primera vez en toda la secuencia histórica en el marco de la pandemia, en donde vemos un ajuste en contracción de la población desempleada”, dijo Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

Abril también fue el mes en el que más se crearon puestos de trabajo desde el inicio de la pandemia, pues las personas ocupadas pasaron de ser 16,5 millones a 20,4 millones, es decir, en un año se crearon más de 3,9 millones de empleos.

De acuerdo con Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, el aumento en el número de ocupados estuvo en línea con el comportamiento de los puestos de trabajo que se ofertaron a través de la Unidad de Servicio Público de Empleo, pues estos pasaron de ser 40.975 en abril de 2020 a 125.616 en el mismo mes de 2021.

En abril hubo 3,6 millones de personas desempleadas, 456.000 menos que hace un año

De las 13 ramas de actividad, 12 registraron aumentos en el personal ocupado. El sector que registró la mayor recuperación del empleo fue el de comercio, en el que se recuperaron 859.000 puestos de trabajo. Seguido estuvieron las ramas de construcción e industrias manufactureras, que tuvieron incrementos en la ocupación de 595.000 y 499.000 personas, respectivamente.

“Es natural que veamos en abril de 2021, en la comparación anual, una importante recuperación de puestos de trabajo en esas ramas de actividad porque fueron las más afectadas por ese confinamiento profundo que tuvimos en el mes de abril de 2020”, explicó Oviedo.

El único sector que presentó una variación negativa durante el mes de abril fue el de las actividades financieras y de seguros, que perdió 60.000 empleos.

Sin embargo, si las cifras se comparan con las de abril de 2019, las industrias manufactureras, las actividades artísticas y la administración pública registraron contracciones de 519.000, 440.000 y 180.000 puestos de trabajo, respectivamente.

De hecho, frente a abril de 2019 la tasa de desempleo tuvo un aumento de 4,8 puntos porcentuales, pues en ese periodo la cifra fue de 10,3%. Si se compara con 2019, en abril de 2021 hubo 1,1 millones de personas más en situación de desempleo.

“Compararla con respecto a 2020 no es del todo justo, dado que en este momento ya estábamos con la economía parcialmente cerrada. Recordemos que en abril del año pasado la economía estaba a un 70%. Entonces al compararla con 2019 vemos un deterioro de la tasa de desempleo ”, dijo Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Al observar las cifras desestacionalizadas, la tasa de desempleo tuvo un aumento de 1,1 puntos porcentuales frente al mes inmediatamente anterior, pues pasó de 13,9% en marzo a 15% en abril, con lo que hay 2 millones de personas más en situación de desempleo en la comparación intermensual.

“La economía sí se está mejorando, porque hemos recuperado cerca de 3,5 millones de empleos, pero esta recuperación es bastante gradual, sobre todo en esos sectores que necesitan de aglomeraciones y de la presencialidad para poder trabajar”, anotó Olarte.

En la desagregación por ciudades, Cali fue la que registró la mayor cifra de desempleo en abril, con una tasa de 19,9% y 283.000 personas desocupadas. Seguido estuvieron Bogotá, con 19,9% y 848.000; Medellín, con 17,4% y 356.000; Bucaramanga, con 14,8% y 91.000, y Barranquilla, con una tasa de 12% y 112.000 desempleados.

Eso sí, cabe destacar que, dentro de estas cinco ciudades, Bogotá fue la única que registró una caída en los puestos de trabajo ocupados frente a abril de 2020. En total, en la capital del país se concentró 23,4% de las personas desempleadas del total nacional.

En el trimestre móvil de febrero a abril, la ciudad que registró la tasa de desempleo más alta fue Riohacha (22,7%). Luego estuvieron Quibdó (21,6%), Cúcuta (20,9%), Ibagué (20,1%), Neiva (19,4%) y Bogotá (19,2%).

“Generar empleo formal en Colombia es muy caro si se compara con otros países”

En cuanto a informalidad, las cifras del Dane evidenciaron que durante abril la proporción de la población ocupada que era informal fue de 47,5% en las 13 ciudades y áreas metropolitanas, mientras que la cifra fue de 48,7% en las 23 ciudades. De acuerdo con Iván Jaramillo, la recuperación del empleo en el país ha estado acompañada de aumentos en la informalidad laboral.

“Esta es una característica de la recuperación de la empleabilidad en los periodos posteriores a la crisis en un sistema como el colombiano, donde hay pocas rutas formales de acceso a un trabajo decente. Desafortunadamente en Colombia la presión de la informalidad es muy alta; y últimamente ha aumentado por la ausencia de posibilidades para obtener una vía de ingreso vital formal”, explicó Jaramillo.

En materia de empleo, las mujeres han sido de las más afectadas por la pandemia. De acuerdo con las cifras del Dane, en abril 410.000 hombres salieron del desempleo frente al mismo mes de 2019. Mientras que en ese mismo periodo solo 27.000 mujeres pudieron salir de esa condición.

Así las cosas, la tasa de desempleo por sexo fue de 12,1% para los hombres y de 19,1% para las mujeres, registrando una brecha de siete puntos porcentuales. En palabras del director del Dane, Juan Daniel Oviedo, “por cada 10 hombres que salieron del desempleo, solo una mujer pudo hacerlo”.

Otro de los indicadores que muestra la afectación de las mujeres en materia de empleo es el de inactividad. Las cifras del Dane evidenciaron que, del total de la población inactiva en abril, 64,9% eran mujeres y 35% hombres.

“Durante la pandemia las mujeres han estado fuertemente presionadas hacia la inactividad. El renglón prevalente de inactividad es el de oficios del hogar y en ese las mujeres tienen una cifra de 6.403 personas contra 566 de los hombres. Estamos hablando de más del doble en la participación de las mujeres en la inactividad”, dijo Jaramillo.

Los jóvenes ocupados llegaron a 3,2 millones entre febrero y abril
En el trimestre móvil de febrero a abril, la tasa de desempleo juvenil fue de 23,1%, lo que representó un aumento de 0,3 puntos porcentuales frente a la cifra del mismo mes del año pasado, cuando llegó a 22,8%.

Por sexo, se registró una brecha de 12,2 puntos porcentuales, pues la tasa fue de 17,9% para los hombres y de 30,1% para las mujeres.

Durante ese periodo, el número de jóvenes entre los 14 y 28 años que estuvieron ocupados fue de 3,2 millones, mientras que 1,57 millones estuvieron desocupados y 5,5 millones estuvieron inactivos.

“Generar empleo formal en Colombia es muy caro si se compara con otros países”

lunes, 31 de mayo de 2021

La Ocde considera que, en el corto plazo, Colombia debe definir la trayectoria de las cuentas fiscales, pues esto genera seguridad

Fernando Quijano Velasco

La pandemia llevó a una contracción de la economía colombiana en 2020. Además, influyó en el aumentó del gasto fiscal y de la deuda. Jens Arnold, coordinador del departamento de Economía para América Latina de la Ocde, señaló que a pesar de la situación actual de orden público, se prevé que la economía crecerá este año. También se refirió a los desafíos que enfrenta el país en el mercado laboral, la educación y el sistema pensional.

¿Cómo ve la Ocde lo que está pasando en Colombia?
Vemos señales positivas y no tan positivas. Por ahora, vemos una buena recuperación en el primer trimestre, pero también nos preocupa la situación del covid y del paro nacional.

La Ocde calcula que el PIB crecerá 7,6% este año y la demanda interna subirá 9,2%

¿Cómo ve el cierre económico de Colombia en 2021?
La economía colombiana ya tuvo una recuperación fuerte en los dos últimos trimestres de 2020 y eso se confirmó con lo visto ahorita a final de marzo. Nos sorprendió el crecimiento de este primer trimestre, a pesar de las restricciones a la movilidad debido a la pandemia. Si juntamos estos elementos, ya tenemos un fuerte crecimiento en la medición interanual de Colombia, ya que se compara las medias de los trimestres de 2021 con las medias de los de 2020. Ahí ya hay un efecto estadístico fuerte e, incluso, si la economía colombiana no creciera más en lo que queda de este año, ya estaría por encima de 7%.

A ese escenario, le agregamos un segundo crecimiento ligeramente negativo por los nuevos brotes del covid-19 y los impactos del paro nacional, que está limitando el crecimiento económico. En el tercer y cuarto trimestre de este año, ya vemos una buena posibilidad para una recuperación importante y duradera de la economía, a medida de que las vacunas avancen y no hayan nuevos brotes de coronavirus.

¿En qué sectores ven un repunte de crecimiento en el segundo y tercer trimestre?
Creemos que puede haber un repunte relativamente amplio en todos los sectores, menos en los afectados directamente por las restricciones en el contacto humano. Es decir, todo lo que es el sector servicios, sobre todo hotelería y ocio.

¿Cómo ve la Ocde el desempleo en Colombia?
Vemos los desarrollos recientes como una señal alentadora de corto plazo. Está bien que se recupere, eso demuestra que hay empresas en la economía que están contratando personas y es una buena señal. Por otro lado, estamos muy lejos de los niveles de empleo de prepandemia y tenemos que pensar en las desigualdades que ha generado la pandemia. Las pérdidas de empleo se presentaron mayoritariamente en poblaciones vulnerables y ahí está el gran desafío de cómo evitar secuelas a largo plazo.

En términos de formalidad, ¿cómo está Colombia comparado con otros países?
Colombia tiene una informalidad más alta que Chile, Argentina y Brasil; pero tampoco es el país con la informalidad más alta de América Latina. Hay que ver a qué factores se debe esa informalidad, cómo es el sistema de costo del empleo formal y todos esos recargos al costo, que es el salario del trabajador. Este es muy elevado en comparación con otros países de la región. Generar empleo formal en Colombia es muy caro en comparación con otros países y esa es una explicación de la alta tasa de informalidad.

¿Qué es lo que más pesa en eso? ¿Cómo ve la Ocde el tema de las cajas de compensación, a las cuales los empresarios deben destinar 4% por cada trabajador?
Hay varios elementos en esta cuenta. Primero están los aportes a la jubilación que ya es mucho y, sobre todo, crea un cambio abrupto sobre el salario mínimo. Eso hace que trabajadores que están en el límite entre conseguir un empleo formal o no conseguirlo y quedarse en el sector informal, para ellos hay un costo muy alto en el momento de empezar con un empleo formal. Entonces están las pensiones, está la cuestión de financiamiento de los servicios de salud que se prestan y después están las cajas de compensación. Hay propuestas sobre cómo reducir el conjunto de estos costos sobre el salario, sobre todo para aquellos que tienen ingresos cercanos al salario mínimo. Me parece que ahí hay buen material para la discusión y Colombia debería avanzar en estas líneas.

La noticia económica del año en Colombia fue, sin duda, la pérdida del grado de inversión. ¿Cómo debemos manejar este tema?
Más allá de las calificaciones de las agencias, lo importante es dar al público una perspectiva de cómo van a evolucionar las cuentas fiscales. La pandemia obviamente causó un gasto adicional muy importante y estuvo bien hacer ese gasto, incluso, pienso que Colombia hizo muy bien en suspender la regla fiscal para 2020 y 2021. Sin embargo, en algún momento habrá que empezar la discusión de cómo pagar esa cuenta, con lo cual no quiero decir que tenga que haber un ajuste fiscal rápido. De hecho, creo que probablemente cumplir de manera muy estricta con la regla fiscal en 2022 implicaría un ajuste fiscal muy fuerte y, tal vez, uno debería pensar en algo un poquito más gradual.

Hay que garantizar la sustentabilidad de las cuentas fiscales del futuro y el camino es pensar en cuáles son los impuestos que uno quiere ir aumentando para tener más recursos para tareas importantes como fortalecer la protección social. Esa es una de las grandes lecciones que nos deja la pandemia, que hay mucha gente que necesita apoyo.

¿Nuestro Gobierno se debe obsesionar con las calificaciones de las firmas?
Esa preocupación por las calificaciones es algo universal y entendible, porque hay que mirar qué depende de eso. El gran peligro es el aumento de la tasa de interés que Colombia paga sobre su deuda. Si el país tiene que pagar más en intereses sobre su deuda existente, eso va a dejar menos espacio fiscal para otras prioridades como educación y salud. ¿Cómo se puede evitar esto? En la coyuntura actual no se hace aumentando impuestos ahora mismo, pero sí dando seguridad y mostrando los planes para asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas.

¿Qué países de la Ocde no tienen grado de inversión?
En América Latina hay países que tienen y que no tienen. En general, los que tienen grado de inversión cuentan con un amplio acceso a financiamiento externo. Hay ciertos capitales que solo pueden invertir en activos con grados de inversión, así que en el momento en el que un país lo pierde, las opciones de cómo financiarse se reducen y eso también tiene implicaciones para la tasa de interés.

Con la volatilidad de la tasa de cambio tras la pandemia y la pérdida del grado de inversión, ¿es recomendable dolarizar la economía colombiana?
Colombia tiene un marco macroeconómico que funciona muy bien, con una regla fiscal con flexibilidad cambiaria y con una política monetaria que trabaja con un sistema de metas de inflación. Es un sistema que ha funcionado muy bien en muchos países y que deja cierta flexibilidad para situaciones difíciles. Hay que pensar en cómo fortalecer la situación dentro del sistema de las políticas macroeconómicas que Colombia tiene hoy en día, más que pensar en un cambio.

Con la situación actual del país, ¿les preocupa que una estampida de inversionistas se vaya a otros países de la región?
Colombia tiene la ventaja de tener una larga y sólida historia de tener finanzas públicas bien hechas y muy sostenibles, entonces el país goza de mucha confianza en mercados internacionales. Cuando comenzó la pandemia, Colombia tenía un cuadro fiscal mucho mejor que otros países de la región. Esto no es una cuestión que puede cambiar de un día para otro, pero sí hay que tomar el asunto en serio. Hay que pensar en la estrategia a futuro, cómo cerrar esta cuenta e, incluso, cómo recaudar un poquito más para hacer cambios más estructurales, que van más allá de la pandemia.

¿Colombia se ha rezagado frente a los compromisos con la Ocde?
La Ocde es la casa de las buenas prácticas y eso hacemos, dar lecciones de lo que ha funcionado y no ha funcionado en otros países para aprender. Eso es un proceso continuo. El mundo está cambiando, así que reformas habrá que hacer siempre, porque hay que adaptar las discusiones a la situación de un mundo que cambia. No es un proceso donde uno fija una meta y después el país tiene que llegar hasta allí y ya, sino que es más bien un proceso continuo. La pandemia es un fenómeno mundial, muchos países tuvieron que cambiar sus planes, así que en esta situación tenemos que mirar cuál es el mejor camino.

Colombia es un país de mercados, ¿esto es una fortaleza o una debilidad a la hora de resolver problemas pospandemia?
Yo creo indudablemente que Colombia tiene muchas fortalezas. La diversidad de estas regiones es una de ellas. Cuando se compara las cuentas fiscales de Colombia con las de Brasil, está claro que Colombia está en una situación mucho mejor. Por otro lado, está la cuestión del mercado laboral. En esto Colombia está entre los países de menor éxito, con una tasa de informalidad cercana a 60% de los trabajadores, es algo que preocupa. También el sistema de protección social, pues es un sistema de jubilaciones que, por lo menos la parte del sector formal, solo da una pensión a 25% de la población. Después hay otros programas no contributivos, como Adulto Mayor, que están muy bien y tratan de cubrir un poco estos huecos que deja el sistema del mercado formal. Aun así, más o menos la mitad de la población no tiene ninguna seguridad de ingresos para la tercera edad.

¿Cómo clasificaría las cosas que debe hacer Colombia para mejorar su economía?
A corto plazo, la cuestión más urgente es definir la trayectoria para las cuentas fiscales. Hay que pensar que la pandemia va a dejar muchas secuelas y ha dado un golpe muy desigual a la población. Las personas que menos tenían de entrada han sido las golpeadas más fuerte, y eso deja claro que hay que fortalecer la protección social.

También están los recargos sobre el factor trabajo y el tema de la educación, porque muchos estudiantes de Colombia y la región han perdido todo el año y eso va a generar problemas para su vida laboral.¿Tiene algún consejo en particular para políticas en educación?
Es muy importante pensar en cómo mejorar la calidad de la educación, cómo asegurar que la calidad de la educación sea más o menos igual en todo el territorio, sin importar si el barrio es de ingresos altos o no. Tratar de reducir la brecha entre los sistemas públicos y privados en términos del desempeño

Economía bloqueada

Frente a choques de oferta no hay instrumentos de política que lo controlen. Aumentar gasto, bajar tasas o emitir dinero sirven para impulsar demanda.

Mauricio Cabrera Galvis

Después de un mes de marchas, manifestaciones y bloqueos, los convocantes del Paro Nacional han logrado obtener algunos de sus justos reclamos, el gobierno ha sido lento y equívoco en su respuesta, y la economía está sufriendo las consecuencias, sobre todo por los bloqueos en ciudades y carreteras.

Los bloqueos no se han podido levantar porque estamos ante un diálogo de sordos entre un Comité de Paro que no representa a los jóvenes de la calle, pero que le interesa prolongar el paro para obtener más concesiones del gobierno, y un gobierno que no toma las acciones preventivas y demora los diálogos porque también le interesa que el paro se prolongue para quitarle apoyo popular y derrotarlo por cansancio, o como dicen algunos –y ojalá no sea cierto- porque quiera justificar medidas extremas como la conmoción interior.

Lo que están produciendo los bloqueos es un choque de oferta, es decir una disminución en el suministro de bienes y servicios por escasez de insumos o por destrucción de la infraestructura de producción.

Un ejemplo es el panadero del barrio que se queda sin harina porque el trigo importado está bloqueado en Buenaventura, pero tampoco tiene margarina porque a la planta que la elabora no pueden entrar los trabajadores, ni azúcar porque los ingenios están parados, ni huevos porque el alimento de las gallinas está pudriéndose en un camión que no puede pasar.

También puede ocurrir en la prestación de servicios como el MIO, el sistema de transporte masivo de Cali, cuyas estaciones fueron quemadas, lo mismo que algunos buses. Otro ejemplo es la provisión de dinero en efectivo, que se recorta cuando queman cajeros automáticos u oficinas bancarias.

Las consecuencias del choque de oferta son desempleo e inflación. Desempleo, porque muchas empresas y negocios, sobre todo los pequeños, no tienen como resistir una parálisis de la producción y las ventas; se quiebran y deben despedir a sus empleados. Inflación, porque la escasez de papa sube su precio, o si no hay transporte público hacen su agosto los transportadores piratas cobrando más.

El choque de oferta producido por los bloqueos es todavía más grave porque llega después de un grave choque de demanda generado por la pandemia que dejó sin ingresos a millones de colombianos, redujo las ventas del comercio y las empresas, obligando a miles de ellas a cerrar y despedir empleados.

Frente a los choques de oferta no hay instrumentos de política que lo controlen. Aumentar el gasto público, bajar la tasa de interés o emitir dinero sirven para impulsar la demanda, pero son inútiles para aumentar la oferta.

Gran equivocación política de los dirigentes del paro por demorarse en desautorizar los bloqueos porque los más perjudicados por esta situación son los pequeños empresarios y los más pobres vulnerables, porque se les encarecen los alimentos, deben caminar kilómetros para llegar a sus casas o, lo peor de todo, pierden el trabajo y los ingresos.

​Mauricio Cabrera Galvis
Consultor privado
macabrera99@hotmail.com

Mayo 30 De 2021 – 01:35 P. M.

Lanzan sitio web para que la gente proponga ideas sobre la tributaria

Según el Ministerio de Hacienda, los ciudadanos podrán participar en la construcción del proyecto de Inversión Social. Vea de qué se trata.

PORTAFOLIO

El ministro de Hacienda y Crédito Público José Manuel Restrepo lanzó la nueva página web del proyecto de Inversión Social con Financiación Sostenible en la que la ciudadanía podrá participar de la construcción de la propuesta a través de este enlace: https://bit.ly/3p5wzOf.

En el sitio se podrán encontrar tres secciones: ‘información básica’, en el que se encontrarán respuestas a preguntas frecuentes y más información sobre la construcción de consensos y las bases del Gobierno, ‘queremos oírte’, donde cualquier interesado puede dejar su opinión y ‘biblioteca’ en el que se encontrarán los foros organizados, declaraciones, comunicados, entre otros documentos de interés.


(Exministros de Hacienda y economistas dan su ‘fórmula’ de tributaria). 


“Queremos garantizar que todos sean escuchados, gente pensando fuera de la caja, cualquier propuesta bien argumentada es bienvenida para que, colectivamente, construyamos este proyecto de Inversión Social con Financiación Sostenible”, expresó el ministro de Hacienda y Crédito Público José Manuel Restrepo.

En la pestaña ‘queremos oírte’ se podrá llenar un formulario, dejar sus comentarios o, si el usuario lo prefiere, enlazar un video desde las redes sociales en el que se pueda escuchar claramente la propuesta.

(Reforma tributaria: presentan idea que recaudaría $20 billones). 


“Invito a toda la ciudadanía interesada a que ingrese, nos deje sus propuestas, conozca las bases que proponemos desde el Gobierno y las opiniones que se han dado en los foros”, manifestó el Ministro.

Bloqueos y pandemia pueden frenar la recuperación de la economía colombiana

La OCDE proyecta que el producto interno bruto (PIB) del país crezca el 7,6 % este año y que se reduzca al 3,5 % en 2022. ”La economía se ha recuperado con fuerza desde la segunda mitad de 2020, pero el malestar social y las renovadas restricciones a la movilidad en abril y mayo de 2021 retrasarán una recuperación más consistente a la segunda mitad de 2021″, señaló el organismo.

© Proporcionado por El Espectador Los bloqueos y la pandemia frenará el crecimiento de la economía.

La economía colombiana ha mostrado una recuperación desde el segundo semestre de 2020, pero el ritmo de crecimiento puede verse afectado por las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia y las protestas sociales, según el informe de perspectivas de la OCDE divulgado hoy.

El organismo proyecta que el producto interno bruto (PIB) del país crezca el 7,6 % este año y que se reduzca al 3,5 % en 2022.

Le puede interesar: La OCDE, más optimista sobre la economía mundial pero advierte sobre “vientos en contra”

”La economía se ha recuperado con fuerza desde la segunda mitad de 2020, pero el malestar social y las renovadas restricciones a la movilidad en abril y mayo de 2021 retrasarán una recuperación más consistente a la segunda mitad de 2021″, señaló la OCDE en su informe sobre el país.

Después del desplome del 15,5 % que tuvo en el segundo trimestre de 2020 debido a la cuarentena por la pandemia, el PIB del país amortiguó la caída al -8,5 % en el tercero y al -3,6 % en el cuarto, para cerrar el año con una bajada acumulada del 6,8 %.

En el primer trimestre de este año la economía dio nuevas señales de recuperación gracias a la reapertura gradual de las actividades productivas y se expandió el 1,1 %, pero la coyuntura actual, con un tercer pico de la pandemia de covid-19 que parece no tener fin y las protestas en las calles, pueden afectar su rendimiento.

”El PIB continuó su sólida expansión en el primer trimestre de 2021. Desde entonces, la confianza de los consumidores ha caído drásticamente en un contexto de protestas sociales, bloqueos de carreteras e interrupciones en las cadenas de suministro”, agregó el informe.

UN MES DE PROTESTAS

Colombia vive desde el pasado 28 de abril una ola de protestas que comenzó con el rechazo popular al proyecto de reforma tributaria del Gobierno y, pese a que el presidente Iván Duque se vio obligado a retirarla, las manifestaciones han continuado con otros reclamos que han dado pie a actos vandálicos de destrucción de infraestructuras y bloqueos de carreteras y avenidas.

”El malestar social generalizado, pero también los nuevos bloqueos localizados están afectando a la recuperación y aplazando una mayor recuperación del consumo y la inversión privados a la segunda mitad de 2021″, subraya el informe.

En cuanto a las reformas, la OCDE señala que “una respuesta fiscal significativa” ayudaría a la economía este año y “las finanzas públicas podrían fortalecerse de manera progresiva” a medida que se avanza en la recuperación.

”Un nuevo paquete de reformas deberá fortalecer la sostenibilidad fiscal, crear un nuevo espacio fiscal para expandir la protección social y abordar las deficiencias estructurales del sistema tributario, incluida la escasa progresividad y equidad”, añadió.

También le puede interesar: Transportadores de Soacha levantaron bloqueos tras acuerdo con administración municipal

Para el organismo, si no hay un “consenso para fortalecer las finanzas públicas se podrían elevar los costos de financiación” de la deuda de Colombia en los mercados internacionales.

El pasado 20 de mayo la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s (S&P) rebajó la calificación crediticia de Colombia en moneda extranjera de BBB- a BB+ con perspectiva estable, con lo cual el país perdió el grado de inversión que tuvo durante más de una década, lo que práctica debe encarecer el costo del dinero en sus emisiones de deuda.

Para mayor información: Paro y bloqueos impiden la producción de 815.000 barriles de petróleo

Además, según la OCDE, “una reforma significativa del fragmentado sistema de seguridad social podría aumentar las pensiones de baja cobertura y reducir la pobreza en la vejez”, mientras que en el mercado laboral son necesarias “reformas ambiciosas para fortalecer la creación de empleo formal”.

Gobierno ordena coordinar fuerza pública para levantamiento de bloqueos

© Proporcionado por Radio Caracol

Mediante el decreto 575 del 28 de mayo de 2021, el presidente Duque ordenó la asistencia militar a gobernadores de 7 departamentos y alcaldes de 8 municipios para coordinar la Fuerza Pública para levantar los bloqueos en las vías.

Puede leer: Por videos de hombres armados en Cali, Vivanco pide explicaciones a Molano

El documento ordena a los gobernantes “adoptar las medidas y acciones necesarias para reactivar la productividad y la movilidad en sus respectivas jurisdicciones”; enfatizando que si no se cumplen las medidas los funcionarios podrían ser sancionados.

También insta a los mandatarios a decretar un toque de queda ante la alternación del orden público. Haciendo énfasis en que en “adoptar las medidas, e implementar los planes y acciones necesarias para reactivar la productividad y la movilidad en sus respectivas jurisdicciones, entre ellas, fortalecer los controles de seguridad en las vías y las caravanas”.

Lea también: Comité del Paro justifica bloqueos y reitera que seguirán con las protestas

Estas medidas se les ordenará a los gobernadores del Cauca, Valle del Cauca, Nariño, Huila, Norte de Santander, Putumayo, Caquetá y Risaralda.

Mario Hernández publica supuestos salarios millonarios de presidentes de Fecode y la CUT

© Mario Hernández publica supuestos salarios de presidentes de Fecode y CUT – Cortesía y Getty Images Mario Hernández publica supuestos salarios de presidentes de Fecode y CUT

Han sido varios los reparos que en el último mes ha expresado Mario Hernández contra el paro nacional y, en una de sus últimas publicaciones en Twitter, el empresario arremetió contra algunos de los líderes de las movilizaciones: los presidentes de Fecode y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Hernández compartió una imagen en la que se hace referencia a los supuestos sueldos de los líderes sindicales. Sin embargo, la información que divulgó el empresario no está plenamente verificada y su contrastación no es sencilla, ya que públicamente no se conoce cuánto ganan los presidentes de esos dos organismos.

De acuerdo con la publicación de Hernández, el presidente de Fecode percibiría más de 36 millones de pesos mensuales, mientras que el salario del líder de la CUT se acercaría a los 33 millones de pesos.

En el ‘post’ replicado por el empresario también se critica a los líderes sindicales porque, supuestamente, tienen “esquema de seguridad que incluye tres camionetas blindadas, siete escoltas permanentes, celular pago, pasajes pagos en avión por el sindicato”.

Hernández está en Miami y en los últimos días se ha mostrado sorprendido por la cantidad de personas que ha visto que viajaron a esa ciudad para vacunarse. De igual manera, este domingo destacó la marcha del silencio que se llevó a cabo en Bogotá.

Esta fue la publicación que hizo el empresario contra los presidentes de Fecode y la CUT:

Colombia ha inmunizado contra el covid-19 a 63% de los mayores de 80 años

sábado, 29 de mayo de 2021

La población con edad entre 60 y 69 años es a la que se le ha aplicado un mayor número de vacunas contra el coronavirus

Rubén Darío Ocampo Camargo

Han pasado un poco más de tres meses desde que en el país inició el Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19. En este periodo, el Gobierno ha vacunado con las dos dosis a 743.982 adultos mayores de 80 años, lo que representa 63% de los colombianos de esta edad.

El Ministerio de Salud extendió la emergencia sanitaria hasta el 31 de agosto de 2021

Según la información del Ministerio de Salud, hasta el momento el Gobierno ha adquirido 71,50 millones de dosis para vacunar a 40,25 millones de ciudadanos. De estas, 10 millones, han sido contratadas por medio del mecanismo covax, es decir, cerca de 20% y 51,50 millones han sido acordadas por medio de mecanismos bilaterales; Pfizer, 15 millones; AztraZeneca, 10 millones; Moderna, 10 millones; Janssen, nueve millones y con Sinovac 7,5 millones.

Desde el Gobierno Nacional, también dieron a conocer que el país superó las nueve millones de dosis aplicadas, de las cuales 3,21 millones corresponden a segundas dosis, dejando ver que ese es el número aproximado de ciudadanos que a la fecha se encuentran inmunizados contra el virus.

Aunque en las últimas semanas el paro nacional ha generado impactos negativos en la economía colombiana y en la logística necesaria para la aplicación de las dosis, durante el pasado jueves 28 de mayo el país registró 255.664 vacunas aplicadas en un día, lo que deja ver hasta ahora el récord de aplicaciones diarias.

“La variable diaria en dosis aplicadas, depende de diferentes factores como la distribución a nivel local. A veces hay problemas o demoras en las entregas a los territorios y también momentos como el fin de semana pasado, que implica el cierre de una etapa. La buena noticia es que en esta etapa masiva podemos crecer en números”, señaló el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

De otro lado, LR pudo conocer el balance de vacunación por grupos poblacionales priorizados en las primeras etapas del plan nacional; dando cuenta de que la mayoría de las dosis han sido colocadas a las personas entre 60 y 69 años. Al grupo poblacional mencionado le ha correspondido hasta el momento una aplicación cercana a 2,65 millones de vacunas; 2,09 primeras dosis y 555.746 segundas dosis.

La segunda población con más aplicaciones de biológicos ha sido la comprendida entre 70 y 79 años, ya que con corte al 25 de marzo, se les ha colocado 2,46 millones de dosis; 1,47 millones para primeras vacunas y 962.240 para completar su esquema; es decir, esta población tiene la mayor cantidad de ciudadanos inmunizados contra el covid-19

En cuanto a los mayores de 80 años, las vacunas aplicadas llegan a 1,64 millones; 897.834 han sido para primeras dosis y 743.982 para completar su inmunización, lo que muestra que 63% de las personas del país que tienen estas edades ya han sido inmunizadas contra el coronavirus.

Desde la cartera de Salud y Protección Social, resaltaron los resultados de la vacunación en el grupo poblacional con más edad, ya que en el inicio de marzo, los mayores de 80 años representaron 25.02% de todos los fallecidos, es decir, uno de cada cuatro. Con el avance de la vacunación, el cual ha cubierto a más personas, la cifra de marzo cayó 21,72 %; en la dos primeras semanas de abril siguió bajando a 18,55% y en las primeras semanas de mayo llegó a 13,74 % de las muertes registradas.

De otro lado, el Gobierno Nacional ha impulsado durante la última semana la vacunación masiva de los ciudadanos de la etapa tres, dentro de los cuales se encuentran los miembros de la Policía y las Fuerzas Militares, de la Fiscalía, del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar , profesores de todo el territorio nacional y mayores de 50 años.

Finalmente, desde el Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), presentaron el cronograma de llegada de las próximas dosis que serán aplicadas en todo el país y que arribarán en junio.

“Tenemos ya confirmación de cinco millones de dosis por parte de la farmacéutica Pfizer, también de un millón de dosis de Sinovac, y 700.000 del mecanismo Covax”, señaló Victor Muñoz, director del Dapre.

La meta del Gobierno es lograr 10 millones de dosis aplicadas antes de que termine el mes de mayo.

Desde hoy habrá vacunación para mayores de 55 añossin agendamiento

Con el fin de captar el mayor número de colombianos mayores de 55 años que todavía no ha iniciado su proceso de vacunación o completado su esquema, se llevará a cabo una jornada de intensificación en todo el territorio nacional con más de 2.500 puntos habilitados para que, sin agendamiento, las personas de estas edades puedan acceder a las dosis. “Estos puntos estarán habilitados durante este sábado de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.”, dijo Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud.

Mayo 26 De 2021 – 08:55 P. M.

Iniciativa busca mayor inversión de los fondos privados en el tejido empresarial de Colombia

Cristian Acosta Argote – cacosta@larepublica.com.cosábado, 29 de mayo de 2021

La iniciativa debe superar un cuarto y último debate; fue impulsada por el Partido de la U y busca una inversión de 3% en las empresas

En los próximos días se decidirá en el Congreso de la República si se aprueba como ley un proyecto que quiere modificar la inversión de los fondos privados de pensión en el tejido empresarial del país, el cual podría ser hasta de 3%.

Según el ponente de la iniciativa legislativa, Erasmo Elías Zuleta, militante del Partido de la U, “este proyecto busca modificar la Ley 100, la cual establece los límites de inversión de los fondos de pensiones a través de bonos de capital privado”. El articulado del proyecto afirma que ese 3% deberá ser invertido en empresas privadas o proyectos productivos nacionales.

De ser aprobado el proyecto, se espera una inversión extra al tejido empresarial del país de $5,1 billones, lo cual, según la propuesta, podrá crear más de 100.000 empleos nuevos. Actualmente, la inversión de los fondos de pensiones en el país alcanza $4,4 billones; la idea del acto legislativo es llegar a $9,5 billones.

Situación actual de los fondos

La investigación publicada en el proyecto de ley afirma que esta modificación se planteó porque los fondos privados de pensión invierten alrededor de 43% de sus recursos en el exterior, lo cual representa US$138 billones. El articulado afirma que actualmente apenas 1,4% del dinero de dichos fondos es invertido en el país, cifra que representa $4,4 billones.

“Se establece un periodo de dos años para que los fondos implementen este mínimo de inversión en el tejido empresarial, cuyo cumplimiento podría crear más de 140.000 empleos directos”, afirmó Zuleta.

Asimismo, se tomó como referencia la legislación de otros países de la región. En naciones como México y Brasil se estipuló que el límite de inversión en el extranjero por parte de los fondos de pensiones será de 20% y 10%, respectivamente. Perú, con 50%; y Uruguay, con 18%, cuentan igualmente con un límite de inversión.

“Los ciudadanos deben conocer cómo están invertidos los recursos y también darse cuenta que la posible ley no modificará la rentabilidad de las pensiones de los colombianos. En otras palabras: la normativa no pondrá en riesgo los planes pensionales de la ciudadanía”, aseguró Zuleta.

Ante esta idea, el ponente agregó que la inversión en los fondos de capital privado del país podría generar un rédito de 9,9%, lo cual demuestra que las pensiones de la población y la inversión en el tejido empresarial no son dos cosas excluyentes, sino que se pueden llevar a cabo bajo una gestión adecuada del riesgo. El articulado puntualiza que los fondos de capital privado permean todos los sectores de la economía.

Gobierno alista política para jóvenes por $7,6 billones

Mientras esta población sale a las calles a demandar reformas, el Ejecutivo planea un Conpes para fomentar empleo y educación. 

MARÍA CAMILA GONZÁLEZ OLARTE

Mientras continúan las manifestaciones en las que los jóvenes han sido protagonistas, el Gobierno alista un documento de política pública para impulsar el empleo, la educación y mejorar la institucionalidad, que acoge a este grupo de población y que tendría un costo de $7,6 billones por cuatro años.

(Lea: Inversionistas se alistan para más rebajas de calificación de Colombia)

Se trata de un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) para la juventud, que fue publicado hace un par de semanas para comentarios, pero que ahora está siendo sujeto de estudio en el marco de las negociaciones del Comité del Paro. Por eso, aunque ya esté listo el borrador, puede haber cambios significativos.

(Lea: ‘Lo más inteligente es acoger la reforma que plantea la Andi’)

Según explicó Daniel Gómez, subdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), “en el proceso de construcción de este documento se venía avanzando desde el año pasado, antes del paro. Pero eso hay que retomarlo con toda la conversación que se está teniendo con jóvenes. Por eso es que el borrador que se publicó para comentarios va a estar sujeto a más discusiones. Este documento es importante porque funciona como estrategia para fortalecer el desarrollo integral de la juventud”.

(Lea. ‘Colombia defenderá su nota crediticia y grado de inversión’: Restrepo)

El documento hace un diagnóstico de las barreras de acceso que tienen los jóvenes a la educación, al empleo e, incluso, a que se les garanticen sus derechos y que puedan ser parte de espacios de participación ciudadana, por ejemplo. Y ante todas esas dificultades plantea algunas salidas, como mejorar la institucionalidad, darles más herramientas a los jóvenes para que consigan empleo, se formen y tengan mayores herramientas para desarrollarse.

Plantean que el Ministerio de Educación diseñe e implemente iniciativas para promover que los jóvenes transiten y permanezcan en la educación media, la doble titulación, así como el fortalecimiento de la media técnica agropecuaria. Incluso, para los jóvenes en condición de vulnerabilidad plantean que se les den ayudas para que continúen su proceso de educación secundaria y media incompleta y la puedan terminar.

En el caso de educación superior proponen que continúen los programas gratuitos para que jóvenes de bajos recursos puedan entrar y permanecer en la universidad. De igual manera, plantean que desde el Icetex se lideren programas para que se oriente y se acompañe a los jóvenes en sus procesos educativos.

Y para el caso de aquellas habilidades que necesita el mercado laboral y que no ofrecen las instituciones educativas, en el Conpes ponen sobre la mesa algunas iniciativas para que se empiecen a incluir estas nuevas necesidades en los programas del Sena y la Escuela Superior de Administración Pública.

Además del paquete de estrategias para fomentar el acceso a la educación y el empleo, también proponen una serie de medidas para que los jóvenes tengan mejores condiciones de salud, acceso a actividades artísticas, que se les protejan sus derechos y se les garantice su participación en espacios políticos.

Adicional a lo que se planteó en el documento, en estas casi cuatro semanas de protestas, el Gobierno ha anunciado medidas para los jóvenes como educación superior pública gratuita para los estratos 1, 2 y 3; subsidios para emplear a este grupo de personas, ayudas para compren vivienda, y financiación para proyectos agropecuarios. Los dos programas de subsidios y de crédito podrían valer alrededor de $800.000 millones.

¿QUÉ FALTA?

Ante los anuncios del presidente y en medio de las discusiones de lo que se debería hacer para los jóvenes, expertos han planteado algunas ideas y en cuanto a las medidas ya anunciadas en las últimas semanas dicen que son un buen camino, pero no son suficientes.

Luz Karime Abadía, codirectora del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, dice que “se requieren cambios estructurales para solucionar los problemas de fondo. Estas medidas, aunque permiten aliviar el bolsillo de los jóvenes a corto plazo o generar incentivos a la contratación de jóvenes, deben estar acompañadas de otras, como por ejemplo, acelerar la vacunación y evitar cuarentenas”.

Por eso es que Abadía dice que se requiere formar jóvenes que no tienen educación superior para trabajo de alta calidad, en áreas en las que las empresas están necesitando manos y que hacen parte de la vocación productiva de las regiones.

En ese sentido, Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión, planteó recientemente en una columna publicada en Portafolio, que se haga un rediseño del programa de Jóvenes en Acción para triplicar su cobertura de 400.000 a 1,2 millones de jóvenes y que dure hasta por lo menos el 2023.

Es un marco para que la Nación y las ciudades se puedan dedicar a incentivar la formación en jóvenes. Y a través de la iniciativa, la oferta también se puede ampliar a la empresa privada. Tenemos que asegurar que se den incentivos para la formación, porque así podemos llegar a las personas más pobres, que no tienen el tiempo para formarse”, apuntó Angulo.

A su turno, Silvana Amaya, analista senior de Control Risks, también agregó que “es necesario conectar las realidades y necesidades del sector privado con la oferta laboral para los jóvenes del país. Para esto se necesita crear un diálogo permanente. Esto contribuiría a diseñar una agenda más aterrizada y concreta de empleabilidad”.

Ahora queda que el Gobierno logre acuerdos con los jóvenes en las mesas de negociación del paro. Juan Sebastián Arango, consejero de la Juventud, dijo que “el pacto avanza con las escuchas activas en 24 departamentos del país. Ha sido un diálogo muy franco”.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Duque confirma puntos clave de la reforma tributaria 2.0

Presidente dio señales de que la iniciativa iría en línea con propuestas de Andi y Consejo Gremial Nacional. 

PORTAFOLIO Aunque todavía no se conoce la nueva reforma tributaria que el Gobierno presentará próximamente, ayer el presidente Iván Duque, al cierre de una reunión con Asocapitales, dio algunas puntadas de lo que se viene para ese proyecto.
Aunque todavía no se conoce la nueva reforma tributaria que el Gobierno presentará próximamente, ayer el presidente Iván Duque, al cierre de una reunión con Asocapitales, dio algunas puntadas de lo que se viene para ese proyecto.

(Lea: Tributaria 2.0: las opciones para gravar al 1% más rico)

“Esto nos lleva a que la fórmula que se lleve ante el Congreso recoja lo que dice la Andi, el Consejo Gremial y que prácticamente deje en (manos) del 1% de los que más recursos tienen para poder financiar los programas sociales, con vigencia hasta el año entrante”, manifestó Duque al término de la reunión con los representantes de las capitales.

(Lea: Anif planteó una reforma tributaria más austera)

Cabe recordar que las declaraciones son después de que el 2 de mayo el mandatario ordenara retirar el proyecto de reforma tributaria ante el Congreso, que buscaba recaudar en total $28 billones y que descontando los recursos del Sistema General de Participaciones, quedaba en $24,6 billones.

Ahora, según intervenciones del ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, la reforma tributaria 2.0 buscaría recaudar apenas $14 billones sin tocar a las familias más pobres, vulnerables ni a la clase media.

Por eso es que la propuesta de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) y el Consejo Gremial (CGN), de aplazar los beneficios incluidos en la reforma tributaria que se aprobó en el Congreso en 2019, incluir un impuesto al patrimonio y más impuestos a las personas de más altos ingresos, es la que más ha sonado no solo entre el Gobierno, sino de otros sectores políticos.

Lo que manifestó Duque ayer en su encuentro con Asocapitales también va en línea con lo que plantearon ayer ante el Congreso exministros de Hacienda y algunos economistas, que también dieron otras ideas.

Ahora bien, como lo ha manifestado a este diario en varias oportunidades el ministro de Hacienda, el Gobierno todavía está buscando consensos no solo para el contenido de la reforma, sino para el momento en el que se va a presentar.

De hecho, ayer en el foro que citaron las comisiones económicas del Congreso, algunas voces manifestaron que la iniciativa debería ser presentada el próxima legislatura, que empieza el 20 de julio, y no en esta que va hasta el 20 de junio. 90 días más

Ahora bien, además de las declaraciones que hizo sobre la reforma tributaria, Duque también anunció que extenderá por 90 días más la emergencia económica. Asimismo habló de la reapertura total que empezaría desde el próximo mes y planteó que actividades de entretenimiento se podrán retomar solo hasta que las UCI estén por debajo del 85% de ocupación.

Legalidad, legitimidad y tolerancia

David Bocanument Trujillo

Presidente de FGA, Fondo de Garantías

En una patria acostumbrada a las divisiones, a los desacuerdos, no resulta extraño que nosotros, sus ciudadanos, nos dediquemos cada tanto a una actividad particular y gratuita: arreglar el país. Reuniones con familiares y amigos, charlas con vecinos y hasta diálogos con desconocidos, resultan ideales para el desarrollo de sugerencias sobre el tema. El qué hacer frente a tal o cual situación, actuando con la ligereza de quien opina sin tener que dar cuenta por sus puntos de vista, se ha convertido en una costumbre nacional.

Una de las conclusiones más repetidas de estos ejercicios tiene que ver con una muy común falta de sintonía entre la ciudadanía y sus mandatarios y legisladores, con los que normalmente solo un bajo porcentaje está conforme, algo que resulta paradójico en una democracia representativa como la nuestra. La afirmación no tiene que ver con algún partido político y más bien sugiere que quien ejerce el poder o legisla, rara vez tendrá la simpatía de las mayorías.

Para examinar de alguna manera esos desacuerdos entre los mandatarios y legisladores y los ciudadanos, se hace necesario entender el concepto de legalidad, identificado como lo establecido por las normas, y el de legitimidad leído, en el sentido amplio y no jurídico de la palabra, como la aceptación popular informada y a consciencia sobre las decisiones de quienes ejercen el poder; en otras palabras, que las decisiones y normas derivadas de los niveles ejecutivo y legislativo sean recibidas y acatadas de la mejor manera por la sociedad sin distingo de convicciones políticas o posiciones sociales.

El análisis de estos conceptos ha sido tarea de pensadores de diversas épocas. Muchos han coincidido en que el orden y la tranquilidad social, sin importar el modelo político, dependen en gran medida de la cercanía entre lo legal y lo legítimo.

¿Cómo aproximar estos conceptos en búsqueda del entendimiento y la armonía en nuestra nación? En algunos países parecen tener muy cercanas estas dos nociones. Y no hablo de modelos ideales, sino de la convicción de gobiernos y pueblos por acercarse a las realidades del otro. Quizás la clave está ahí, en la adecuada lectura de las necesidades de quienes recibirán las decisiones o las normas y, entre estos, en la comprensión sobre el papel de quien ejerce el poder o legisla.

Tolerancia entre ambas partes podría ser la palabra; ceder un poco, ceder incluso más de lo que se había pensado en aras de la tranquilidad y la sana convivencia. Pero, cuidado, no hacerlo poniendo en riesgo valores como la integridad o la dignidad. El secreto puede estar en situarse en el lugar del otro para actuar y decidir a partir del respeto por la realidad y las posibilidades de los demás.

Mayo 17 De 2021 – 07:06 P. M.

Gobierno lanza subsidio para impulsar el empleo juvenil

El presidente Duque anunció un programa que subsidiará el 25% del salario mínimo dirigido a empresas que contraten jóvenes entre 18 y 28 años.

PORTAFOLIO

En una alocución hecha este domingo, el presidente Iván Duque anunció la puesta en marcha de un programa para impulsar el empleo juvenil en el país. 

Este iniciativa comenzará a partir del primero de julio, en el cual se subsidiará el 25 por ciento del salario de jóvenes entre 18 y 28 años.

“Sabemos la necesidad de brindar oportunidades, sobre todo en estos momentos de afectación de la pandemia a tantos jóvenes que quieren tener esa primera oportunidad laboral y que necesitan tenerla además para su bienestar y el de sus familias. Por eso hoy quiero anunciar que con el equipo económico y social del Gobierno empezaremos a partir del próximo primero de julio un programa de generación de empleo juvenil que empieza con subsidiar el equivalente al 25% del salario mínimo legal mensual vigente, es decir, prácticamente los costos de la seguridad social para que se contraten jóvenes entre 18 y 28 años de manera formal en nuestro país”, dijo este domingo el presidente Duque.

DESBLOQUEAR VÍAS

Durante la intervención, también anunció que dio instrucciones para desbloquear vías afectadas en el país por manifestaciones que están provocando desabastecimiento de alimentos.

“Hemos dado instrucciones a todos los niveles de fuerza pública para que se despliegue su máxima capacidad operacional, para que dentro de la proporcionalidad y dentro del estricto cumplimiento de los derechos humanos y protección les permita a todos los colombianos recuperar la movilidad”, señaló.

El presidente Duque señaló que “no hay dictaduras, no hay opresión, aquí hay democracia, que es la Constitución, que haremos cumplir”, indicó sobre el máximo despliegue para recuperar la movilidad en vías del país.

Mayo 14 De 2021 – 07:00 P. M.

Salarios, recaudo y pobreza, los males de la informalidad

Estudio del Banco Mundial trata de medir este problema, que supone un tercio del tamaño en economías emergentes y alcanza el 70% del empleo en estas.

PORTAFOLIO

Tal como ha demostrado la crisis, la informalidad ha hecho que el impacto de la pandemia haya sido peor en algunas regiones emergentes como Latinoamérica, pues a la dificultad de extender la ayuda a empresas y personas, se unen otros golpes como los menores salarios, la capacidad de recaudo o la pobreza.

(La informalidad le gana la carrera al empleo formal). 

Por su carácter oculto, medir este fenómeno es complicado, pero un estudio del Banco Mundial encontró que en el mundo emergente, alrededor del 70% de los empleos están en la informalidad, mientras que en cuanto a su participación en las economías, un tercio de la actividad se realiza fuera del control de los Estados.

Ante este panorama, América Latina se encuentra entre los que tienen un mayor aporte de la informalidad en sus PIB, de casi 40%, mientras que no es tan elevado en el empleo, con cifras ligeramente superiores al 30%.

(La sombra de la informalidad). 

Colombia sigue una lógica distinta, pues mientras que la informalidad pesa poco más del 30% en el PIB y está entre los países con menos incidencia, sí se cuenta entre los que peor comportamiento tienen en el aspecto laboral, con alrededor de 50% del empleo, solo por detrás de Bolivia, Honduras y Nicaragua entre las naciones de Latinoamérica.

La pregunta más allá de qué tan grave sea la informalidad, es cuál es el impacto que esta tiene en las economías nacionales, y el reporte del Banco Mundial apunta a varias consecuencias.

Uno de los primeros es el tema de la protección, pues como resalta el informe, estos negocios y personas informales dependen mucho de recursos de familiares y prestamistas en peores condiciones. “El 72% de estas empresas están en el sector servicios, y los trabajadores son predominantemente mujeres, y jóvenes o poco cualificados, lo que hace que si pierden sus trabajos o fuentes de ingreso, no puedan recurrir a la seguridad social”.

Por supuesto, las condiciones socioeconómicas es otro de los principales impactos. Según el reporte, “los países con mayor informalidad tienen menores ingresos per cápita, mayor pobreza, menor desarrollo financiero y un crecimiento más débil de producción, inversión y productividad”.

En este sentido, por ejemplo, los países con más informalidad tienen en promedio solo un cuarto del PIB per cápita que las economías por debajo de la media en este problema (US$10.000 vs. alrededor de US$2.000).

En pobreza, los países con alta informalidad tienen tasas de pobreza cercanas a 20% en promedio, mientras los de baja incidencia no llega al 5%. Y algo similar ocurre con el salario de los trabajadores, pues el estudio apunta a que la no formalidad supone una penalización de al menos 19% entre la diferencia de la remuneración con el empleo formal. La diferencia llega hasta el 50% o 113% en algunas economías.

El acceso al sistema financiero formal es otro de los problemas, pues en los países con mayor informalidad, solo el 19% de empresas pueden acceder a créditos.

Y por complementar lo anterior, a nivel país los efectos también son evidentes en aspectos como el fiscal. El Banco Mundial apunta que las economías por encima del promedio de informalidad reciben de 5% a 12% menos recaudación tributaria que los emergentes con menor incidencia del problema, lo que afecta al gasto, presupuesto y, por ende, al crecimiento del país.

Estos son los cambios normativos en el Soat que debate el Congreso de la República

Cristian Acosta Argote – cacosta@larepublica.com.cojueves, 27 de mayo de 2021

La propuesta ya fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Representantes y se prepara para encarar el mismo trámite legislativo en el Senado

La normativa que regula el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) no se actualiza desde hace más de tres décadas (35 años). Esta realidad podría cambiar este año con el proyecto de ley que ayer se empezó a discutir en el Congreso de la República y plantea varias modificaciones en su operación y funcionamiento.

La propuesta ya fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Representantes y se prepara para encarar el mismo trámite legislativo en el Senado de la República, un tema que es de alta importancia pues de los 16 millones de vehículos que transitan por las calles, alrededor de 7,6 millones (47,5%) evaden el Soat.

Para entender mejor los cambios que trae el articulado, Asuntos Legales habló con Alquileo Medina Arteaga, ponente del proyecto y representante a la Cámara por el departamento del Tolima. “Este proyecto de ley ya fue aprobado en Comisión VI de la Cámara y tiene cuatro puntos fundamentales que buscan, principalmente, beneficiar a la ciudadanía”. Las principales modificaciones son:

Incentivos a los conductores

El primer punto del articulado es una novedad en materia legislativa, pues su objetivo es promover un buen comportamiento frente al volante dando algunos incentivos, como los descuentos. “La ley quiere premiar a los buenos conductores: aquellas personas que no incurran en accidentes recibirán un descuento progresivo en el pago del Soat hasta el quinto año de uso”, afirmó Medina.

En ese sentido, los descuentos funcionarán de la siguiente manera. Habrá una ayuda de 15% en el pago del seguro cuando los ciudadanos no reporten accidentes de tránsito; si en los dos años inmediatamente anteriores no utilizó el seguro, el valor de descuento aumenta a 20%. Luego de tres años sin uso, se incentivará la compra con un descuento de 25%. Asimismo, al cuarto y quinto año: si el conductor no reporta accidentes, podrá acceder a descuentos de 30% y 35%, respectivamente.

Con estos descuentos se busca promover mejores hábitos de manejo cuando se está frente al volante y así reducir el número de accidentes de tránsito.

Drones para mejorar movilidad

Medina aseguró que con la anuencia presidencial del proyecto, lo que significa el último paso a cumplir para que la norma entre en vigencia, el Soat se reestructurará para mejorar la movilidad mediante el uso de drones. “Los choques simples que congestionan las vías serán atendidos de forma inmediata y gratuita. Las autoridades podrán valerse de drones para dictaminar los casos en menos de 20 minutos y descongestionar las vías rápidamente”, dijo.

Además del apoyo aéreo a través de drones, la ley quiere establecer otras herramientas técnicas y tecnológicas como plataformas virtuales y equipos móviles, las cuales servirán para hacer un análisis confiable y recolectar los datos de las causas probables de la colisión y al posible responsables del hecho vial.

Ampliar la cobertura

Esta nueva reglamentación, que busca modificar las disposiciones de la Ley 769 de 2002, propone una ampliación de cobertura del Soat, especialmente de los servicios que presta al ciudadano.

Medina explicó que el articulado extenderá el alcance del seguro para que, sin ningún costo adicional, los daños materiales (latas) de las colisiones simples entre los vehículos también sean cubiertas por el Soat.

Acabar con comisiones excesivas

Una de las propuestas fundamentales del articulado es terminar con las comisiones excesivas, pues según el ponente del proyecto hay miles de intermediarios que venden el seguro bajo altos porcentajes de comisión.
“Queremos acabar con las comisiones desmesuradas porque en el país hay más de 22.000 intermediarios que venden el Soat y muchas de estas empresas captan hasta 25% del valor que pagan lo usuarios para asegurarse”, afirmó Medina.

La iniciativa busca que las aseguradoras reciban 5% del total por la venta, mientras que el 20% restante será destinado a fortalecer los servicios ofrecidos por el seguro, como edificar una mejor atención en materia de salud cuando haya accidentes o buscar una mayor cobertura del servicio para estimular la adquisición del Soat.

Con todas estas mejoras, Medina cree que se puede incentivar una mejora del Soat y así reducir el porcentaje de conductores que no lo adquieren, grupo en el cual destacó a los propietarios de motocicletas.

Medina afirmó que hay tan solo 3,6 millones de motos amparadas con el Soat y que la meta es reducir ese 41% de esos vehículos que no cumple con el requisito de la adquisición del Soat. “Hemos calculado que el total de conductores que obvian la compra del seguro representan una pérdida en recaudación de casi $2 billones”, dijo.

El proyecto de ley también indica que entidades como el Ministerio de Transporte, la Superintendencia Financiera y la Agencia Nacional de Seguridad Vial presentarán ante el Congreso de la República un informe especificando el estado y los avances del país en temas de seguridad vial, además de la evasión en la adquisición del seguro. Este reporte deberá presentarse dentro de los tres primeros meses de cada año.

  • ALQUILEO MEDINA REPRESENTANTE A LA CÁMARA E INTEGRANTE DE CAMBIO RADICAL

“El proyecto no modifica las sanciones. En el país no debe circular ningún carro sin el seguro vigente y no tenerlo significa la retención del vehículo hasta su adquisición”.

  • CAMILO PABÓN ALMANZA SUPERINTENDENTE DE TRANSPORTE

“La Supertransporte acompaña tanto a los empresarios como a los usuarios con el fin de fomentar la legalidad, transparencia y sobre todo la formalidad”.

Adicionalmente, luego de seis meses de promulgada la ley el Gobierno Nacional presentará el plan de acción con relación al Soat.

La incidencia de la pobreza rural habría sido de 46,8% en 2020 según Fedesarrollo

lunes, 24 de mayo de 2021

El centro de pensamiento económico hizo una crítica a la metodología que utilizó el Dane para calcular la pobreza en el campo

Carolina Salazar Sierra

Hace más de dos semanas, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que, en 2020, 42,9% de los colombianos que viven en zonas rurales vivieron en condiciones de pobreza. Sin embargo, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, hizo varias críticas a la metodología que utilizó la entidad de estadística para hacer el cálculo.

Según cifras del centro de pensamiento, la tasa no sería de 42,9% (4,74 millones de personas), sino de 46,8% (5,17 millones de personas) y, en ese sentido, serían 431.565 personas más las que vivieron en condición de pobreza en las zonas rurales el año pasado.

Director de Fedesarrollo advierte sobre errores en la medición de la pobreza rural

De acuerdo con Mejía, pudo haber una serie de errores en la medición de la línea de pobreza monetaria, que es el monto por debajo del cual se considera que una persona vive en condiciones de pobreza, es decir que no le alcanza para cubrir sus necesidades básicas.

Según las cifras del Dane, en 2020 la línea de pobreza monetaria en las zonas rurales fue de $199.828, mientras que en 2019 esta fue de $210.969, lo que significó una reducción de 5,3% en pleno año de la pandemia. De acuerdo con el director de Fedesarrollo, esta reducción no tendría una explicación económica convincente, pues el año pasado la inflación en los hogares pobres llegó a 2,3%.

Una de las grandes críticas a la metodología del Dane fue que se utilizó la inflación de la canasta básica en Inírida, Leticia, Mitú, Puerto Carreño y San José del Guaviare como base para hacer la estadística de toda la población rural del país, cuando en estas ciudades capitales se concentran 140.000 de las 11,8 millones de personas que viven en la ruralidad.

“En esos departamentos hubo una caída de 81% en el costo del agua y de cerca de 98% en el costo de energía. La crítica grande, y por eso creemos que hay un error metodológico, es si lo que pasó en esas cinco ciudades, que tienen 140.000 habitantes que son rurales, es representativo de lo que le pasó a los 11,8 millones de habitantes que están en el resto de los 25 departamentos del territorio nacional. Y la respuesta aparente es no”, explicó Mejía.

Un cálculo preliminar de Fedesarrollo es que la pobreza monetaria en la ruralidad habría sido de 46,8% el año pasado, es decir, habría estado 3,9 puntos porcentuales por encima de lo que reportó el Dane. La pobreza en el total nacional también sería más alta, llegando a 43,1%.

“Si bien lo que encontramos en este cálculo preliminar es que la pobreza se redujo, fue mucho menos de lo que había anunciado el Dane, no se habría cerrado esa brecha urbano rural de pobreza”, anotó Mejía.

Eso sí, tal como lo aseguró en su momento el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, las transferencias monetarias que hizo el Gobierno en la pandemia sí habrían tenido un efecto positivo en la mitigación de la pobreza. De acuerdo con Fedesarrollo, sin las transferencias la incidencia de la pobreza monetaria en la ruralidad habría llegado a 51% el año pasado.

Con este panorama, una de las soluciones que planteó el director de Fedesarrollo es que se recolecte información de una muestra que sea realmente representativa de lo que sucede con la canasta básica de las familias que viven en las zonas rurales del país.

Mejía resaltó que el análisis de Fedesarrollo no pone en duda el profesionalismo ni la capacidad técnica del Dane, sino que la crítica estaría enfocada en un error metodológico.

Lo que dice el Dane

Tras críticas de Fedesarrollo, comité de expertos de pobreza destaca rigurosidad del Dane

Ante la crítica de Fedesarrollo, el Comité de Expertos de Pobreza, que está conformado por representantes de la academia, instituciones nacionales e internacionales y miembros independientes, explicó las razones por las cuales en 2020 disminuyó la línea y la incidencia de la pobreza en la ruralidad.

Un primer elemento para entender la caída es el hecho de que el Dane hizo una actualización metodológica de las líneas de pobreza monetaria. Además, estas evolucionan en el tiempo a partir de los resultados de los deflactores, que se basan en la metodología del Dane del IPC.

“La pandemia trajo retos tremendos que llevan a que uno garantice que las estadísticas se produzcan, se produzcan bien, sean comparables en el tiempo y haya consistencia de todo el sistema estadístico. Yo no puedo empezar a decidir caprichosamente que quiero hacer un ajuste, porque me parece que conviene en una situación sin tener en cuenta de dónde viene la fuente, por ejemplo el IPC”, dijo Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario y miembro del Comité de Expertos de Pobreza.

El comité anotó que los deflactores de las líneas de pobreza se diseñan con canastas definidas para cada dominio geográfico. Sobre los subsidios en los servicios públicos, se explicó que el Dane tomó decisiones técnicas para garantizar consistencia metodológica.

También se reiteró que parte de la disminución de la pobreza monetaria estuvo explicada por el aumento en los ingresos gracias a las ayudas monetarias.

“Afortunadamente tenemos uno de los departamentos de estadística más importantes de América Latina y con una fortaleza institucional que es envidiable, y eso nos permite explicar con tranquilidad esos resultados que se dan en el tema de pobreza rural”, resaltó Sepúlveda.

La solución debe ser generar más empleo formal

sábado, 15 de mayo de 2021

Si los desempleados no fueran más de cuatro millones y los jóvenes tuvieran acceso a más empleos formales, las cosas no se verían tan oscuras en este momento socioeconómico

LR Generar empleo. Es muy fácil decirlo, pero muy difícil hacerlo. Crear puestos de trabajo formales, con todas las condiciones legales de salud, vacaciones, pensiones, riesgos profesionales, cesantías y estabilidad en el tiempo es el objetivo que debe trazarse el Gobierno Nacional, pero para poder lograrlo debe trabajar con el sector productivo que es el mayor empleador en las economías de libre mercado. La ruptura se da cuando el Ejecutivo no tiene puntos de encuentro o de diálogo con los empresarios, los emprendedores, el sistema financiero y las universidades; cuando esas comunidades no hablan entre sí, ni comparten objetivos y el mismo lenguaje ni se desarrolla un clima de oportunidades para todos, las cosas se complican. Problema que crece cuando prolifera y prospera la animadversión o malquerencia por las empresas, por hacer empresa, por emprender y se esparce entre los jóvenes la nociva idea de que son los subsidios gubernamentales los que solucionan la ocupación de las personas.

Hay una población económicamente activa cercana a los 24 millones de personas, es decir todas las personas en capacidad de trabajar, de los cuales hay casi cuatro millones que están buscando trabajo, un elevado 15% de desempleo. Cuando se mira a los jóvenes las cosas son peores, 1,6 millones entre los 14 y 28 sin trabajo y muchos sin formación para el trabajo. El drama de las mujeres jóvenes es mucho más dramático, su tasa de desocupación supera 30%, incluso la tendencia de la inactivación crece sin remedio como una enfermedad social que avanza, decisión personal que condena a las nuevas generaciones a la pobreza y el subdesarrollo crónico. Cuando una sociedad no tiene la expectativa de ocuparse, conseguir una labor remunerada para progresar en su bienestar, toda la sociedad está condenada al fracaso y a tener que vivir del Estado.

Ahora que se avecinan elecciones para el Congreso y la Presidencia, el asunto de debate más importante debe ser la oferta de trabajos formales como una meta nacional. Debe lanzarse una gran campaña nacional por empleos formales que comprometa a los sectores público y privado, vincule a las universidades y se cree una hoja de ruta para la próxima década. La meta mega es que Colombia llegue a 2030 con pleno empleo y para lograrlo se deben comprometer los programas políticos, los empresarios y el Gobierno. Obvio, no puede haber pleno empleo sin un crecimiento económico por encima de 5% de manera constate, y el crecimiento sólo se garantiza con seguridad jurídica, tributaria, orden público y en libre competencia en un mercado dinámico que premie a los innovadores, emprendedores jóvenes y estimule empresarios tradicionales. Un niño solo tiene futuro si sus padres tienen un trabajo formal, estable que le resuelva sus necesidades básicas insatisfechas.

El hilo de las marchas y las protestas en todos los rincones de Colombia tiene que ver con el desempleo, que valga la justificación, se disparó en la pandemia. Bajar el desempleo a tasas de un dígito costará un par de años, pero si hay compromiso de todos, empresas, universidades y el Gobierno, el gran error que se puede cometer en este momento es creer que con subsidios se solucionan las necesidades de las personas; eso solo pasa en países del primer que tienen buscan bienestar, pero no la competitividad.

ECONOMÍA 

Mayo 13 De 2021 – 08:30 P. M.

Ni empleo ni educación, el drama del 27,7% de los jóvenes

Según el Dane, la situación es peor para las mujeres de esa edad. Formación para el trabajo y pertinencia de carreras, entre las ideas de expertos.

MARÍA CAMILA GONZÁLEZ OLARTE

Aunque la pandemia por coronavirus golpeó a todo el país en varios frentes, los jóvenes, en especial mujeres de ese grupo, se han encontrado cada vez con más obstáculos para conseguir un trabajo o acceder a la educación.

(Lea: Decanos de economía ven un panorama nublado para el 2021)

Según el Dane, el 27,7% de los colombianos de esa edad estaban en esa situación entre diciembre de 2020 y febrero de este año.

Ese ingrediente se suma a los múltiples motivos que han llevado a que Colombia complete dos semanas de protestas, por las que en los últimos días el Gobierno ha tenido algunos acercamientos con representantes de los sindicatos, jóvenes, y otros sectores para llegar a acuerdos y parar la ola de violencia, de bloqueos y afectaciones a la economía.
(Lea: La educación como herramienta de transformación y progreso social)

Por eso, cabe apuntar que según el Dane, la tasa de desempleo de las personas de entre 14 y 28 años entre enero y marzo de 2021 cerró en 23,9%, un aumento de 3,4 puntos porcentuales frente al mismo periodo del año pasado.

(Lea: La renta básica, la apuesta central del Comité del paro)

Y el caso de las mujeres es aún más preocupante, pues la tasa de desocupación en dicho periodo para ellas fue de 31,3%, mientras que para los hombres fue de 18,5%.

En cuanto a aquellos que no estudian ni trabajan, las mujeres también lideran ese panorama, pues 38,1% de ellas estaban en ese grupo entre diciembre de 2020 y febrero de 2021, mientras que el 17,4% de los jóvenes hombres estaba en esa situación en ese mismo lapso.

Para Luz Karime Abadía, codirectora del Laboratorio de Economía de la Educación de la U. Javeriana, “el aumento del desempleo en Colombia viene desde el año 2015. Una de las causas posibles es la automatización de muchos procesos en las empresas, lo que hace que se reemplacen trabajadores por máquinas.

Los jóvenes al no tener experiencia son riesgosos y más costosos para las empresas, lo que hace que tengan menos probabilidad de ser contratados, especialmente, aquellos sin educación superior o que no sepan algún oficio. La crisis económica destacada por la pandemia agravó esta situación. Hay jóvenes, especialmente aquellos de bajos recursos, que tienen pocas oportunidades y que no están estudiando ni consiguen empleo”.

Precisamente, si se compara la tasa de desempleo del primer trimestre del 2021 con las que se han registrado desde el 2015, es la más alta desde los últimos cinco años. Según Javier Echeverri, presidente de ManpowerGroup para Colombia, entre los motivos que explican esas dificultades están “la falta de experiencia, el dominio de un segundo idioma y la falta de conocimiento técnico”.

LAS SALIDAS

Ante ese panorama crítico para los jóvenes, que también son parte clave del progreso del país, la pregunta que surge es cuál es el camino que tienen el Gobierno, las empresas y el sector educativo del país para darles más oportunidades a esta población.

De acuerdo con el economista Juan Carlos Guataquí, consultor en temas laborales, más allá de programas gubernamentales como Matrícula cero o Mi primer empleo, de las primeras cosas que tiene que hacer el Ejecutivo es sintonizar la formación de los jóvenes en Colombia para que estén alineadas con las necesidades del mercado laboral.

“Ninguno de esos programas del Gobierno tuvo un componente de pertinencia”.
Por su parte, Abadía señaló que otra de las alternativas es que se generen incentivos a las empresas para que contraten de manera formal jóvenes.

“Además se deben otorgar apoyos e incentivos al emprendimiento y promover el acceso a educación para el trabajo de alta calidad (certificaciones) a los jóvenes que ni estudian ni trabajan en áreas de alta demanda por parte del sector productivo”.

En ese mismo sentido, Maribel Castillo, profesora asociada al departamento de economía de la U. Javeriana de Cali, plantea que “pensar en el mercado laboral y en la educación de los jóvenes permitirá entender parte del descontento que vemos en su participación en las movilizaciones de las últimas semanas. Se deben realizar alianzas público privadas y con la academia para identificar potencialidades en la capacidad productiva de las ciudades y que los jóvenes sean los llamados a esta reactivación”.

Ante esos desafíos que tiene el país de cara a este grupo poblacional, Juan Sebastián Arango, consejero presidencial de la juventud, dijo que “la política tiene que ser integral en términos de emprendimiento, pertinencia, empleadores, empleo juvenil, que son cuarto requisitos para la formulación de las nuevas habilidades de la cuarta de revolución y acompañar de una política de ciclo laboral”.

Arango agregó que el Gobierno ya avanza en un pacto con los jóvenes para superar esos obstáculos, así como en la formulación de una política pública, que ya está plasmada en un documento Conpes, que está en este momento publicado para comentarios.

Asimismo, ayer el presidente Duque sostuvo un encuentro con alcaldes para, de igual manera, impulsar el empleo de jóvenes en los proyectos que se adelantan en los PDET.
“Hay que solucionar unos problemas inmediatos y estructurales. Las medidas que hemos tomado son importantes, pero no son suficientes y ya estamos trabajando para que tengan mayor impacto”, apuntó Arango.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Más de 21 millones de personas viven en la pobreza y 7,4 millones en pobreza extrema

viernes, 30 de abril de 2021

Según el Dane, 3,6 millones de personas ingresaron a la condición de pobreza y 2,78 millones a la condición de pobreza extrema

Carolina Salazar Sierra

Ya ha pasado más de un año desde el inicio de la pandemia del covid-19 y, tal como lo pronosticaban los expertos, las afectaciones sociales y económicas que trajo el virus hicieron que Colombia retrocediera casi una década en la lucha contra la pobreza.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el año pasado 42,5% de la población estuvo en condición de pobreza, es decir, hubo un aumento de 6,8 puntos porcentuales (pps) frente a la cifra de 2019 (35,7%).

En total son más de 21,02 millones de personas las que subsisten con menos de $331.688 mensuales, un monto que, según el Dane, es la línea de pobreza en Colombia.

En 2020, 2,78 millones de personas ingresaron a condición de pobreza extrema

Lo que agrava más la situación es que 7,47 millones de colombianos viven con menos de $145.004 al mes, es decir, viven en condiciones de pobreza extrema y sus ingresos no les alcanzan para consumir las calorías que necesita una persona para tener buenas condiciones de salud.

“La cifra es realmente crítica, está en línea con lo que se esperaba, pero muestra un choque con un costo social tremendo para el país. Tener 21 millones de personas por debajo de la línea de pobreza con un ingreso menor a $360.000 per cápita, realmente muestra una situación crítica que tenemos que atender”, dijo Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario.

Si se observan las cifras de desigualdad también se evidencia un retroceso, pues a nivel nacional el índice de Gini pasó de 0,52 a 0,54, la cifra más alta de todas las mediciones que ha hecho el Dane desde 2012.

Los mayores aportes en materia de pobreza están en las urbes del país. En la capital, por ejemplo, el número de personas que viven en condición de pobreza es de 3,3 millones. Seguido está Antioquia, con un total de 2,32 millones, Valle del Cauca (1,67 millones), Bolívar (1,71 millones), Córdoba (1,092 millones) y Atlántico (1,04 millones).

Sin embargo, por incidencia de pobreza el escalafón es distinto, pues en La Guajira 66,3% de la población vive en condiciones de pobreza, mientras que en Chocó la cifra es de 64,6% y en Magdalena es de 59,8%. En total, hay 13 departamentos que tienen tasas de pobreza por encima del promedio nacional de 42,5%.

Según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, el choque de la pandemia fue urbano en mayor proporción y el aumento en la pobreza en estas zonas del país estaría explicado, entre otras cosas, por las cuarentenas estrictas y las mayores cifras de desempleo.

“Estos ingresos en volumen de población en condición de pobreza monetaria están asociados a los principales centros urbanos agregadores de valor que estuvieron más afectados por las medidas de confinamiento y de contención sanitaria de la enfermedad covid-19, que implicaron una importante reducción de la actividad económica”, explicó Oviedo.

Contrario a lo que sucedió en las zonas urbanas, en las zonas rurales la incidencia de la pobreza monetaria disminuyó pues, mientras que en 2019 47,5% de la población rural vivía en condiciones de pobreza, en 2020 la cifra pasó a ser de 42,9%. Según algunos expertos, este fenómeno está explicado por la focalización de los programas sociales en estas zonas del país.

“El choque grande de la pandemia fue uno urbano, eso en primer lugar, segundo, las ayudas del Estado son un músculo importante en el sector rural, entonces por un lado, las ciudades son las que recibieron el golpe social principal y las ayudas permitieron mejorar esas condiciones del sector rural y no tanto en el sector urbano”, agregó Sepúlveda.

Además, según Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, esta disminución en la incidencia de la pobreza en las zonas rurales también se debe al mejor desempeño del agro en comparación con otros sectores de la economía.

En la desagregación por sexo, 46,7% de las mujeres en Colombia vive en situación de pobreza, mientras que la cifra es de 40,1% en los hombres. La brecha de 6,6 pps está en línea con lo que se ha evidenciado en las cifras de mercado laboral, pues las mujeres han sido las más afectadas en términos de desempleo e inactividad.

“Nosotros perdimos trabajo, aumentamos la inactividad, y tanto en unas como en las otras las mujeres fueron las más afectadas. En términos generales cuando uno ve los indicadores del mercado laboral, la brecha de género aumentó durante la pandemia y esto necesariamente golpea la incidencia de pobreza en aquellos hogares donde la mujer es cabeza de hogar”, anotó Sepúlveda

Aunque las cifras de pobreza devuelven al país casi una década, el director del Dane aseguró que, de no ser por la implementación de los programas sociales ordinarios y extraordinarios del Gobierno, la incidencia de la pobreza hubiera sido de 46,1%, es decir, 1,7 millones de personas más habrían empezado a vivir bajo estas condiciones.

ANALISTAS 14/05/2021

Jóvenes y empleo

Econometría Consultores

MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

La encuesta sobre sentimientos, expectativas y percepciones de los jóvenes sobre el paro nacional realizada hace unos días por el Centro Nacional de Consultoría y CM& muestra que en el primer lugar de los temas más urgentes que el actual gobierno debe resolver se encuentra el empleo para jóvenes, seguido muy de cerca por la diminución de la pobreza. Las cifras corroboran este sentimiento. Mientras en 2020 la tasa de desempleo total alcanzó 15,9%, en la población joven fue mucho más alta, llegando a 24,2%. Casi uno de cada cuatro jóvenes cayó en desempleo. En las 23 ciudades y áreas metropolitanas, el desempleo juvenil fue de 28%, alcanzando niveles funestos en ciudades como Ibagué y Neiva, con tasas de desempleo juvenil de 37,6% y 36,3% respectivamente, y con 12 de las 23 ciudades con desempleo juvenil por encima de 30% y ninguna por debajo de 20%.

El desempleo juvenil enfrenta barreras estructurales. En el 2019, antes de la pandemia, la tasa de desempleo total fue de 10,5%, pero la de los jóvenes alcanzó 17,7%, y para el período 2011-2019 el desempleo juvenil en promedio fue 17,3%. Es decir, la pandemia no creó un problema que no existía; al revés, profundizó un problema que ya era estructural en Colombia. Y esto indica que se debe resolver de manera urgente y estructural.

Esta debacle no se da solo en Colombia. Una encuesta realizada por la Fundación Forge al inicio de la pandemia en Argentina, México, Chile, Perú y Uruguay a cerca de 10.000 jóvenes muestra que aportaron casi el doble de la tasa de despidos, con mayor participación de los jóvenes con menor nivel educativo, y que mientras 76,8% afirma que su principal contención para enfrentar el desempleo la encontró en su familia, solo 9% la encontró en alguna acción del Estado.

Las expectativas sobre el empleo en el futuro también son preocupantes. Para 41% la perspectiva en los próximos seis meses es el desempleo. Otra encuesta a cerca de 6.500 jóvenes en los mismos países realizada al final del año pasado comprobó que las expectativas son bajas, con 61% de los jóvenes avizorando un inicio de contratación lento, y con un desencuentro en el tipo de contratación. El 51% de las empresas ofrecerá contratos full time, mientras solo 34% de las personas jóvenes prefiere esta opción, y 27% de las empresas ofrecerá turnos rotativos, mientras solo 12% de las personas jóvenes busca esta opción.

Un análisis de la OIT identifica otros choques relacionados con el mercado laboral que los jóvenes pueden sufrir de manera desproporcionada por la pandemia, en particular, la interrupción de sus programas educativos o de formación y el descalabro de sus emprendimientos además de la caída de sus ingresos y la perspectiva de enfrentar mayores dificultades para encontrar una ocupación en el futuro. Se puede llegar a efectos persistentes en la “generación del confinamiento”. Un estudio longitudinal en Suecia muestra que los efectos en la salud mental de las personas que sufren episodios de desempleo mayores a seis meses en su juventud pueden extenderse hasta 14 años después con episodios de depresión y ansiedad.

En suma, el país está enfrentando un reto estructural que puede tener efectos a largo plazo sobre los jóvenes. Por esto, es urgente diseñar una política integral para generar empleo para los jóvenes. Entre las políticas aplicadas en varios países para enfrentar el desempleo juvenil se encuentran el apoyo a las empresas de los sectores más afectados proporcionando ayuda tanto a los trabajadores jóvenes como a los empresarios, programas de subsidios salariales que incluyen a los jóvenes, y programas de empleo público dirigidos específicamente a los jóvenes.

Desde la institucionalidad laboral, y en particular los servicios de empleo, asistir a los jóvenes en la búsqueda de empleo y apoyar a los jóvenes emprendedores. Dos políticas muy importantes deben centrarse en la formación para el trabajo garantizando que los sistemas de educación y formación respondan mejor a la demanda del mercado laboral en los sectores y ocupaciones en crecimiento en consonancia con las políticas de recuperación.

En Colombia se han diseñado otras políticas para impulsar el empleo juvenil que pueden revisarse y aumentar su escala y su cobertura. Entre ellas, los programas Jóvenes en Acción y 40.000 primeros empleos, y la ley de Primer Empleo (Ley 1780 de 2016) a la cual se suman las disposiciones tributarias de la Ley 2010 de 2019. Sobre Jóvenes en Acción, la evaluación realizada por Econometría encontró un gran impacto en los jóvenes, pero especialmente en aquellos que contaron con un componente denominado Habilidades para la Vida basado en el desarrollo de competencias blandas. Su probabilidad de emplearse se incrementó en alrededor de 20 puntos porcentuales.

Sobre el programa de 40.000 primeros empleos Econometría encontró en la evaluación de impacto que un tercio de los jóvenes siguió vinculado a su trabajo después del salir del programa. Por su parte, las dos leyes incluyen esquemas de subsidio al empleo de carácter temporal, y la Ley de Primer Empleo tuvo efectos positivos en la formalización laboral. Otra política implementada recientemente busca enfrentar la barrera que enfrentan los jóvenes para ingresar al mercado laboral por su falta de experiencia abriendo la posibilidad de prácticas en el sector público. La evaluación, adaptación de las mejores prácticas y escalamiento de estas políticas pueden ayudar a enfrentar este gran reto.

COLUMNISTA

Es necesaria grandeza

No tenemos almas grandes y mentes brillantes que piensen en Colombia, por encima de sus propios intereses.

María Sol Navia V.

Colombia tiene experiencia de momentos difíciles superados gracias a la grandeza de sus líderes políticos y nacionales. No podemos olvidar que el 9 de abril Carlos y Alberto Lleras, Echandía, Laureano Gómez, y en general los grandes líderes de los dos partidos, apostaron por salvar al país y llegaron a acuerdos con el presidente Ospina, que logró integrar un gabinete de salvación, un frente común institucional, en que los partidos organizados y estructurados, apoyaron el gobierno para restablecer el orden.

Otro ejemplo, más grande aún, fue el gran pacto del Frente Nacional, hecho entre Alberto Lleras y Laureano Gomez, para restaurar la paz en el país, después de la violencia liberal-conservadora y de la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla. En este pacto se establecieron unas reglas de juego para compartir el poder, que logró una gran pacificación del país.

Hoy, sin embargo, no hay esos grandes líderes y estadistas. Los expresidentes han brillado por su ausencia, cuando no contribuyeron, como Cesar Gaviria, a exaltar los ánimos.

Los gremios también ayudaron a encender el fuego, cuando en lugar actuar para buscar mejoras del proyecto procedieron a crear un ambiente de crítica. Y desde luego los líderes de oposición, no solo políticos, que hemos visto azuzando vándalos a bloquear, tirar piedras a las autoridades y particulares, y causar caos multiplicando información sobre errores de la fuerza pública cuando se han excedido, muchas veces defendiendo su vida, o tergiversando la realidad que estamos viviendo los ciudadanos a quienes se nos han violado todos los derechos humanos y los de los miembros de la policía y el Esmad.

Todos vimos como pretendieron quemar vivos a diez policías dentro de un CAI en Bogotá. Los derechos humanos rigen para todos.

Cuando la reforma tributaria fue presentada, indudablemente tuvo un mal manejo político y de comunicación por parte del exministro Carrasquilla e incluso del presidente, pues a pesar de que técnicamente fue reconocida por expertos como bien planteada, el momento social era muy difícil.

Sin embargo, el escenario del congreso era el llamado para un debate civilizado con todas las posibilidades desde hundirla totalmente hasta llegar a acuerdos que corrigieran los excesos, pero permitieran llevar adelante el programa social. Pero se incendió al país, a pesar de que el presidente retiró el proyecto.

Luego de incitar y contribuir al malestar, políticos y sindicatos no han tenido posiciones claras de búsqueda de acuerdos y soluciones viables, no inalcanzables. La gran mayoría de los políticos solo piensan en dar declaraciones agresivas buscando su posicionamiento para las próximas elecciones. Que egoísmo, que falta de grandeza, que miopía llevando al caos al país, con perjuicio para todos incluidos ellos.

No tenemos almas grandes y mentes brillantes que piensen en Colombia, por encima de sus propios intereses, como los ejemplos que nos dieron estadistas que hacen gran falta.

María Sol Navia V
Exministra de Trabajo.

El desempleo juvenil se ubicó en 23,9% y contó con 1,6 millones de personas a marzo

jueves, 13 de mayo de 2021

Desde el trimestre de noviembre de 2020 y enero de 2021 hasta el primer trimestre de este año, la cifra aumentó en 92.000 desempleados

Carolina Salazar Sierra

Una de las principales motivaciones del Paro Nacional tiene que ver con la falta de oportunidades laborales que hay dentro del país para los jóvenes, quienes viven un drama en este aspecto, pues su tasa de desempleo está por encima de 20% hace varios meses, mientras que la tasa nacional ha cedido un poco por debajo de 15%.

La economía está en su peor momento con el desempleo y la pobreza al alza

Precisamente, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló el dato para el primer trimestre de este año y confirmó que hubo 1,6 millones de jóvenes desocupados, con lo que la tasa de desempleo juvenil se ubicó en 23,9%. Además, esto significa que desde el periodo de noviembre del año pasado a enero de este año, hasta el periodo a marzo, hay 92.000 colombianos más en esa condición, pues se pasó de 1.562.000 personas a 1.654.000.

En la desagregación por sexo, en este grupo poblacional la tasa para las mujeres se ubicó en 31,3%, lo que significó un aumento de 4,5 puntos porcentuales frente al mismo trimestre del año pasado. Mientras que en el caso de los hombres la tasa fue de 18,5%, con un aumento de 2,5 puntos porcentuales. Con estas cifras, la brecha de género es de 12,8 puntos.

Al desglosar las cifras del Dane, se contabiliza que el drama es mayor entre las mujeres, dado que entre enero y marzo de este año avanzó a 918.000 personas, a pesar de que, frente al trimestre inmediatamente anterior (diciembre a febrero) se redujo en 15.000 colombianas, aunque, históricamente, desde que inició la pandemia la cifra se ha ubicado sobre 900.000.

Por el lado de los hombres sí se presentó un alza de más de 30.000 desempleados, dado que se contabilizaron 736.000 desocupados a marzo, mientras que en el trimestre pasado hubo 705.000 y antes, entre noviembre y enero, el dato estaba sobre 666.000.

Pese a esto, a los hombres jóvenes a quienes les va mejor a la hora de conseguir trabajo, ya que en el periodo de abril a junio de 2020, el número ascendió hasta 838.000 y luego subió hasta 861.000.

En la cabeceras, entre enero y marzo, se nota más la brecha, ya que las mujeres contabilizaron 808.000 desocupadas, mientras que en el caso de los hombres hubo 658.000. Por le lado de los centros poblados y rural disperso, los hombres desocupados llegaron a 78.000 y en el caso de las mujeres la cifra fue de 110.000, ambos con alzas frente a los meses anteriores.

En su entrega, el Dane identificó cuáles son las dificultades más grandes para los jóvenes desocupados a causa de la pandemia y contó con que 28,7% colombianos perdió su fuente de ingresos, y la misma cifra también señaló que no ha podido ejercer o buscar un trabajo.

Llama la atención que 23,8% del total de los colombianos desocupados respondan que no se le han presentado oportunidades y 13,8% señaló que ha tenido problemas para conseguir alimentos o productos de limpieza.

El panorama por ciudades

El Dane informó que, entre enero y marzo de este año, la tasa de desempleo más alta al ver las 23 ciudades y áreas metropolitanas, la tiene Ibagué, con 32,3% y 22.000 personas desocupadas. Seguido están Riohacha, con 10.000 desocupados y una tasa de 31,1%; Neiva, con 13.000 desocupados y una tasa de 30,7%; y Cúcuta, con 38.000 personas desempleadas y una tasa de 30%.

Por su parte, en la capital del país 410.000 personas estuvieron desempleadas y por lo tanto se registró una tasa de desempleo juvenil de 29,9%.

En Cali, donde se han concentrado las manifestaciones y los actos vandálicos, el dato asciende a 27,2%, con 114.000 personas desocupadas, mientras que en Popayán la cifra llegó a 26,5% y en Pasto, 24,9%.

Las zonas con menor tasa de desocupación para los jóvenes están en la Costa Caribe: Cartagena contó con 22,4%; Barranquilla, con 22,7% y Santa Marta con 24,3%. No obstante, pese a que están a la cola del conteo, revelan una situación dramática, ya que se evidencia que esta tasa de desempleo es superior a 20% para los colombianos entre 14 y 28 años en todas las ciudades.

Las cifras de los ocupados

Por otro lado, durante este mismo periodo 5,2 millones de jóvenes estuvieron ocupados y 5,5 millones estuvieron inactivos.

De acuerdo con las cifras del Dane, la rama de actividad económica que concentró el mayor número de ocupados jóvenes fue la de comercio y reparación de vehículos, con 21,3% del total, seguida de la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (15,6%) y de las industrias manufactureras (11,4%).

Por el contrario, la rama en la que más disminuyó la ocupación fue en la de actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios.

Bogotá concentra a casi 25% de los 1,6 millones de jóvenes que están desempleados

viernes, 14 de mayo de 2021

En el primer trimestre del año, Bogotá registró 409.591 jóvenes de entre 14 y 28 años de edad como desocupados. En el mismo periodo de 2020, esta población fue de 255.739

Esteban Feria

Las cifras de desempleo se dispararon con la llegada de la pandemia. Según el más reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) sobre el mercado laboral de los jóvenes, el desempleo en esta población llegó a 23,9% en el primer trimestre del año, es decir que 1,65 millones de colombianos de entre 14 y 28 años de edad clasificaron como desocupados. De estos jóvenes sin empleo, 409.591 (25%) están en Bogotá.

La capital no solo alberga a la mayoría de jóvenes sin empleo, sino que también registró el mayor aumento desempleo juvenil al comparar los datos de los primeros tres meses de 2021 con los del mismo periodo de 2020. Según las cifras del Dane, la variación fue de 60,16%.

Villavicencio y Medellín completan el top tres de las ciudades en las que más aumentó el desempleo juvenil, pues en la primera el incremento fue de 44,3% y en la segunda, de 37,29%.

Al analizar el desempleo juvenil por género, se encontró que en el primer trimestre, la tasa de desempleo en mujeres jóvenes se ubicó en 31,3%, es decir que se registró un aumento de 4,5 puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2020. Para los hombres jóvenes, la tasa se ubicó en 18,5%, lo que significó un aumento de 2,5 puntos porcentuales.

Para Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral en la Universidad del Rosario, sin duda alguna, la crisis sanitaria y las restricciones para evitar el contagio agudizaron el desempleo entre los jóvenes, quienes con la coyuntura no han podido conseguir un primer empleo ni obtener experiencia laboral.

“La pandemia rediseñó los ámbitos de competencias y habilidades que están en las postulaciones y ofertas de trabajo. Justamente la caída de esas postulaciones se debe a la ausencia de incentivos, que tiene ventajas comparativas para la contratación de esta población vulnerable”, aseguró Jaramillo.

Por el contrario, entre las ciudades en las que disminuyeron el número de desocupados jóvenes están Quibdó, con una reducción de 17,47%; seguido por Florencia, donde el número cayó 10,56%, e Ibagué (-4,19%).

Para completar las cinco ciudades en las que disminuyeron las personas desocupadas también están Pasto (-3,1%) y Valledupar (-2,49%).

Por otro lado, entre enero y marzo de este año, los jóvenes con empleos llegaron a 5,26 millones, es decir que la tasa de empleo juvenil se ubicó en 42%, 1,6 puntos porcentuales por debajo de la del mismo periodo el año pasado.

La rama de actividad económica que concentró el mayor número de jóvenes ocupados en el trimestre fue la de comercio y reparación de vehículos (21%), seguida de actividades de agricultura y ganadería (15%) y, por último, las industrias manufactureras (11%).

El desempleo juvenil y el apoyo al paro

Los analistas consultados señalan que una de las razones más fuertes para que la población joven apoye el paro nacional es la tasa creciente de desempleo, así como la falta de oportunidades laborales, un escenario que empeoró con la pandemia, pero que venía en ascenso desde antes. Según el Dane, más de 1,6 millones de jóvenes desocupados vivieron situaciones difíciles a raíz de la emergencia sanitaria. Cerca de 28% perdió su trabajo entre enero y marzo y otro 19% no ha podido realizar los pagos de sus facturas de servicios o deudas. Además, 13% de ellos tiene problemas para conseguir alimentos.

Los costos de las empresas se incrementan hasta 30% por los bloqueos, según Acopi

miércoles, 12 de mayo de 2021

El último reporte de Fenalco señaló que las pérdidas económicas sobrepasan $880.000 millones en el comercio debido a los cierres generados por el Paro Nacional

Nathalia Morales Arévalo

Consejo Gremial Nacional pide levantar ya los bloqueos y hace un llamado al diálogo

Exportadores de aguacates podrían perder $400 millones por los bloqueos

Tras afrontar un año atípico con la llegada del covid-19, que tuvo repercusiones para los empresarios en sus ventas e incluso que terminó con el cierre definitivo de muchos establecimientos comerciales debido a las cuarentenas, pico y cédula, falta de ayudas e. incluso. cánones de arrendamiento que siguieron corriendo, muchos tenían la esperanza de reactivar su economía y seguir generando empleo en 2021. Sin embargo, la situación este año no ha sido del todo alentadora, pues las nuevas restricciones, sumadas a los bloqueos en el marco del Paro Nacional, siguen frenando su normalización.

Para Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, el sector empresarial y los ciudadanos son los más afectados y actualmente hay un retroceso en los esfuerzos que se estaban adelantando para la recuperación económica.

“Las microempresas son las más vulnerables y ya ha habido una destrucción de las mismas. Una sola semana de bloqueos es significativo para tener dificultades en pérdidas de inventarios, de materias primas, de la logística y los costos se incrementan entre 25 y 30%”, señaló.

Del mismo modo, el presidente de Fenalco Nacional, Jaime Alberto Cabal, señaló que solo en los días de paro y vandalismo se han registrado pérdidas por más de $880.000 millones en el comercio.

A raíz de esto, empresarios de diferentes partes de Colombia, también aseguran presentar problemas, no solo de vandalismo en sus fachadas, plantas o vehículos, sino de desabastecimiento al no recibir los insumos que necesitan para la producción de sus artículos.

Cabe recordar que en el caso de la capital del país, según el más reciente sondeo de la Cámara de Comercio de Bogotá, las empresas que operan a plena capacidad pasaron de 30% en marzo a solo 8% en abril. Además, 316 compañías reportaron pérdidas por $10.818 millones durante los días de paro.

Con este panorama, el presidente de la CCB, Nicolás Uribe destacó que se necesita “el restablecimiento de la calma y la reactivación de la cadena productiva sin restricciones, para garantizar el bienestar de los ciudadanos, para recuperar la economía y así retomar la senda de crecimiento y el restablecimiento de los puestos de trabajo e ingresos de los ciudadanos”.

Asimismo, de continuar con los bloqueos que restringen la actividad comercial, 35% de las empresas cerraría parcialmente y 6% cerraría totalmente.

Sobre uno de los temas que más preocupa a los comerciantes, se destaca que 55% ha visto afectadas sus ventas y 12% de las empresas ha perdido la totalidad de las mismas.

“Además, 26% de las empresas ha tenido pérdidas por daños materiales o de mercancía; 22% no tiene mecanismos de aseguramiento; solo 3% ha activado las pólizas con aseguradoras; y 1% ha usado otros mecanismos de aseguramiento”, señaló Ana María Fergusson, vicepresidenta de articulación público – privada de la CCB.

Cabe mencionar que en abril las expectativas de ventas, producción y pedidos futuros, se tornaron pesimistas, aspectos que se aspira mejoren al finalizar el primer semestre de 2021.

Presidente anuncia gratuidad en matrícula de educación superior para estratos 1, 2 y 3

martes, 11 de mayo de 2021

La medida se adoptaría en el segundo semestre de 2021 y beneficiaría a 97% de los estudiantes de universidades e instituciones públicas

Carolina Salazar Sierra

Este martes el presidente Iván Duque anunció que, junto con el Ministerio de Hacienda, se hizo una reasignación presupuestal para garantizar educación pública universitaria gratuita para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 en el segundo semestre de 2021.

La educación para el futuro

“Esto significa que cerca del 97% de los estudiantes en las universidades e instituciones técnicas y tecnológicas públicas tendrán cubierta su matrícula”, dijo Duque y agregó que “sabemos que la pandemia ha traído muchos efectos negativos en el ingreso de las familias y, por lo tanto, muchas familias expresaron la necesidad de poder tener un mecanismo para ayudar a cubrir los gastos de la educación y la educación técnica y tecnológica pública para nuestros jóvenes”.

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, anotó que la meta es que este beneficio se convierta en una política de Estado para así poder brindar una oportunidad real para los jóvenes del país.

“Por eso, esto será muy importante la construcción de un pacto por la juventud y, también, escuchar a distintos sectores de nuestro país. De esa manera, construimos también un pilar fundamental de equidad en Colombia”, puntualizó la titular de la cartera de Educación.

Haciendo referencia al pronunciamiento, Pedro Arango, vicepresidente de la CUT, anunció en una entrevista radial concedida a RCN radio que no depositan mayor esperanza entorno a este. “Al presidente no se le cree absolutamente nada. Sigue hablando como si nada pasara”, afirmó.

Arango especificó en la entrevista que no cree que el presidente vaya a hacer realidad la medida anunciada, poniendo como comparación algunas de las promesas realizadas por el mandatario durante su campaña antes de posicionarse como presidente de la República.

Finalmente, también anunció que inicia la etapa tres del Plan de Vacunación contra el covid-19, la cual incluirá a maestros, personal del sector educativo como rectores y directivos, miembros del Icbf, entre otros actores. La ministra de Educación mencionó respecto a este punto que la vacuna es el cuidado de los maestros y de la comunidad educativa para el retorno progresivo a las aulas.

Hace 25 años nació Único Interior S.A.S., una empresa que ha logrado posicionar su ropa interior masculina y líneas como swimwear, confortwear y deportivo en centros comerciales de Medellín, Bogotá, Cali, Cartagena, Ibagué y Villavicencio.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia tuvieron una disminución de 5% en sus ventas en comparación con 2019.

“Nos tocó hacer uso excesivo de la creatividad y de la resiliencia. Veníamos ya haciendo grandes inversiones en el canal e-commerce, pero si tuvimos que trabajar mucho en nuevas líneas de productos”, contó el gerente general la compañía, Andrés Delgado.

A estos esfuerzos por intentar sostener su economía y la de sus 175 empleados, llegó un nuevo reto: bloqueos por el Paro Nacional.

“Estamos de acuerdo con que las personas tienen todo el derecho a la protesta pacífica y a ser escuchados por el Gobierno y sabemos que 99% de los marchantes lo han hecho en paz y tranquilidad, pero se presentaron hechos ajenos a las buenas intenciones de las marchas y es aquí donde se ve afectado todo el sistema productivo y social de nuestro país”.

Por esto el empresario agregó que “el sector ya venía presentando un desabastecimiento de materias primas a nivel mundial y por ende aumentó en los precios, pero los cierres de las vías y los constantes paros han hecho que este desabastecimiento aumente y los precios sigan incrementándose. Hoy las materia primas no están llegando, haciendo que la producción se demore o incluso se detenga”, dijo Delgado.

Otra afectación que la empresa considera más grave es la integridad de sus colaboradores, por los riesgos a los que están expuestos y la incertidumbre, por lo que tuvieron que cerraron temporalmente.

En Colombia se crean un total de 93 micronegocios diarios en el comienzo de 2021

lunes, 26 de abril de 2021

Las cifras de creación de nuevas empresas en el país han venido recuperándose desde finales del tercer trimestre del año pasado

Salomón Asmar Soto – sasmar@larepublica.com.co

En Colombia, a pesar de la pandemia del covid-19, los emprendedores no paran, y desde el Gobierno y el sector privado la idea es impulsar más apoyos para quienes crean empresa con el fin de que los nuevos negocios sigan creciendo.

Según cifras del Registro Único Empresarial y Social (Rues), que recoge información de las 57 Cámaras de Comercio del país, entre enero y marzo de 2021 se crearon en el país 96.431 empresas, 9,3% más que en el mismo periodo de 2020, cuando la cifra fue de 88.248 unidades productivas. Del total de empresas nuevas registradas, 75,4% corresponde a personas naturales y 24,6% a sociedades.

“Esta una gran noticia para el país, ya que se consolida un indicador de reactivación de la actividad económica frente a los efectos que ha generado la pandemia y que viene punteando desde el tercer trimestre de 2020”, indicó Julián Domínguez, presidente de Confecámaras.

De acuerdo con el tamaño de la empresa medido por el valor de sus activos, Confecámaras pudo evidenciar que el conjunto de nuevas unidades productivas está conformado principalmente por microempresas (99,6%), seguido por las pequeñas empresas (0,38%) y el restante se encuentra en las medianas y grandes (0,02%). Esto significa que pese a la pandemia y constantes cierres en los primeros tres meses del año se han creado 96.035 micronegocios, es decir 93 empresas por día.

Pliego de peticiones del Comité del Paro tendría un costo aproximado de $81 billones

viernes, 7 de mayo de 2021

LR calculó el costo de las peticiones del Comité Nacional del Paro. Solo el costo de la renta básica sería de $73,9 billones anuales

Carolina Salazar Sierra

Tras más de una semana de manifestaciones, el próximo lunes el Gobierno se reunirá con el Comité Nacional del Paro con el fin de escuchar a la ciudadanía y buscar llegar a consensos para salir de la situación en la que se encuentra el país actualmente.

Fueron siete las peticiones que se incluyeron en el pliego del Comité del Paro. LR calculó que llevar a cabo tres de ellas tendría un costo fiscal aproximado de $81,5 billones, una cifra que es más de cinco veces el recaudo que buscaría el Ministerio de Hacienda con el nuevo articulado de la reforma tributaria ($14 billones).

En primera instancia, uno de los puntos que pide el Comité es que se establezca una renta básica de por lo menos un salario mínimo mensual ($908.526). Asumiendo que esta renta le llegaría a 6,2 millones de hogares en condición de pobreza, pues según cifras del Dane en Colombia hay 21,02 millones de personas en condición de pobreza y el tamaño promedio de los hogares es de 3,1 personas, el costo fiscal mensual de esta medida sería de $6,1 billones, es decir, anualmente esta renta básica le costaría al país $73,93 billones.

De acuerdo con Julio Romero, economista jefe de Corficolombiana, esta medida no sería viable por el monto que se plantea, pues esta tendría un costo fiscal alto teniendo en cuenta la situación actual de las finanzas públicas.

 “El Gobierno en la propuesta anterior había hablado de $80.000 por persona en el hogar con un límite de $360.000. Yo creo que esa realidad aborda algo importante y es que nadie esté en Colombia por debajo de la línea de pobreza. Yo partiría de ese punto, un salario mínimo entraría en discusiones muy complejas”, explicó Romero.

Otra de las peticiones es la de establecer una matrícula cero para los estudiantes de educación superior. Asumiendo que la medida sea solo para los estudiantes en condición de pobreza, LR tomó las estimaciones que hizo el Ministerio de Hacienda en el proyecto de ley de solidaridad sostenible, en el que establecía el uso de $0,8 billones anuales para subsidiar matrículas de educación superior de estudiantes en situación de pobreza o de vulnerabilidad y para fomentar el empleo y la cultura.

Mayo 07 De 2021 – 11:52 A. M.

Así fue el diálogo de la oposición con Duque sobre el paro nacional

Coalición de la Esperanza señaló que su presencia allí no aminora su protesta.

PORTAFOLIO

Minutos antes de que la Coalición de la Esperanza se reuniera con el presidente Iván Duque en el que encuentro que empezó sobre las 8:00 a. m., la colectividad señaló que “su presencia allí no aminora ni suaviza su protesta” y que condena de “manera vigorosa los excesos de la Fuerza Pública”.

En este sentido señaló que en ese diálogo que aceptaron “no hay cálculo político ni interés distinto a contribuir al desarrollo del amplio diálogo”.

“El Presidente debe asumir el liderazgo directo de las Fuerzas Armadas para que cesen los ataques a la población que se ha manifestado de manera pacífica”, sentenció la colectividad de centroizquierda.

Asimismo señalaron que son inaceptables los ataques contra la Fuerza Pública, así como “los excesos en el derecho a la protesta que han causado afectaciones a amplios sectores de la población”.

Entre las propuestas con las que llegó la Coalición de la Esperanza está la renta básica para 6,2 millones de hogares pobres, matrícula cero a universidades públicas y mecanismos urgentes de salvaguardia de los derechos humanos.

“Se necesitan altas dosis de solidaridad y empatía, todos sufrimos en este momento, debemos aunar ese sufrimiento  para que podamos resolver mediante el diálogo las situaciones de injusticia social y desespero que hoy existen”, sentenció.

Y agregó que “debe ser con este comité con el que se tramiten las peticiones del paro, sin perjuicio de que el Gobierno pueda dialogar con otros sectores y personas”.

Aunque esta reunión causó que algunos de la Coalición de la Esperanza estuvieran en contra y se creara una división, el aspirante presidencial Sergio Fajardo confirmó que estará en la reunión con Duque.

Durante la reunión, que se realizó en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño, el presidente Duque los saludó uno a uno y les agradeció la asistencia a cada uno.

Según se pudo conocer el mandatario dijo que esta reunión es muy importante y que más allá de las diferencias este es un espacio para consensos, y que juntos pueden trabajar en hacer mejor las cosas.

El jefe de Estado agregó que todos coinciden en que la protesta pacífica es un derecho constitucional, y que es fundamental rechazar los actos de violencia, vandalismo. Adicionalmente, casos en que haya habido excesos de la Fuerza Pública sentenció que se deben investigar y sancionar y rechazar como país las vías de hecho que afecta el abastecimiento, la llegada de oxígeno, de vacunas, etc.

El Presidente les reiteró que este espacio debe ayudar a salir fortalecidos como Nación. Y que ese espacio de diálogo es una gran oportunidad para lograr consensos.

Las personas que asistieron a esta reunión fueron

Juan Fernando Cristo
Exsenador de la República  Juan Manuel Galán Exsenador de la República
Carlos Andrés Amaya Exgobernador de Boyacá Sergio Fajardo Exgobernador de Antioquia
Humberto de la Calle Exvicepresidente de la República Antonio Sanguino Senador de la República
Iván Marulanda Senador de la República Sandra Liliana Ortiz Senadora de la República
Ángela María Robledo
Representante a la Cámara Jorge Enrique Robledo Senador de la República
Rafael Giovanni Guarín Consejero Presidencial de Seguridad Nacional
Emilio José Archila Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación
María Paula Correa
Jefe de Gabinete de la Presidencia de la República Víctor Muñoz Director del Dapre
Marta Lucía Ramírez
Vicepresidente de la República Daniel Palacios Ministro del Interior
Miguel Antonio Ceballos
Alto Comisionado para la Paz

Tras este diálogo, el mandatario se reunirá con Federico Gutiérrez, Óscar Iván Zuluaga, Enrique Peñalosa, Juan Carlos Echeverry, Mauricio Cárdenas, Juan Carlos Pinzón. Algunos estará de forma presencial y otros virtual. POLÍTICA / EL TIEMPO Síganos en @PoliticaET

Todo diálogo no puede ser pliego de peticiones

viernes, 7 de mayo de 2021

Es incoherente tumbar una tributaria y a un ministro de Hacienda y al mismo tiempo exigir que el Estado saque más dinero para subsidios, inversión social y aumento de salarios

Editorial

Diario La República · Todo diálogo no puede ser pliego de peticiones

Congresistas, rectores, expresidentes, gremios, fundaciones, estudiantes y obviamente el Comité de Paro, le han hecho llegar al Gobierno Nacional sugerencias, ideas y ofrecimientos para ayudar a salir de la crisis. Todo muy loable y bien intencionado, pero hay mucha letra menuda, mensajes subyacentes, intereses ocultos y temas inconvenientes en el trasfondo.

El Gobierno Nacional tiene que sentarse a dialogar, debe abrir las puertas y las ventanas de la Casa de Nariño y convocar a todos los actores sociales para salir de este tormentoso momento político y social, que como una maldición se ha juntado con el epílogo mundial de la pandemia, pues mientras Colombia se hunde en la crisis, los demás países empiezan a declarar la normalidad.

No se puede llorar sobre leche derramada y repetirle al Gobierno Nacional que debió haber actuado como lo hicieron Biden en Estados Unidos, Netanyahu en Israel y Piñera en Chile, líderes que hicieron prospectiva en diciembre pasado y vieron que en la efectividad de sus planes de vacunación había una gran oportunidad gubernamental que enderezaría sus administraciones. Biden en menos de 100 días borró del mapa a Trump; Netanyahu pudo enderezar su nuevo gobierno y Piñera les devolvió el orgullo a los chilenos en medio de un cambio de su carta magna.

Los opositores a la administración de Duque, sumados a los cálculos políticos de los congresistas y de los directores de los partidos, fueron más listos y menos responsables con el país y se han montado en las protestas dejando solo al Ejecutivo en medio de los problemas que representa una coyuntura sanitaria, económica y social de graves consecuencias. Ahora, no hay más camino que trabajar con lo que hay y mirar con respeto todas y cada una de las propuestas de ayuda para salir de la crisis, pero antes de dar cualquier paso hay que medir bien las consecuencias políticas y macroeconómicas.

Es imperativo abrir todos los canales de diálogo sin que estos impliquen más cargas al erario público. No se puede entender que los mismos que rechazaron la reforma tributaria y forzaron la salida del ministro de Hacienda, ahora pidan dinero público para subsidios, inversión social, obras de infraestructura y hasta un salario mínimo como renta básica para más de 21 millones de colombianos sumidos en la pobreza, cifra que se puede flexibilizar expresándola en familias, unos siete millones en estado de pobreza, lo que en solitario tendría un costo anual superior a $80 billones.

Hay que mirar con tranquilidad y responsabilidad cifras como esta: al corte de febrero, 3.594.177 personas declararon renta y de esos, solo 1.635.578 pagaron un impuesto superior a cero; ahí automáticamente se entiende que es imperativo no solo subir de esos 3,6 millones de colombianos declarantes, sino más aún que sean más de esos 1,6 millones los que contribuyen a las arcas nacionales para que haya recursos que puedan financiar todo lo que los manifestantes piden o reclaman.

Por ahora, hay que tratar que los abundantes pliegos de peticiones y recomendaciones espontáneas, se distancien de onerosos compromisos presupuestales, pues mientras no haya una verdadera reforma tributaria estructural no se pueden comprometer gastos con cuenta de cobro a unos impuestos que no crecen ni se multiplican porque no hay crecimiento económico.

El año pasado, hubo más de 2,18 millones de personas que salieron de la clase media

viernes, 7 de mayo de 2021

Los sectores construcción, hotelería y transporte concentran el mayor número de trabajadores que se encuentran en situación de pobreza Rubén Darío Ocampo Camargo

Inflación de abril llegó a 0,59% y fue la más alta de los últimos cinco años según Dane

El director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo, dio a conocer que durante 2020 no solo aumentó la incidencia de la pobreza monetaria en Colombia, sino que se registró una disminución de la clase media. Esta movilidad social es resultado del impacto que tuvo la pandemia en los ingresos de las personas.

El Dane reveló que, entre 2019 y 2020, el país pasó de tener 30,1% de su población en clase media a 25,4% en esta caracterización. Una caída de 4,7 puntos porcentuales.

“Lo que nos permite tener una diferencia de 2,18 millones de personas menos en situación de clase media”, señaló Oviedo durante su presentación.

En marzo hubo 3,4 millones de personas desempleadas según cifras del Dane

La entidad también dio a conocer que en Bucaramanga, Villavicencio, Cali, Ibagué y Bogotá se registró una reducción en la población en clase media.

Vale la pena mencionar que la clasificación está basada en la división de clases sociales según el ingreso per cápita de cada ciudadano. En este se establece que si una persona tiene un ingreso de entre $0 y $331.668 después de haber distribuido el valor de los ingresos mensuales que recibió su hogar de manera equitativa, está en pobreza monetaria.

Si una persona recibe ingresos de entre $331.668 y $653.781 está en condición vulnerable, mientras que si una persona gana entre $653.000 y $3,52 millones se ubica en clase media. Por último, si una persona percibe $3,52 millones o más está en clase alta.

“Estamos organizando a los hogares en términos de ingresos, no es una aproximación antropológica ni cultural, son medidas estandarizadas en el contexto estadístico internacional según los recursos que entran a una alcancía, representando los ingresos de un hogar repartidos equitativamente entre todos los miembros que lo componen”, explicó Oviedo.

Por otro lado, el informe también dio a conocer que 3,5 millones de ciudadanos pasaron de estar en una condición vulnerable a incidir en pobreza monetaria. Colombia pasó de tener 17.47 millones de personas en la pobreza en 2019 a 21 millones de ciudadanos en esta condición para el cierre de 2020. Mientras que en 2019 eran 15,67 millones las personas en condición de vulnerabilidad, el Dane reveló que en 2020 ese número disminuyó a 15 millones. La explicación es que esas cerca de 668.000 personas menos pasaron a condición de pobreza monetaria.

Los cuatro pecados de Duque

Ana María García Osorio

Maestría en administración pública en desarrollo internacional

MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

 

La Reforma Tributaria fue el florero de Llorente para un pueblo que ya estaba inmerso en descontento y pobreza. Hoy quiero llamar la atención a los cuatro pecados del manejo político de la reforma de Duque y su potencial salvación.

1. No hay pecado más grande que el abuso infame de la fuerza pública que está imperando en Colombia. El hecho de que las Naciones Unidas y la Unión Europea estén llamando la atención frente a la situación en Colombia que ha dejado por lo menos 19 muertos, 86 desaparecidos y 846 heridos es indignante. Más indignante aún es que el Ministerio de Defensa se esté escudando bajo la premisa que “nadie ha dado la orden de disparar”. Señor presidente, aduéñese de la situación, pida disculpas y dé la orden inmediata de suspender el uso de fuerza letal en las manifestaciones.

2. La reforma tenía grandes méritos técnicos de una urgente reestructuración fiscal en Colombia y de una ambiciosa agenda social. Esto nunca se comunicó adecuadamente. Es curioso que un presidente que tiene una franja televisiva diaria tenga tan mala comunicación de algo tan fundamental. La reforma era necesaria para que el país no quedara reportado en el Datacrédito internacional como acertadamente ilustró el humorista, La Liendra. Tal vez, el presidente podría contratarlo como Asesor de Comunicaciones, seguramente haría un mejor trabajo que cualquier asesor actual. La carencia de claridad fue el caldo de cultivo perfecto para la desinformación y mentiras que pulularon en las redes sociales.

3. El pueblo le está cobrando al gobierno su carencia de empatía. Esto puede ser visto en el rechazo generado cuando el ex-Ministro Carrasquilla demostró no tener claridad del valor de una docena de huevos. Existe la sensación de que el gobierno legisla desde El Olimpo. El gobierno debió haber demostrado que se iba a “apretar el cinturón”. Esto se hubiera podido lograr con recortes a gastos de representación del Ejecutivo y congelación de salarios. Es claro que esto puede no representar una diferencia significativa en el hueco fiscal, pero por lo menos le demuestra al pueblo que los gobernantes también se “meten la mano al bolsillo”. Demuestra que todos estamos afectados por la situación y que solo saldremos de la crisis juntos.

4. Después del retiro del proyecto el gobierno desperdició la oportunidad de generar consenso nacional y de oír a la población. La decisión del presidente de excluir de la mesa a los partidos de la oposición y a los líderes del paro demuestra de nuevo la desconexión que existe entre el pueblo y el gobierno. Esto repite el error del proyecto de ley original porque sigue pareciendo que la Reforma Tributaria se hace a puerta cerrada excluyendo voces.

La potencial salvación de Duque está en el rumbo impuesto por el nuevo Ministro de Hacienda, José Restrepo, quien en su primer día ha hecho declaraciones que demuestran su voluntad de reunirse con los manifestantes y de suspender compras innecesarias como aviones de guerra. Ojalá que Restrepo haya entendido la necesidad de bajar del Olimpo y gobernar oyendo al pueblo. Ojalá que este nuevo rumbo nos lleve a reconciliarnos, a detener la barbarie y la violencia. Colombia lo necesita.

Ocho programas lanzados por Cámaras de Comercio que buscan apoyar la reactivación

lunes, 26 de abril de 2021

Los beneficios y programas que ofrecen las cámaras de comercio del país lograron asesorar en modalidad virtual a cerca de 323.868 emprendedores en 2020

Esteban Feria

En Colombia las cifras de emprendedores van en aumento y aunque el ultimo año ha representado un desafío para los pequeños negocios, las diferentes cámaras de comercio del país han venido adelantando varios proyectos para apoyar a las MiPyme, pues en el primer bimestre, solo en Bogotá, el número de establecimientos registrados cayó cerca de 14%, lo que significó el cierre de cerca de 1.413 negocios en la ciudad a causa de la pandemia.

‘Juntos reactivando la actividad empresarial’ es uno de los proyectos con los que cuenta por ejemplo la Cámara de Comercio de Bogotá, y busca brindar asesorías, talleres y herramientas que permitirán a empresarios potenciar la eficiencia y productividad en sus negocios.

Bazzarbog es otro de los proyectos adelantados por la CCB. Para aquellos que quieran incursionar en el comercio electrónico este programa también funciona como vitrina digital de la entidad, conectando a emprendedores con clientes potenciales, ofreciendo un portafolio de más de 1.000 empresas, divididas en 18 categorías entre las que se encuentran productos de artesanías, bisutería y gastronomía.

Confianza, reactivación y acceso (Crear) también hace parte de los servicios y es especialmente creado para las pequeñas empresas que necesitan liquidez, brindando los conocimientos y la orientación necesarios para acceder a créditos en el sistema financiero.

Uno de los programas dirigidos específicamente para el sector textil y de modas es ‘Bogotá Región MÁS Moda Digital’, que busca cerca de 300 micro y pequeñas empresas de los sectores de confecciones, modas o textiles, para intervenir a profundidad y lograr un fuerte acompañamiento y desarrollo en temas como estrategia de identidad de marca, e-commerce, marketing digital y migración a canales digitales.

El ‘Termómetro de reactivación’ es el proyecto más reciente de la CCB, y aunque no participa de forma directa con algunas empresas, proporciona una herramienta web que contiene siete indicadores y 24 variables de la dinámica empresarial, el comportamiento de la economía y de la evolución de la pandemia, que les permitirá a los inversionistas y empresarios de diferentes sectores, hacer un seguimiento a los principales resultados económicos y crear los planes de su empresa.

Proyectos a nivel nacional

Cámaras adscritas a otras ciudades también han adelantado proyectos para fortalecer a pequeños empresarios, como por ejemplo la Cámara de Comercio de Medellín, que diseñó un programa para emprendedores basado en el e-factoring, un modelo de financiación digital en el que un inversionista podrá pagar y desembolsar de inmediato las facturas electrónicas que genera un empresario, que son recaudadas de 30, 60 a 90 días, permitiendo realizar negocios mucho más confiables.

“El e-factoring es un modelo de financiación confiable en la medida que tiene bases legales, como la Ley 1231 de 2008 y el Decreto 1154 de 2020, que convirtieron a la factura electrónica en un título valor con respaldo en sistemas electrónicos”, comentó Erick Rincón, presidente de la Alianza Fintech.

En Bucaramanga uno de los proyectos que adelanta la Cámara de Comercio de la región es el programa S-innova, un centro de emprendimiento e innovación que hace parte de la red CEmprende, y que busca facilitar una conexión entre la academia, los emprendedores, la empresa privada y el estado, dinamizando el desarrollo tecnológico en ideas de negocio.

Otro de los proyectos que tiene en marcha esta entidad son las Comunidades empresariales, una estrategia que brinda una amplia oferta de servicios y herramientas específicas para los microempresarios de la región.

Este programa se enfoca en los sectores priorizados por la Cámara de Comercio, entre los que se encuentran restaurantes, industria de alimentos, moda, publicidad, belleza, ferreterías, industrias creativas y alojamiento, hospedaje y hoteles.

Las empresas postuladas en diferentes proyectos tendrán la garantía de contar con información de primera mano para comenzar una eventual reactivación empresarial.

La XVII Feria de Jóvenes Empresarios busca ser una nueva vitrina de productos

El evento, que apoya a emprendedores entre 18 y 36 años, tiene como propósito lograr que las empresas con ofertas de valor diferenciales, tengan una vitrina donde exhibirse, además de tener la oportunidad de relacionarse con sus clientes y compradores con un contacto mucho más efectivo. Esta convocatoria tiene como fecha límite el 3 de mayo y se llevará a cabo en el marco de la cuarta edición del GoFest, Festival del Emprendimiento de Bogotá, que se realizará del 18 al 20 de agosto, a través de un formato híbrido.

Herramientas para que empresarios en el país salgan de la crisis creada por el covid-19

lunes, 26 de abril de 2021

En el país todavía hay cupos disponibles para pyme que requieran créditos, capacitaciones para el entorno digital, entre otros

Salomón Asmar Soto – sasmar@larepublica.com.co

A lo largo de la crisis económica generada por la pandemia del covid-19, diferentes entidades bancarias, gubernamentales y fundaciones han prestado su apoyo a las pequeñas y medianas empresas del país, entre las más afectadas por las restricciones y los confinamientos buscando contener el virus.

Para financiar su operación, pago de nómina, arriendo, entre otros, estos beneficios económicos han tenido como objetivo reactivar este sector empresarial, que solo en enero vio una reducción en las ventas de 67%, según registró la encuesta de reactivación productiva de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB).

El informe también mostró que para 44% de las empresas la pérdida fue superior a 50% de sus ventas; 15%, entre 41% y 50%; un 16%, entre 31% y 40%; y para 26% hubo una caída entre 1% y 30%.

Por eso, diferentes iniciativas y alianzas han abierto cupos para los empresarios que atraviesan el proceso de reactivación.

Una de ellas es la que lanzaron Bancolombia y Facebook, que se trazaron como objetivo ofrecer entrenamientos en marketing digital del programa “Impulsa con Facebook” a 1,9 millones de Pyme en Colombia, y así ayudarles a impulsar la visibilidad de sus productos y/o servicios en el ecosistema digital, impactando así sus ventas y apoyando su crecimiento.

Esta iniciativa, indicaron desde Bancolombia, complementa la apuesta del banco por las Pyme, a las que recientemente destinó una línea de crédito por $13,5 billones para su recuperación, de la cual ya ha desembolsado en el primer mes más de $882.699 millones, impactando a más de 10.797 clientes de pequeñas y medianas empresas.

“Las Pyme son la columna vertebral de nuestras economías; apoyarlas es indispensable de cara a la recuperación. Hoy más de 200 millones de ellas utilizan Facebook, Instagram, Messenger o WhatsApp cada mes en el mundo para llegar a sus clientes, vender y crecer. Es por esto que este esfuerzo de la mano de Bancolombia nos entusiasma, ya que juntos buscamos equipar a más Pyme colombianas con herramientas digitales que les ayuden a fortalecer su presencia digital e impulsar ventas”, señaló Juan Pablo Consuegra, director de Facebook para la Región Andina.

Para este programa de apoyo a los empresarios, en el que también podrán conectarse a plataformas como Teams, la compañía Claro anunció que 700.000 líneas móviles de clientes Pyme ya cuentan con más datos en sus planes por el mismo valor contratado.

En Bogotá, desde la Secretaría de Desarrollo Económico, en alianza con el Fondo Nacional de Garantías (FNA) siguen vigentes créditos para los trabajadores independientes de la ciudad, a través del programa ‘Unidos por Bogotá’.

Según la información entregada por la Alcaldía, los trabajadores independientes todavía pueden solicitar estos créditos a través de su entidad bancaria, los cuales tienen una comisión de garantía cubierta en 95%, es decir, que el deudor solo asumirá el 5% restante.

Además, los beneficiados pueden tener o no establecimiento de comercio y no se les exigirá el requisito de pago de parafiscales para poder acceder al crédito.

En total son $1.670 millones en recursos de la Alcaldía de Bogotá, que apalancarán $35.143 millones en créditos, permitiendo que los trabajadores independientes de la capital cuenten con la posibilidad continuar con sus actividades.

“El objetivo es generar herramientas y recursos para consolidar el camino de la reactivación y, sin duda, los trabajadores independientes son una fuerza laboral y productiva muy importante para la economía”, indicó la secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, Carolina Durán.

Mayo 06 De 2021 – 08:00 P. M.

Pandemia expulsó 2,5 millones de personas de la clase media

Dane reportó que esta categoría de ingresos pasó de 30,1% de la población a 25,4% en 2020. Incrementó cantidad de ciudadanos en condición de pobreza.

PORTAFOLIO

Para complementar los datos de pobreza monetaria de 2020 que reveló el Dane la semana pasada, la entidad estadística entregó ayer el reporte que analiza también las clases sociales.

(Durante 2020, 3,5 millones de personas entraron a la pobreza). 

Según el informe, el año pasado la proporción de la población catalogada como pobre aumentó, mientras que la clase media se contrajo, de 14,7 millones de personas en 2019 a 12,5 millones en 2020, lo que implica que 2,5 millones de colombianos salieron de esta categoría, por un deterioro en sus ingresos.

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, explicó que, a diferencia de los pobres, el año pasado se experimentó un “choque en ingresos que generó un retroceso en los otros grupos de ingreso”, los vulnerables, la clase media y la clase alta.

(Por pandemia, la pobreza monetaria en Colombia subió a 42,5% en 2020). 


Mientras que en 2019 el 32% de la población en el territorio nacional se contaba dentro de la clasificación de ingresos de vulnerabilidad, en 2020 tuvimos una reducción de 1,6 puntos porcentuales, llegando a una participación de 30,4% en el conjunto del país.

Esto implica que se pasó de 15,6 millones a 15,0 millones de vulnerables, y que 659.000 personas dejaron de ser catalogadas como tal por su nivel de ingreso per cápita, y pasaron a ser distinguidas como pobres.

En el caso de la clase media, que en 2019 representaba el 30,1%, el año pasado llegó a ser el 25,4% de los colombianos, mientras que el segmento ‘alto’ que equivalía en 2019 a 2,2% de la población, el año pasado llegó a representar solo 1,7%.

“El impacto más importante lo estamos viendo sobre la fracción de población de clase media. Si bien el país observaba al 30,1% de su población en la clase media por la distribución de ingresos de 2019, estamos viendo una reducción en este caso de 4,6 puntos porcentuales de peso de este grupo en el país”, mencionó Oviedo.

Esto implica que durante 2020 el país se empobreció, pues a nivel nacional se pasó de 17,4 millones en condición de pobreza, que durante el año anterior estaban en otros grupos de ingreso per cápita, a 21,0 millones, un aumento de 3,5 millones de personas.

LAS CLASES SOCIALES 

Pero, ¿qué implica ser pobre, vulnerable, clase media o clase alta en Colombia? El Dane realizó una actualización metodológica para la presentación de este reporte, que permite medir estas categorías, y clasifica a los hogares según un estándar internacional de ingresos per cápita.

Para Colombia, los pobres se definen como aquellos con un ingreso per cápita inferior a la línea de pobreza monetaria, que para 2020 se fijo en $331.688; los vulnerables son aquellas personas dentro de los hogares con ingreso per cápita entre la línea de pobreza y $653.781 mensuales.

Asimismo, la clase media la componen aquellos que tienen un ingreso per cápita entre $653.781 y $3,52 millones al mes, mientras que la clase alta está conformada por personas cuyo ingreso per cápita supera los $3,52 millones mensuales.

Vale la pena aclarar que el ingreso per cápita no es lo mismo al salario, sino el ingreso total percibido por cada hogar, dividido por su número de integrantes de forma proporcional.

Así, un hogar compuesto por cuatro personas, en el que dos de ellas reciben mensualmente $2 millones ($4 millones en total), y dos no perciben ingresos, tiene un ingreso per cápita de $500.000 por cada integrante, lo que implica que están en condición vulnerable; por el contrario un hogar de dos personas, cada una con un ingreso de $1,5 millones, estaría conformado por dos personas clase media.
Según el director el Dane, al considerar esta clasificación, “80% de la clase media tiene ingresos per cápita por debajo de $983.000”.

Otro elemento que destacó Oviedo es que los nuevos datos de incidencia de la pobreza representan también un retroceso de casi una década en cifras, pues nos ubica en valores cercanos a los que se tenían en 2010, y que venían recuperándose en los últimos años.

Para Roberto Angulo, socio y fundador de la firma Inclusión, “no solo nos devolvimos una década en pobreza, sino también en la conformación de la clase media, uno de los mayores logros para Colombia y América Latina en la década de los 2000”.

Según Angulo, “se confirma un proceso de movilidad descendente producto de la crisis, y una transferencia descendente en toda la sociedad, a partir de la clase media”, y que el reto, por ende, está en el sistema de seguridad social y los mecanismos de aseguramiento de ese segmento, y no solo de los pobres y los vulnerables.

LOS QUINTILES DE INGRESO

El Dane también presentó un análisis por quintiles, mecanismo que divide a la población en cinco grupos según sus ingresos percibidos. Según este apartado, si bien en los cinco grupos se vio una disminución del ingreso durante 2020, la caída real per cápita del quintil 1 (el más bajo) fue de 24,6% mientras que la caída en el quintil 5, el de mayores ingresos en el país, fue de 10,1%.

“A todos nos fue mal, pero a los menos favorecidos les fue peor, con una contracción 2,5 veces más grande en el ingreso en comparación con las personas más favorecidas”, indicó Oviedo, quien explicó que los ingresos laborales fueron los que impulsaron esta baja en todos los niveles.

Sin embargo, la brecha se acrecentó más en las urbes, donde más se han perdido empleos por la pandemia, pues en las 23 principales ciudades se ve una reducción de 45,4% del ingreso real per cápita. En Bucaramanga, la caída de los ingresos en el quintil más bajo fue de 55%, en Ibagué de 50,9%, en Bogotá de 50,3% y en Cali de 50,1%.

Laura Lucía Becerra Elejalde
En Twitter: @LauraB_Elejalde

EDITORIAL. la republica

El momento más complejo de una economía débil

martes, 4 de mayo de 2021

El dinero no alcanza para cubrir las necesidades de millones de colombianos que cayeron en la pobreza durante la pandemia, menos aún para avanzar en inversión social

La metamorfosis del momento más crítico de la economía colombiana comenzó con una bien intencionada acción de política pública fiscal, la propuesta de una ambiciosa reforma tributaria en medio de la pandemia, que mutó en protesta social transformada en vandalismo, lo que obligó al Gobierno Nacional a retirar el proyecto de ley desautorizando al Ministerio de Hacienda, que no tuvo más camino que renunciar en pleno.

Nunca antes en la historia reciente había ocurrido que el jefe de la economía, sus dos ministros y los inmediatos colaboradores se fueran por diferencias con una decisión del Ejecutivo. No era para menos, pero la renuncia no solo obliga a recomponer el cuadro de los generales de la economía, sino a repensar de dónde va a sacar dinero el Gobierno Nacional para atender los jinetes de una crisis económica de larga duración. Más de 21 millones de pobres, siete de ellos en pobreza extrema. Cerca de cuatro millones de desempleados y una tasa de desocupación joven que promedia 27% en las 13 principales capitales.

Una lenta recuperación del crecimiento que al final de cuarto mes del año no llega a terreno positivo manteniendo la recesión. Una deuda externa galopante que puede subir hasta 65% del PIB. Pero lo más grave del asunto es la caída de la tributaria, la no ejecución de reformas pendientes en lo pensional y laboral y los constantes cambios de reglas de juego para los inversionistas; todo esto ha hecho que las firmas calificadoras de riesgo y la banca multilateral posen sus ojos sobre el país y amenacen en revisar la calificación crediticia y quizá hacerle perder el grado de inversión. La situación económica es la más mala de la historia reciente y no solo requiere sensatez, responsabilidad y solidaridad, se necesita urgente liderazgo integral que permita construir una hoja de ruta nacional que brinde confianza hasta las próximas elecciones al Congreso y la Presidencia.

El Gobierno Nacional no solo ha sacrificado una reforma tributaria necesaria, pero mal planteada y en mal momento, sino también que entregará la cabeza del ministro más cualificado de su gabinete, Alberto Carrasquilla, un par de acciones que en medio del agite político por el que transita el país, ser insuficientes ante la voracidad de los caciques políticos regionales, los expresidentes duros de jubilar y la agitación social aupada por ideas populistas que se convierten en un cóctel de mal pronóstico a corto plazo.

Es un momento de grandeza, de concertación, de consenso y de construcción nacional y para ello se necesita abrir las puertas y ventanas de la Casa de Nariño y escuchar nuevas ideas, incluso de los mismos ministros y funcionarios, que han ido perdiendo protagonismo con el paso de los meses. Vivimos una época de cambio que se desprende de la pandemia; la gente necesita ver, oír y leer sobre los nuevos liderazgos máxime cuando se avecinan unas cruciales elecciones que determinarán el rumbo del país ad portas de la tercera década del siglo XXI.

Hay que hacer de esta crisis una oportunidad, que quizá sea un nuevo amanecer. La gente está cansada del encierro, la incertidumbre, la crisis sanitaria, la demora en las vacunas, pero sobre todo de la falta de liderazgo nacional, factores que sumado siembran la desesperanza que se respira en estos momentos. Nunca es tarde para volver a comenzar y barajar de nuevo el juego.

Mayo 06 De 2021 – 07:58 A. M.

Radiografía de la crisis económica por la pandemia en Latinoamérica

En la región más desigual del mundo 22 millones de personas engrosaron las filas de la pobreza entre 2019 y 2020.

BLOOMBERG

La pandemia de covid-19 ha provocado una ola de pobreza en toda América Latina, profundizando las caídas que comenzaron en la última década y consignando a millones a vidas de privación.

(Lea: Más hambre y pobreza en América Latina tras el coronavirus)

En la región más desigual del mundo, 22 millones de personas, el equivalente a la población del estado de Nueva York, engrosaron las filas de la pobreza entre 2019 y 2020, sin poder satisfacer sus necesidades básicas.

(Lea: Desigualdad 4.0: a cerrar la brecha digital) En total, cerca de un tercio de los aproximadamente 600 millones de habitantes de América Latina viven en la pobreza, o lo que las Naciones Unidas define como pobreza extrema: subsistir con menos de US$1,90 al día.

(Lea: Por qué América Latina invierte tan poco en innovación)

Ante la escasez de vacunas y camas de hospital, América Latina se ha visto especialmente afectada debido a la intensidad de la pandemia y la profundidad de su recesión, la peor en dos siglos.

La región representa alrededor del 30% de las muertes por covid-19 en el mundo, a pesar de tener solo el 8% de su población.

Su economía se contrajo un 7% el año pasado, más del doble del declive de cualquier otra región.

La crisis está deformando a las sociedades a todo nivel. Una enorme biblioteca y centro cultural de Río de Janeiro se ha convertido en un descontrolado y abarrotado comedor popular.

En Bogota, músicos desocupados tocan serenatas a los ricos, quienes les lanzan bolsas con billetes pequeños con una o dos monedas como lastre desde los balcones de lujosos apartamentos.

En Ciudad de México, incluso los abogados recurren a las casas de empeño. Los trabajadores que habían alcanzado una débil estabilidad se encuentran desempleados.

Las personas que trabajan en el amplio sector informal han visto como se han interrumpido las redes tradicionales de empleo casual.

Para los mas desafortunados, la vida se ha reducido a una constante búsqueda de alimentos. En la calle Monte de Piedad de Ciudad de México, la abogada Juliana Ortega Aguilar, de 36 años, esperaba frente a la institución benéfica que da nombre a la calle.

Esta institución centenaria se fundó para entregar prestamos asequibles. En el interior, la madre de Ortega empeñaba joyas; el bufete jurídico donde trabaja su marido cerró en medio de la pandemia. Ortega dijo que llegan pocos casos a su propio escritorio.

“Somos una casa de abogados, pero no hay trabajo”, dijo Ortega. “Todos tenemos que pagar la renta o la casa, la luz, y los niños comen y se enferman, aunque no vayan a la escuela”.

En toda la región, las personas que alcanzaron la vida de clase media están tratando de aferrarse a ella.

Después de años de alquilar en La Plata, Argentina, Romina Bravo, de 44 años, y su marido compraron en 2017 una casa de tres habitaciones donde han crecido Benicio, de 7 años, y Valentino, de 14.

Firmaron una hipoteca promovida por el Gobierno con pagos vinculados a la inflación, que se suponía que iba a bajar. En cambio, se disparó debido a la falta de confianza en el peso y al fracaso de los controles de precios del Gobierno. Bravo perdió su trabajo en el banco donde estuvo por 22 años justo antes de la pandemia, y en su nuevo puesto como administradora judicial gana el equivalente a aproximadamente US$320 al mes, una fracción de su salario anterior. Acaba de expirar la congelación del pago de la hipoteca. Bravo puso la casa en venta en marzo.

“O como o pago”, dijo Bravo. “Espero que me ayuden. Si no, seré la próxima desalojada”.

América Latina había avanzado mucho en las ultimas décadas. En 2019, la mitad de su población en edad universitaria estaba matriculada en algún tipo de educación superior, frente al 23% en 2000, según la Unesco.

La clase media creció a 46 millones de hogares en 2018, frente a los 33 millones de una década antes, según estimaciones de Euromonitor.

Muchos países lograron eliminar la inflación descontrolada. La estabilidad de las políticas y las divisas allanó el camino para la inversión extranjera y el crecimiento del empleo.

Brasil fue la sede de los Juegos Olímpicos; Argentina celebró la Cumbre del G20; el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, eligió Colombia para celebrar su primer evento de preguntas y respuestas internacional.

El principal motor económico dominante de la región han sido históricamente las exportaciones de materias primas como la soja, la carne de res y los metales.

La demanda china de estos materiales, que fue un catalizador del crecimiento en la década de 2000, está volviendo a aumentar, lo que ha provocado un incremento de los precios y ha dado a los responsables de las políticas esperanzas de crecimiento.

Pero los Gobiernos siguen muy endeudados -Argentina, Ecuador, Surinam y Belice reestructuraron su deuda soberana en medio de la pandemia- y pocos tienen dinero para el gasto social que podría mantener a los ciudadanos a flote.

Ya no hay eventos lujosos, la violencia aumenta, especialmente contra las mujeres, y el progreso se desvanece. La región ha perdido más de 34 millones de puestos de trabajo durante la pandemia y los trabajadores han sufrido más recortes de horas que en cualquier otra región, según la Organización Internacional del Trabajo.

En lugar de cosechar la recompensa económica del aumento de los precios de los productos básicos, los pobres a menudo los experimentan como un alza del costo de los alimentos.

Millones de venezolanos, que huyen de un país en el caso y mal gestionado, se han expandido por toda la región, agregando graves problemas.

La ira del público se está extendiendo. Enfrentada a la peor contracción de su historia, Colombia esta tratando de frenar su déficit presupuestario y evitar una rebaja de la calificación crediticia que podría disparar el costo de endeudamiento.

Esta semana, el Gobierno retiró un plan para aumentar los impuestos tras una ola de violentas protestas callejeras.

“Realmente son malas noticias por todas partes. A menos que se produzcan cambios importantes en las estructuras de protección social de la región, las perspectivas no son prometedoras”, afirmo Santiago Levy, ex alto funcionario mexicano que es miembro senior de la Brookings Institución en Washington.

“Habrá una perdida de capital humano a largo plazo”. En la Ciudad de México, las casas de empeño están llenas de artefactos de una vida mejor. La gente, que en su mayoría ya no canjea las garantías, ha dejado anillos de oro grabados, refrigeradores y lavadoras.

En una visita reciente, las del centro histórico de la ciudad ofrecían consolas de videojuegos, cámaras estilo GoPro, planchas para el pelo y aparatos para medir la presión arterial.

Una empleada dijo que incluso había aceptado un frasco de oro con una pequeña cuchara que parecía diseñada para la cocaína.

“La clase media ya no es la clase media”, dijo Erika Guarneros, quien compra y vende oro en el puesto de su familia. “Ya es la clase de los pobres”. Muchos Gobiernos latinoamericanos proporcionan asistencia social a quienes no tienen empleo formal.

Al mismo tiempo, concentran cada vez más los impuestos sobre las empresas y los ciudadanos ricos para financiar ese gasto. Investigadores advierten de un escenario en el que las empresas contratan menos, la productividad cae y los trabajadores altamente cualificados simplemente se marchan o buscan trabajos como independientes para eludir los impuestos.

En última instancia, los Gobiernos pierden ingresos aunque la demanda de ayuda se dispare.

“Es un circulo vicioso”, dice Agustin Salvia, director de investigación del Observatorio de la Deuda Social Argentina en Buenos Aires. “La tendencia es finalmente una parálisis económica en términos de creación de empleo, productividad y salarios del sector informal que son más pobres”.

El sector informal representa al menos la mitad de la fuerza laboral de la región, y las personas buscan trabajo donde pueden, a menudo por dinero en efectivo. La crisis ha afectado los mercados laborales tradicionales.

Los trabajadores no son los únicos desplazados cuando estos mercados laborales colapsan.

El artista Elio Materan, casado con la interprete de maracas Karla Rivero, dijo que su hija de 9 años, Karlieth, depende de sus horarios. “Casi siempre va con nosotros, porque no tenemos con quién dejarla”, dijo Materan.

“Cuando tiene clases virtuales, se queda con su mamá y yo salgo con los otros miembros de la banda”. Según la profesora de la Universidad de Tulane Nora Lustig, la probabilidad de que un niño latinoamericano desfavorecido se gradué en la escuela secundaria se redujo en 20 puntos porcentuales el año pasado, el nivel más bajo desde la década de 1960.

Mientras tanto, las tasas de graduación de los niños ricos apenas variaron. “Es un gran shock que podría convertirse en una cicatriz duradera”, dijo Lustig.

Los ingresos se recuperan con el crecimiento económico, dijo. “El daño al capital humano no”. La sustitución de las aspiraciones por la desesperación es más evidente en la Biblioteca Parque Estadual de Rio de Janeiro, el centro de la red de bibliotecas estatales al que acudían miles de personas en busca de libros antes de la pandemia.

Ahora, alberga una operación de alimentación masiva. Casi 19 millones de brasileños pasaron hambre en el último año, según investigadores de seguridad alimentaria. Eso es casi el doble de la cantidad que, según el Gobierno, se encontraba en esa situación en 2018.

Al principio, los pagos de emergencia ayudaron a muchos a mantenerse alimentados. Pero la ayuda se redujo drásticamente, y se detuvo por completo en los primeros tres meses de este año, mientras el presidente Jair Bolsonaro lucha con una crisis fiscal cada vez más profunda.

COLOMBIA ES EL SEGUNDO MAYOR PRODUCTOR DE PANELA A NIVEL MUNDIAL CON 16% DEL MERCADO

Con una producción de 1,2 millones de toneladas anuales, el país se encuentra detrás de india, que produce 7,5 millones de toneladas

ANA MARÍA SÁNCHEZ – AMSANCHEZ@LAREPUBLICA.COM.COviernes, 7 de mayo de 2021

En la mesa de los hogares colombianos, la panela es uno de los alimentos infaltables, no solo por el valor tradicional que representa, sino también por el costo – beneficio que tiene en la canasta familiar.

Aunque con la llegada de nuevos endulzantes al mercado, el consumo ha disminuido, el producto sigue siendo relevante para los hogares. Además, desde hace más de ocho años, el mercado de panela colombiano se la jugó por tener un campo en el mercado internacional.

Según el Ministerio de Agricultura, de los cinco países donde está concentrado 90% de la producción panelera, Colombia ocupa el segundo puesto al producir 1,2 millones de toneladas anuales, con 16% de participación. Por delante está India, con 66% de la producción mundial, al poner 7,5 millones de toneladas anuales, de las 11,3 millones que se consumen a nivel mundial.

En total, Colombia exportó poco más de 12.300 toneladas en 2020, siendo EE.UU. su principal aliado desde que iniciaron las ventas al exterior. No obstante, España se viene consolidando como un nuevo socio comercial, pues desde 2017 ha aumentado sus compras al nivel de las estadounidenses.

En concreto, las ventas externas de la panela han mantenido un crecimiento sostenido desde 2012, cuando por primera vez se exportaron US$1,2 millones a su único destino, EE.UU.

Las ventas han crecido 1.660% en los ocho años de exportación, al pasar de US$1,2 millones en 2012 a US$17,6 millones en 2020.

Carlos Mayorga, presidente de Fedepanela, aseguró que, aunque solo 1% de la producción nacional sale para el mercado externo, esto ayuda a que baje la presión sobre determinados mercados internos.

El directivo explicó que, gracias a la iniciativa de hogares productores de panela, que dan un valor agregado al producto y abren mercados en otros países, el endulzante se ha vuelto relevante para el consumo internacional.

Mayorga recalcó que, aunque en un principio esta era demandada solo por colonias de colombianos, venezolanos o mexicanos en el extranjero, hoy en día se ha vuelto un alimento que cobra cada ves más relevancia, no solo en hogares no latinos, sino también en distintos segmentos de la gastronomía internacional, que la prefieren por su sabor y aroma.

Ejemplo de ello es la empresa pereirana All Green Food, que dio un vuelco al producto y lo transformó en la típica bebida de ‘aguapanela con limón’, una tradición en la mesa de los colombianos y que hoy ya tiene su espacio en diferentes corredores comerciales en EE.UU.

Gracias a que la empresa familiar buscó darle un valor agregado a la panela, esta logró convertirse en una bebida tipo exportación. Solo al inicio de este año, la empresa, liderada por el pereirano, Andrés Caicedo, vendió un contenedor con 25.000 unidades de la bebida por un valor de US$57.000. Un logro que se dio gracias a la promoción y apoyo que brinda Procolombia a estos emprendedores del agro.

Debido a la acogida positiva que ha tenido el producto en mercados como el de Nueva York, Miami y Nueva Jersey, el empresario aseguró que, para esta temporada, están esperando comercializar dos contenedores más con 80.000 unidades de la bebida por US$122.000.

En los planes cercanos de la empresa, que opera con producto 100% colombiano y realiza toda su maquila en la región, está llegar a España. Solo en 2020, este mercado realizó compras de panela colombiana por US$5,8 millones. La compañía también busca diversificar su producto, por lo cual ya está realizando negociaciones con un laboratorio canadiense que produce cannabis en Colombia, para incorporar CBD en las bebidas

Mayo 06 De 2021 – 09:58 A. M.

Las posiciones laborales más demandadas en tiempos de pandemia

Los colaboradores ya no solo están motivados por el salario o el plan de carrera, dice estudio de PageGroup, compañía líder de reclutamiento.

PORTAFOLIO

El trabajo significativo, el salario emocional, el liderazgo, la confianza, la retención de talento. Todos estos aspectos de una compañía han tomado mayor relevancia en un ‘contexto de nuevas dinámicas’, provocado por la pandemia, en el mundo laboral.

(Lea: Por agotamiento, 7 de cada 10 trabajadores quieren cambiar de empleo)

Así lo explicó PageGroup, compañía líder de reclutamiento especializado, en una de las reflexiones que hacen en su Estudio de Remuneración 2021. Según contó el director general Beltrán Benjumea, el estudio busca “ser una herramienta de consulta para las compañías que buscan fuentes de información salarial para la toma de decisiones”. Para el estudio se recopilaron los datos de los salarios y conceptos de más de 30 mil empleados en América Latina.

LAS POSICIONES MÁS DEMANDADAS EN TIEMPOS DE PANDEMIA 

El estudio de PageGroup arroja los salarios medios y mínimos de cargos medios en empresas de múltiples sectores.

(Lea: ¿Cómo encontrar empleo en 2021?)

En el caso del sector de la salud, uno de los más activos durante el último año a raíz de la pandemia de covid-19, identificaron una alta demanda de puestos en las gerencias comercial y de mercadeo, que cuentan con salarios entre los 17 y los 25 millones de pesos mensuales. En cuanto a la industria farmacéutica, la posición más demandada es la Dirección / Gerencia de Acceso y Value Proposition (salarios entre 25 y 27 millones de pesos).

Otro de los sectores que cuenta con posiciones de alta demanda con salarios altos es el de retail o venta minorista. En este caso las posiciones más demandadas también son Gerencia de Mercadeo 360 (que tiene un salario bruto mínimo de 24 millones de pesos), Gerencia de Operaciones (salario bruto mínimo de 20 millones de pesos) y Gerencia de Mercadeo Digital (salario bruto mínimo de 14 millones de pesos).

Otro es el escenario para la agroindustria, sector en el que las posiciones más demandadas (Gerencias comerciales y de marketing) tienen salarios mínimos brutos de 7 millones de pesos.

Sobre las posiciones en cargos directivos, el estudio arrojó que los puestos con mayor demanda son Director Banca de Inversión (en el sector de Servicios bancarios y financieros), Desarrollador de negocios en el país (sector energético y minero), Jefe de Unidad de Negocio (sector Salud) y Gerente de País (sector tecnológico), que tienen salarios brutos mínimos de 28, 30, 30 y 53 millones de pesos, respectivamente.

A continuación, las posiciones laborales medias más demandadas en 10 sectores diferentes. Para este listado solo se incluyó la posición más demandada en cargos medios de cada sector.

NUEVOS RETOS

El estudio de PageGroup, explica Benjumea, identificó “factores que serán importantes en el presente y futuro, a corto y mediano plazo”. En ese sentido, aseguró que “debemos poner el foco en la generación de talento y la confianza que muestra el mercado. El trabajo significativo, el salario emocional, la retención de talento y la evolución a raíz de la crisis”. El director general enfatiza que estos factores determinan si una compañía entra o no en las que llama ‘nuevas dinámicas’ que “marcan la parada en el mundo laboral”.

Sobre las tendencias del mercado laboral en 2021, el estudio encuentra que la pandemia aceleró los procesos digitales e impulsó “modelos de liderazgo basados en la empatía y la conexión con los equipos”, aspectos que están ligados con factores como la retención de talento humano.

Al respecto, PageGroup encontró que las compañías que tienen índices altos de retención de empleados y altos niveles de satisfacción laboral “comprenden la importancia de una buena cultura de trabajo y el bienestar del trabajador”. El estudio encontró distintas prácticas que inciden en estos indicadores: incremento salarial, programas de capacitación, beneficios no salariales como más días libres, entrenamientos, flexibilidad, entre otras.

“Los colaboradores ya no solo están motivados por el salario o el plan de carrera, estos buscan un ambiente de trabajo propicio para poder explorar todo su potencial”, asegura Eliana López, Executive Manager de Michael Page.

En ese sentido, otro de los factores a los que deben estar apuntando las empresas es el trabajo significativo o el meaningful work que “está fuertemente relacionado con cómo el trabajo de una persona contribuye a una causa específica”.

El estudio encontró que una gran cantidad de empleados (92 % de 30 mil encuestados) considera que está alineado con el propósito y misión de la empresa, algo “determinante para asegurar que una organización cuenta con empleados que consideran que su trabajo tiene valor.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS | EL TIEMPO


¿Reunión Petro-Duque?: la propuesta de un sector del Centro Democrático.

El representante Edward Rodríguez lanzó la idea de escuchar a la oposición para superar la crisis que está viviendo el país.

© Proporcionado por Semana ¿Reunión Duque – Petro?: la propuesta de un sector del Centro Democrático

El presidente de la república, Iván Duque, anunció este domingo que le solicitó al Congreso retirar la reforma tributaria que se presentó el pasado 15 de abril para trabajar en un texto de otra iniciativa que pueda estabilizar las cuentas del país a través del consenso político.

Esa decisión del mandatario fue aplaudida por la mayoría de sectores políticos que estaban pidiendo ese retiro, aunque algunos consideran que fue tardía esa medida después de cuatro días de protestas continuas en varias ciudades del país.

Ya varios partidos políticos se han mostrado dispuestos a establecer ese diálogo para buscar acuerdos que posibiliten la construcción de un nuevo texto que le permita al Estado encontrar recursos, pero sin afectar a la clase media del país, una de las mayores críticas que se hizo al articulado que presentó el exministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Por esa razón, el presidente Duque convocó a varios sectores políticos a la Casa de Nariño; conversó con integrantes del Centro Democrático, el Partido Conservador, La U y sectores del cristianismo tras el retiro de la reforma tributaria.

En medio de todo este escenario político, el representante a la Cámara Edward Rodríguez lanzó la propuesta de que el presidente Duque se reúna con el líder de la Colombia Humana, Gustavo Petro, y todos los integrantes de la oposición.

“Es momento de escucharnos todos, eso es lo que nos reclama la ciudadanía. Por eso propongo al Gobierno nacional invitar a los partidos de oposición para que construyamos soluciones y salgamos de esta crisis que está viviendo la nación”, dijo Rodríguez.

La propuesta está orientada a terminar lo más pronto posible con el paro nacional que se viene adelantando desde el pasado 28 de abril y a construir consensos políticos que permitan la elaboración de una nueva reforma fiscal que favorezca la continuidad de los programas sociales del Gobierno.

Por ahora, en la Casa de Nariño no han respondido a la propuesta del congresista Rodríguez pero varios sectores están de acuerdo en que se produzca este encuentro, que podría acabar con las manifestaciones que se están presentando en varias ciudades del país.

Pero mientras se lanzó esta propuesta, el precandidato presidencial Gustavo Petro le pidió al presidente Iván Duque, derogar la reforma tributaria que se aprobó en 2019. Su argumento es que en esta reforma se dieron algunos beneficios a unos sectores que estarían generando la crisis que la pandemia incrementó. Petro dice que esto ayudaría a consolidar una nueva propuesta.

© Publicaciones Semana – Guillermo Torres Reina ¿Gustavo Petro es la solución para Colombia?

La idea de Petro no cayó bien en los partidos de Gobierno y la calificaron de inviable por tratarse de una reforma que fue aprobada hace dos años. Además, no entienden en qué contribuiría a mejorar la situación del país que ha tenido graves afectaciones económicas por cuenta de la pandemiaa

Se espera que durante toda esta semana el Gobierno continúe el diálogo con diferentes sectores políticos para analizar el camino que permita construir una nueva reforma fiscal sin afectaciones a la clase media y los sectores populares.

Más noticias en MSN:

ONU reprocha el uso excesivo de la fuerza en las manifestaciones en Colombia (Fuente: Pulzo)

Más de 500 heridos entre civiles y policías dejan protestas en Cali (Fuente: W RADIO)

Funcionarios de la Defensoría del Pueblo, de la Procuraduría y de organizaciones de DD. HH. fueron amenazados por la fuerza pública (Fuente: Semana)

La economía está en su peor momento con el desempleo a la baja y la pobreza al alza

martes, 4 de mayo de 2021

.Tras el anuncio del presidente Iván Duque de retirar la reforma tributaria, el Ministro de Hacienda dejó el cargo junto a su equipo

Carolina Salazar Sierra

Solo hace falta ver los indicadores del PIB, el desempleo y la pobreza para decir que la economía colombiana experimenta uno de los peores momentos de su historia reciente.

Con la llegada de la pandemia el año pasado, el aparato productivo se desaceleró y, como consecuencia, el PIB tuvo una caída histórica de 6,8%, una cifra que es la peor contracción desde la crisis de 1999, cuando la caída fue de 4,5%.

Además, en 2020, 15,9% de las personas que buscaron trabajo no lo consiguieron y, a marzo de 2021, esta cifra aún no cede lo suficiente. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en marzo hubo 3,4 millones de personas desocupadas, con lo que la tasa de desempleo fue de 14,2%, 1,6 puntos porcentuales más alta de lo que se registró en marzo de 2020 (12,6%), cuando la cuarentena ya había empezado.

Agravándose más la situación, según cifras del Dane, en 2020, más de 21 millones de personas vivieron en condiciones de pobreza y más de 7,47 millones, en pobreza extrema. En resumen, el país retrocedió casi una década en la lucha contra la pobreza, aunque, según expertos, la cifra habría sido aún peor de no haberse implementado programas sociales como Ingreso Solidario.

“Estamos con crecimiento negativo, con actividades muy afectadas como el comercio y, en un país con tanta informalidad, la gente que está en cuarentena no puede salir a su rebusque. Muchos hogares están recibiendo dos comidas al día, el hambre ha aumentado. La pobreza aumentó y también el desempleo, de modo que estamos en una situación muy grave”, explicó Beethoven Herrera, profesor de economía de la Universidad Nacional.

Precisamente este panorama económico y social fue una de las razones por las que hubo tal descontento generalizado entre los colombianos al momento de presentar el proyecto de ley de solidaridad sostenible, pues, aunque con puntos positivos, la reforma era ambiciosa y buscaba un recaudo de $23,4 billones, cuando casi la mitad de la población vivió con menos de $331.688 mensuales en 2020.

Eso sí, para algunos expertos, la reforma tenía puntos positivos en materia social solo que no se supo comunicar de forma correcta.

“Un Gobierno o un líder no solamente tiene que saber lo que les conviene a las personas, sino convencerlas de que les conviene y ahí fue donde falló. Una reforma que tenía muchos puntos positivos para muchas personas, sobre todo de ingresos bajos con el programa de subsidios”, aseguró Julio Romero, economista jefe de Corficolombiana.

Con la poca comunicación que tuvo la cartera de Hacienda no solo con la ciudadanía, sino con los gremios y los sectores políticos frente a la reforma, los descontentos generalizados se convirtieron en protestas que pedían que se retirara cuanto antes el articulado.

Alberto Carrasquilla anuncia que deja la cartera de Hacienda después de dos años y ocho meses en el cargo

Cuando el presidente Iván Duque habló con el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, sobre retirar el proyecto de la reforma como consecuencia de la protesta social, el rechazo de los gremios y los ataques de los partidos políticos, la decisión no sentó bien entre los viceministros del Ministerio de Hacienda, Juan Alberto Londoño y Juan Pablo Zárate, y el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Alberto Rodríguez.

Luego de que el Presidente dio el brazo a torcer con la reforma tributaria, el equipo económico del Gobierno, fiel a “un pacto de caballeros dominical” en el que respaldó a Carrasquilla, le presentó su renuncia a Duque. Al final de la tarde, el Ministerio de Hacienda anunció que Carrasquilla dejó el cargo inmediatamente, para darle paso al tan anhelado consenso en busca de una nueva reforma. Se conoció que la renuncia de Zárate fue irrevocable.

Rotación ministerial entre Hacienda y Comercio para atajar crisis económica y política

Pero en vista de la necesidad de mostrarle a los mercados internacionales que el equipo económico del Gobierno es firme, el Presidente decidió nombrar al ministro de Comercio, José Manuel Restrepo como el jefe de la cartera económica, mientras que Londoño pasará a ser el responsable de la política exterior y de parte de la recuperación desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

“Desde luego, con la salida del Ministro, lo que estamos viendo es a unos sectores celebrando y otros sectores de alguna forma derrotados. La pregunta es como se va a plantear la nueva discusión para hacer una reforma que el país necesita para corregir profundas inequidades y para atender a sectores vulnerables”, dijo Julián Arévalo, decano de Economía de la Universidad Externado.

Pese a los reacomodos, y ante la salida de Carrasquilla y Zárate del Gobierno, así como de Londoño de la cartera, aún hay incertidumbre de conocer quiénes harán parte del equipo de Restrepo para crear, en una contrarreloj, el nuevo texto de la reforma antes de que se acabe esta legislatura el 20 de junio.

Cabe destacar que designó a Fernando Jiménez, como viceministro General y a Jesús Bejarano, director de Política Macro de Minhacienda, como viceministro Técnico en su equipo.

Si bien está recién nombrado, expertos afirman que es necesario que el nuevo jefe de la cartera genere confianza entre la ciudadanía y el sector político con el fin de poder llegar a consensos en cuanto a la reforma.

“Sí es cierto que el ministro Carrasquilla generaba mucha resistencia en una parte de la opinión pública y del Congreso, pero hay que ver quién es el que llega, porque si es una persona que genera la misma resistencia que Carrasquilla, pues no creo que haya construcción de confianza”, dijo Romero.

Pese a esto, el semblante de Restrepo promete, dentro de algunos sectores, mayores consensos con sectores radicales debido a su amplia experiencia y trabajo, por ejemplo con los gremios y empresarios.

En cuanto al articulado de la reforma, cabe mencionar que el presidente Iván Duque ya anunció que no se gravarían con IVA los servicios públicos de gas, energía, acueducto y alcantarillado, ni la gasolina. Tampoco se ampliaría la base del impuesto de renta.

La calificación de Colombia está en riesgo si no se llega a consensos frente a la reforma

En contraste, el articulado se centraría en cinco ejes principales: una sobretasa temporal de renta a las empresas, mantener el impuesto al patrimonio de forma temporal, incrementar el impuesto a los dividendos transitoriamente, crear una sobretasa de renta a personas de mayores ingresos y profundizar programas de ahorro estatal.

También se tendrían en cuenta otras propuestas como imponer una sobretasa temporal de renta a las entidades financieras o poner impuesto a las herencias.

El mercado local cerró a la baja tras el retiro del proyecto fiscal
Tras la incertidumbre política generada por la renuncia de la cúpula económica del Gobierno Duque y del retiro del proyecto de ley de reforma tributaria, el Colcap, el principal índice de la Bolsa de Valores de Colombia, disminuyó 2,72% durante la jornada, por lo que cerró en 1.216,62. Las acciones que registraron una mayor caída durante el día fueron las de El Cóndor (-7,92%), preferencial del Grupo Argos (-7,52%) y Grupo Argos (-6,23%). En cambio, las que tuvieron una jornada positiva fueron Avianca (9,15%) y Canacol (1,43%).

Migración Colombia da inicio a la primera fase del Estatuto de Protección a Migrantes

miércoles, 5 de mayo de 2021

La entidad tiene la meta de lograr que cerca de 800.000 migrantes venezolanos se acojan al estatuto antes de que acabe el año

Carolina Salazar Sierra

Presidente Duque firmó el Estatuto de Protección Temporal a migrantes venezolanos

Este miércoles cinco de mayo Migración Colombia dio inicio a la primera fase de implementación del Estatuto Temporal de Protección a Migrantes, que consiste en la inscripción de los ciudadanos venezolanos en el Registro Único de Migrantes Venezolanos (Rumv) y en el diligenciamiento de la encuesta de caracterización económica.

“Este es sin duda alguna un acto de humanidad, un acto que nos permite proteger familias, un acto que nos permite proteger más de 22% de la migración venezolana (…) Hoy iniciamos un capítulo para la historia de Colombia, hoy evidenciamos la generosidad del pueblo colombiano, el tender la mano, el abrir los corazones y el hacernos parte de algo mucho más grande”, dijo Juan Francisco Espinosa, el director general de Migración Colombia.

Esta primera etapa será gratuita y las inscripciones se harán totalmente en línea a través de dispositivos electrónicos hasta el 28 de mayo de 2022, mientras que aquellos migrantes que hayan ingresado al país después del primero de enero de 2021 podrán inscribirse entre el 29 de mayo y el 24 de noviembre de 2023.

“La fase inicial empieza hoy y lo que se tiene que hacer es fundamentalmente crear su usuario y clave, incluir la información básica, cargar su fotografía, que puede ser tomada con un celular, y proceder a contestar la encuesta socioeconómica. Toda esa caracterización nos va a permitir conocer a toda la migración venezolana desde diferentes perspectivas a efectos de generar un multiplicador de oportunidad”, dijo Espinosa.

En total, el programa tendrá tres fases: la primera es la de la inscripción, luego se deberá hacer el agendamiento para que en la segunda fase se haga el registro biométrico de manera presencial, lo cual se llevará a cabo en septiembre. Finalmente, en octubre se empezará a hacer la entrega de de documentos.

“Al finalizar esta primera fase se tiene que elegir dónde y a qué hora y cuándo va a ser si cita de agendamiento para pasar a la segunda fase. En la segunda fase se procede a la verificación del usuario frente a Migración Colombia, frente a un oficial, la toma de huellas y su fotografía para el cierre de su identificación. Con base en eso se pasa a la tercera fase en la que se va a tener un documento de identificación que estamos trabajando”, explicó Espinosa.

En total, Migración Colombia tiene la meta lograr que cerca de 800.000 migrantes venezolanos se acojan al Estatuto Temporal de Protección antes de finalizar este año.

“La meta es de 800.000 hermanos venezolanos, 800.000 documentos entregados, vamos a seguir exigiéndonos como Migración Colombia (…) Es una apuesta de Gobierno enorme y pero desde aquí, desde Migración, estamos comprometidos por lograrlo y estamos seguros que con el colombiano y con el venezolano salimos adelante y lo vamos a lograr”, anotó el director de Migración Colombia.

El paso a paso para la inscripción en la primera fase

Para la inscripción en la primera fase, se deberá contar con conexión a internet y con un dispositivo móvil para seguir estos pasos:

  1. Ingresar a la página web de Migración Colombia; www.migracioncolombia.gov.co, y hacer clic en el botón *Visibles*.
  2. Luego debe hacer clic en la opción *Rumv*
  3. Si no tiene un usuario, deberá crear uno seleccionando la opción *Registro*, ubicada en la parte inferior de la ventana.
  4. Para crear el usuario, el migrante solo deberá ingresar su tipo y número de documento de identidad, completar el formulario con sus datos personales, su correo electrónico y crear una contraseña.
  5. Una vez haya hecho esto, deberá leer el aviso de privacidad y, si está de acuerdo, deberá aceptar las condiciones de registro.
  6. Al correo electrónico del usuario llegará un mensaje de confirmación de la cuenta, el cual deberá confirmar, haciendo clic en el enlace recibido.

Una vez se haya creado el usuario, el migrante deberá iniciar su registro en el Rumv y luego se debe diligenciar la encuesta de caracterización económica.

Mayo 03 De 2021 – 08:29 P. M.

Más impuestos a firmas y a ricos, en los ejes de nueva reforma

El presidente Duque está en reuniones con los partidos para llegar a un consenso. Las finanzas públicas y paquete social, las prioridades. 

PORTAFOLIO

Tras el retiro de la reforma tributaria y en medio de la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, el Gobierno ya empezó las reuniones para lograr consensos entre los congresistas. Y entre las múltiples propuestas que se han puesto sobre la mesa, las que más se han repetido son las que piden más impuestos a las empresas y a los más ricas.


(Así será la contrarreloj para la nueva reforma tributaria). 

Además, entre las primeras pistas que ha dado el Gobierno es que por un lado no se harán cambios en el impuesto de IVA, ni tampoco se hará una ampliación de la base gravable del impuesto de renta a personas naturales. Es decir, solo lo harán los que ya declaraban y pagaban renta previamente.

Las otras pistas que dio el Gobierno en su alocución del domingo fue que se plantea una sobretasa de renta temporal a empresas, prorrogar el impuesto al patrimonio de forma temporal, incrementar el gravamen a los dividendos transitoriamente, aplicar una sobretasa de renta a las personas de mayores ingresos, y profundizar el programa de austeridad del Estado.

(¿Qué viene tras el retiro de la reforma tributaria?). 

Mientras se define el nuevo documento que se radicará ante el Congreso, y que busca tener mayor apoyo de los congresistas y demás sectores de la sociedad, entre las iniciativas que han ganado terreno en las discusiones son las que planteó hace unas semanas la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), el Consejo Gremial Nacional (CGN), las cuales han sido destacadas por buena parte de los partidos.

Precisamente, la Andi propuso recaudar $13 billones a través del aplazamiento de la reducción del impuesto de renta, que podría ser una sobretasa; posponer el descuento de ICA y también a través de un impuesto al patrimonio del 1% para personas naturales con patrimonios superiores a $5.000 millones. Planteamientos que van en línea con lo que dijo Duque el domingo.

Asimismo, entre las propuestas del Consejo Gremial y que van en línea con las de la Andi, también piden que se revisen nuevos ingresos para la Nación a través de la enajenación de activos, así como en una reducción del gasto y tamaño del Estado. Incluso, solicitan que se reduzca la evasión a través de la formalización de la economía, mediante varios incentivos en esa línea.

De acuerdo con Bruce Mac Master, presidente de la Andi, “desde la Asociación reiteramos nuestra propuesta de reforma, en la cual las empresas han dejado clara su disposición de asumir acciones solidarias y temporales que permitan aportar a la estabilidad económica de Colombia sin afectar a los ciudadanos”.

Y, eso sí, dice que están dispuestos a acompañar una propuesta “que contemple los principios de no afectar a los hogares, que asegure la sostenibilidad fiscal y la financiación de programas sociales de emergencia”.

LO MÍNIMO 

Ahora bien, en medio de la discusión que tiene que emprender el presidente Iván Duque y el nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, está el reto de conseguir fuentes recurrentes al menos entre $10 billones y $15 billones de recaudo, con el fin de financiar el paquete social de la reforma y poder asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas.

(Primeros efectos del retiro de la tributaria: peso se desploma). 

Para José Ignacio López, director de investigaciones de Corficolombiana, “un primer punto de encuentro es tener algo de recaudo para el gasto social, y creo que buena parte del financiamiento se puede dar retrocediendo algunas de las medidas que impulsó el Ministro en la última reforma, así como el impuesto del patrimonio. Esa podría ser la semilla de una reforma con más consenso y así se logre mandar un mensaje de tranquilidad a los mercados internacionales”.

Mientras se define el rumbo del nuevo documento, Duque dijo que ya ha dialogado con representantes de los partidos políticos, la sociedad civil, alcaldes y gobernadores, y líderes del sector empresarial, quienes han aportado ideas para lograr conseguir recursos sin afectar la clase media, ni las familias más pobres y vulnerables. “El principio de la propuesta es que los de mayor ingreso contribuyan solidariamente con los más vulnerables”, apuntó.

Asimismo, el Gobierno y el Congreso tendrán hasta el próximo 20 de junio para debatir y aprobar el documento, según había planteado inicialmente el Ejecutivo.

EL ‘GOLPE’ FINANCIERO TRAS EL RETIRO DE LA TRIBUTARIA 

Más allá de la incertidumbre en la que queda el país tras el retiro de la reforma tributaria, Colombia empezó a sufrir  un ‘golpe’ en sus finanzas tras el anuncio que el presidente, Iván Duque, hizo el fin de semana.

Y es que varios indicadores que muestran inmediatamente el sentir de los mercados, así lo indicaron. Uno de los más llamativos fue el tipo de cambio con el dólar, pues durante la jornada el peso colombiano se desplomó y llegó a la cifra más alta en lo que va de año.

La divisa local cayó $74,51, hasta cerrar la sesión con un precio por cada dólar de $3.816,65. Eso hace, a su vez, que la moneda colombiana incremente su devaluación frente a la estadounidense, pues con la baja de ayer esta cifra llega a -11,19% en lo que va de año, por lo que el peso es una de las que peor comportamiento tienen en este 2021.

Otra de las cifras que mostró la inquietud de los mercados por las finanzas nacionales fue la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), pues su principal índice, el Colcap, presentó una desvalorización de 2,72% hasta terminar el día en 1.216,62 unidades.

Construcciones El Cóndor (-7,92%), los títulos preferenciales de Grupo Argos (-7,52%) y los ordinarios de esta firma (-6,23%), Grupo Sura (-5,85%) y Conconcreto (-4,36%) fueron las empresas que presentaron el peor comportamiento en el mercado.

Por último, también cabe destacar que el riesgo país de Colombia, según las cifras de JP Morgan, escaló 11 puntos frente a la medición del pasado viernes, llegando a 237 unidades, nivel sin embargo que está en línea con lo que se vio en el inicio del paro.

COLUMNISTA

Oír para anticiparse. Las estrategias de comunicación deberían apalancarse en la claridad, la transparencia y la precisión.

La comunicación juega un papel clave a la hora de generar legitimidad y confianza en procesos con implicaciones sobre una mayoría significativa; es una herramienta catalizadora de percepciones y, depende de cómo se gestione, puede ser impulsora del éxito y el liderazgo o del inconformismo y la especulación.

En la nueva normalidad BANI (frágil, ansiosa, no lineal e incomprensible), en la que nos desenvolvemos, la comunicación ha tomado más protagonismo que nunca, pues la pandemia evidenció la fragilidad de nuestros sistemas, la ansiedad que acompaña la incertidumbre, la facilidad con la que un fenómeno se puede prolongar y la dificultad para encontrar respuestas a todas las cuestiones.

Bajo este contexto, las estrategias de comunicación deberían apalancarse en la claridad, la transparencia y la precisión, además de usar la creatividad y la innovación para enfrentar y minimizar los riesgos del entorno actual. Aunque continuamos tratando de entender el nuevo contexto, evidenciamos algunos ejemplos que parecen ir en contravía de estos parámetros.

La comunicación de la tributaria ha tenido mensajes complejos, dispersos e incluso contradictorios. Por ejemplo, algunos puntos del proyecto como el IVA a la canasta básica y la declaración de renta en personas naturales se han ido modificando con el tiempo, dando paso a la incertidumbre y la confusión; es posible que esto se hubiese pensado para medir la aceptación sobre las propuestas, darse el tiempo de modificar aquellas que podrían ser más impopulares, o incluso de retirarla.

Sin embargo, la divergencia ha sido el resultado, pues a pesar de que se ha hablado de que este es un buen inicio para la recuperación y que se mantendrá el gasto social hacia los más vulnerables, también hay quienes consideran que se afectará a los menos favorecidos, será un espaldarazo para los grandes patrimonios, y entre otras cosas, que carece de empatía y desconoce la situación global.

Es cierto que parece haber una buena intención técnica detrás del proyecto, pero una mejor comunicación habría llevado a que se entendiera mejor su racional. Para ello, era importante destacar los beneficios que traería para la reactivación, reflejar un plan estructurado bajo metas estudiadas, centrar el discurso en el contenido y, sobre todo, oír a tiempo para anticiparse, pues la conversación señalaba desde un principio que la falta de legitimidad y consenso serían elementos determinantes para su viabilidad.

Sin duda, el entorno BANI necesita una comunicación que preste atención a la conversación para anticiparse, reconozca la complejidad del presente y sea clara en sus propuestas para el futuro. Quienes aún no lo han reconocido de esta manera, tienen la oportunidad de corregir el rumbo e incluir estos elementos en función del éxito y, en este caso, de un mayor bienestar para el país.

María Esteve
Socia y Directora General Región Andina LLYC

Las propuestas de los gremios para una nueva reforma tributaria de $14 billones

miércoles, 5 de mayo de 2021

Empresarios ven con optimismo la designación de José Manuel Restrepo como el nuevo ministro de Hacienda y Crédito Público  

Carolina Salazar Sierra

“Reforma de $14 billones es conveniente para responder a las necesidades sociales”

Tras la polémica por los puntos del proyecto de ley de solidaridad sostenible y la renuncia de una parte del equipo económico del Gobierno, el recién escogido ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, tendrá la labor de escuchar a la ciudadanía, sectores políticos, centros de pensamiento y gremios para armar el nuevo texto de la reforma tributaria con el que se buscaría lograr un recaudo de $14 billones.

“Los actores políticos, sociales y académicos han señalado algunos puntos por los que comenzar a trabajar. Primero, en el foco de las preocupaciones sociales y, segundo, en que el foco de las fuentes de financiamiento pueden estar asociados a, por ejemplo, la sobretasa de renta temporal en el caso de empresas; prorrogar temporalmente el impuesto al patrimonio, y el incremento al impuesto a los dividendos. A esto hay que sumarle un esfuerzo en austeridad del gasto”, dijo Restrepo.

Aplazar el beneficio de devolución del ICA, entre las propuestas de la Andi

En ese sentido, uno de los primeros gremios que presentó su propuesta fue la Andi, que se centró en un mayor aporte por parte de las empresas en medio de la crisis económica. Así, el gremio planteó aplazar la reducción de la tarifa de renta corporativa, con lo que se lograría un recaudo de $6,2 billones, suspender el descuento del ICA en renta ($5,2 billones) y mantener por dos años el impuesto al patrimonio ($1 billón).

Consejo Gremial envió propuesta al presidente Duque para reforma tributaria

Las propuestas del Consejo Gremial Nacional no distan de las de la Andi, pues el gremio planteó que de forma permanente el ICA pase a ser deducible en la base gravable del impuesto de renta, que se incorpore una sobretasa temporal al impuesto de renta corporativo, que se apliquen tarifas marginales al impuesto al patrimonio y que se aumente la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15%.

Los gremios del Agro, por su parte, aseguraron que es necesario que se cumpla el compromiso del presidente Iván Duque de no aumentar los precios de los alimentos básicos y de ‘mantener las reglas de juego’.

“La expectativa es que de manera ágil se logren los consensos, que se tengan presentes las propuestas y preocupaciones que se han manifestado el sector agropecuario en nuestro país y ya con los compromisos que el mismo presidente anunció en su alocución presidencial, en particular el de no incrementar el IVA a bienes y servicios y mantener las reglas de juego existentes es un muy buen anuncio para consumidores y productores”, destacó Jorge Enrique Bedoya, el presidente de la SAC.

Uno de los puntos transversales que destacaron la mayoría de los gremios es que el Gobierno también debe hacer un esfuerzo en aumentar la austeridad del gasto y en continuar con la lucha contra la evasión fiscal.

Además, aseguraron que el proyecto de reforma debe buscar atender a los más vulnerables y apoyar la reactivación.

“Construir un proyecto que se soporte en tres principios: la atención social prioritaria para los más vulnerables, la reactivación económica y la generación de empleo”, dijo Sandra Forero, presidente de Camacol.

Cabe resaltar que varios gremios del país ven con optimismo la designación de Restrepo como ministro de Hacienda, pues consideran que hizo una gran labor desde el Ministerio de Comercio, y que una de sus cualidades es tener disposición para el diálogo con los sectores, lo que puede ayudar a la hora de llegar a consensos sobre el nuevo texto de la reforma tributaria.

“Desde Acopi nos encontramos tranquilos con esa decisión, hemos tratado muy de cerca y trabajado hombro a hombro con el ministro José Manuel y tiene unas características de mucha escucha y de buen relacionamiento, y eso es muy importante para un Ministerio que maneja un tema tan complejo”, explicó Rosmery Quintero, directora ejecutiva de Acopi.

Además, los gremios aseguraron que el ministro cuenta con preparación educativa, experiencia, conocimiento de los sectores y actitud conciliadora para sacar adelante los proyectos económicos y fiscales que enfrenta el país.

“Las calidades profesionales, académicas y humanas de José Manuel Restrepo, demostradas ampliamente en lo público y privado, son una garantía para todos los colombianos”, dijo Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM). Mientras que Camilo Sánchez, el presidente de Andesco, dijo que “el nuevo MinHacienda es conciliador y conocedor del tema, por lo cual creemos que dará buenos resultados”.

MinHacienda solicitó el retiro de la tributaria
Después de que el presidente Iván Duque anunciara el retiro de la reforma tributaria, ayer el Ministerio de Hacienda presentó la solicitud formal ante el Congreso. La carta de solicitud la firmó el exviceministro de Hacienda Juan Alberto Londoño, quien destacó que, a la fecha de entrega del documento, el proyecto de ley de solidaridad sostenible no tenía ninguna ponencia para primer debate, por lo que se cumplía con lo dispuesto en el artículo 155 de la ley 5 de 1992 para poder retirarlo.

Ahora, de la mano del nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, el Gobierno buscará consensos con gremios, sectores políticos, centros de pensamiento y demás actores para crear un nuevo articulado de la reforma, que se espera sea aprobado antes de que termine esta legislatura el 20 de junio.

EDITORIAL

La hora de la grandeza Tras el retiro de la reforma tributaria y el relevo en MinHacienda, es el momento del Congreso para acordar una salida. 

Francisco Miranda Hamburger

Director

La renuncia ayer de Alberto Carrasquilla al Ministerio de Hacienda y la designación del actual ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, como su sucesor, marca el cierre del capítulo del proyecto de reforma tributaria o “Ley de Solidaridad Sostenible”.

Un día antes el presidente Iván Duque había anunciado el retiro del articulado del Congreso de la República tras cinco días de intensas protestas ciudadanas en el territorio nacional, con la lamentable dosis de vandalismo. Antes de que el primer manifestante tocará la calle, la iniciativa había perdido el apoyo del Centro Democrático y de otros bloques políticos.

El proyecto de ajuste fiscal más ambicioso con una aspiración de recaudar 23 billones de pesos y con un paquete social para la pandemia no sobrevivió tanto a la realidad política preelectoral como las fuertes corrientes de descontento social que llevan años en turbulencia.

A lo anterior se sumaron crasos errores por parte del Gobierno Nacional alrededor de la convocatoria para los apoyos políticos y de la comunicación a la opinión pública de puntos como la Renta y el IVA.

La salida de Carrasquilla tras las masivas movilizaciones es indudablemente una victoria política para las fuerzas opositoras al Gobierno. También dentro de los ganadores están miembros de la coalición de gobierno que, mientras disfrutan aún hoy de puestos ministeriales, atacaron la iniciativa más importante del último tramo del mandato presidencial.

Más allá de esos cálculos políticos con miras a las elecciones presidenciales de 2022 queda la responsabilidad de definir una reforma tributaria 2.0 que, incorporando el mensaje de las protestas y de los partidos políticos, envíe los mensajes fiscales necesarios.

Si bien el proyecto de ley del gobierno Duque está muerto y su autor fuera del Ejecutivo, las realidades fiscales, económicas, sociales y sanitarias no se han retirado ni hundido. Al contrario, siguen muy presentes y de no acordarse y aprobarse pronto en el Congreso una nueva iniciativa, empezarán a generar serias consecuencias para la economía del país.

Que haya elementos ya inviables políticamente -como aumentos en el IVA y la ampliación de la base del impuesto de renta a personas naturales- no significa que la reforma tributaria se pueda posponer, descartar o aplazar. Tampoco implica la eliminación de los componentes sociales de mitigación de la pobreza en el nuevo proyecto que salga del consenso político.

Hundida la reforma de la “solidaridad sostenible” y con un nuevo jefe de las finanzas públicas, con un talante más político y conciliador, es el momento que las fuerzas políticas del Legislativo avancen en acordar una salida a esta crisis.

Hay varias alternativas sobre la mesa que podrían acelerar la llegada a los puntos en común. Cabe destacar, por ejemplo, la propuesta de la Andi que, sin tocar IVA , la canasta familiarni la renta de personas, pone el esfuerzo sobre los hombros de las empresas y de los colombianos de más altos ingresos.

Mientras en las calles los manifestantes atacan negocios y bloquean la movilización de los trabajadores, el gremio de buena parte de los empresarios contempla una opción que se sostiene sobre su solidaridad y su contribución extraordinaria y temporal.

La primera tarea en la agenda del nuevo ministro de Hacienda es generar los espacios necesarios para un acuerdo rápido y técnico que recaude montos cercanos a los 14 billones de pesos, que sea sencillo en sus medidas y redacción y que incluya medidas de ayudas sociales. En otras palabras, es la hora de la grandeza.

Francisco Miranda Hamburger
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

COLUMNISTA

Oír para anticiparse. Las estrategias de comunicación deberían apalancarse en la claridad, la transparencia y la precisión.

La comunicación juega un papel clave a la hora de generar legitimidad y confianza en procesos con implicaciones sobre una mayoría significativa; es una herramienta catalizadora de percepciones y, depende de cómo se gestione, puede ser impulsora del éxito y el liderazgo o del inconformismo y la especulación.

En la nueva normalidad BANI (frágil, ansiosa, no lineal e incomprensible), en la que nos desenvolvemos, la comunicación ha tomado más protagonismo que nunca, pues la pandemia evidenció la fragilidad de nuestros sistemas, la ansiedad que acompaña la incertidumbre, la facilidad con la que un fenómeno se puede prolongar y la dificultad para encontrar respuestas a todas las cuestiones.

Bajo este contexto, las estrategias de comunicación deberían apalancarse en la claridad, la transparencia y la precisión, además de usar la creatividad y la innovación para enfrentar y minimizar los riesgos del entorno actual. Aunque continuamos tratando de entender el nuevo contexto, evidenciamos algunos ejemplos que parecen ir en contravía de estos parámetros.

La comunicación de la tributaria ha tenido mensajes complejos, dispersos e incluso contradictorios. Por ejemplo, algunos puntos del proyecto como el IVA a la canasta básica y la declaración de renta en personas naturales se han ido modificando con el tiempo, dando paso a la incertidumbre y la confusión; es posible que esto se hubiese pensado para medir la aceptación sobre las propuestas, darse el tiempo de modificar aquellas que podrían ser más impopulares, o incluso de retirarla.

Sin embargo, la divergencia ha sido el resultado, pues a pesar de que se ha hablado de que este es un buen inicio para la recuperación y que se mantendrá el gasto social hacia los más vulnerables, también hay quienes consideran que se afectará a los menos favorecidos, será un espaldarazo para los grandes patrimonios, y entre otras cosas, que carece de empatía y desconoce la situación global.

Es cierto que parece haber una buena intención técnica detrás del proyecto, pero una mejor comunicación habría llevado a que se entendiera mejor su racional. Para ello, era importante destacar los beneficios que traería para la reactivación, reflejar un plan estructurado bajo metas estudiadas, centrar el discurso en el contenido y, sobre todo, oír a tiempo para anticiparse, pues la conversación señalaba desde un principio que la falta de legitimidad y consenso serían elementos determinantes para su viabilidad.

Sin duda, el entorno BANI necesita una comunicación que preste atención a la conversación para anticiparse, reconozca la complejidad del presente y sea clara en sus propuestas para el futuro. Quienes aún no lo han reconocido de esta manera, tienen la oportunidad de corregir el rumbo e incluir estos elementos en función del éxito y, en este caso, de un mayor bienestar para el país.

María Esteve
Socia y Directora General Región Andina LLYC

Mayo 02 De 2021 – 06:00 P. M.

‘El mundo laboral va para el modelo híbrido’

Gladys Vega, presidenta de Acrip, plantea los desafíos de la empresas con la pospandemia y resalta que es clave el liderazgo en el proceso.

PORTAFOLIO

Después de un 2020 en el que las organizaciones se concentraron en capacitarse y fortalecerse en medidas de bioseguridad y trabajo en casa, ahora deben prepararse para la pospandemia.

(Empresas admiten que empleados laboran más horas en trabajo en casa). 

En ese proceso, el modelo híbrido, en el que unos días se cumplen las labores en casa y en otros en la oficina, se plantea como la forma de trabajar en el futuro, en las empresas que no se concentran en tareas operativas.

Así lo considera, Gladys Vega, la nueva Presidenta de la Federación Colombiana de Gestión Humana, Acrip, quien también está al frente de la Vicepresidencia de Talento y Sostenibilidad en Altra Investments, con 15 compañías y 17.000 trabajadores.

A su juicio, el desafío de la Acrip es apoyar a los líderes de talento para que acompañen de manera acertada a las organizaciones.

“En el 2021 también nos concentramos en cuidar la vida y la salud, pero dentro de nuestro rol de recursos humanos, somos aceleradores de negocios. Este año tenemos que potenciar la colaboración y la capacidad de movilizar información para responder a las nuevas estrategias”, comenta.

Para la directiva, cuando termine la pandemia muchas compañías no van a retornar a las oficinas como operaban hasta hace un año. “Capturamos ya las ventajas de esos modelos de trabajo en casa”, agrega.

Asegura que los estudios han mostrado que con esta modalidad la productividad no se ha visto afectada.

“Yo creo que la virtualidad también nos ha enseñado a hacer un curso o a tener nuevas relaciones, y a conectarnos con compañeros de otras ciudades sin tener que tomar un avión”.

A su juicio, las consecuencias de esta forma de trabajar tienen que ver con que el aislamiento social ha acartonado las interacciones.

“Lo que está planteado hacia adelante es que los equipos deben encontrar modelos para encontrarse regularmente y tener esas conversaciones estratégicas”, plantea.

Sin embargo, precisa que es importante que rijan normas más flexibles para avanzar en los cambios que traerá la pospandemia, más adaptadas a las necesidades actuales, y añade que “es fundamental avanzar con el Gobierno para aportar a la empleabilidad”.

“La normatividad del teletrabajo, en el contexto en que nos encontramos, y entendiendo que seguirán los modelos híbridos debe ser revisada y ajustada”, indica la presidenta de Acrip.

En esa línea, expresa que la gestión también debe enmarcarse en una perspectiva de sostenibilidad para saber “qué debemos hacer las organizaciones para responder a nuestros impactos y cómo contribuir con gremios y Gobierno a reducir el desempleo”.

Para Gladys Vega, el otro desafío es trabajar en la salud emocional del personal. “Aquí todos nos hemos visto afectados con el aislamiento. Se normalizan esos estados pero la depresión y el estrés laboral son el pan de cada día”, advierte.

Al argumentar que si bien el área de recursos humanos es una palanca para lograr las transformaciones que buscan cuidar al ser humano, cree que los líderes de la empresa tiene una responsabilidad. “Hay que propiciar ese modelo híbrido para que las dinámicas de equipo no se vean afectadas, la conexión emocional y la construcción de espacios de confianza no se disminuyan y donde estemos pendientes de que no hay afectación mental”.

De acuerdo con Vega, para construir compromiso es clave demostrar al colaborador que, importa como ser humano, más allá de sus tareas y su rol.

Para forjar ese vínculo de pertenencia, dice, hay que fortalecer el sentido de contribución por objetivos compartidos y conectar al colaborador con el propósito, ojalá trascendente.

Abril 28 De 2021 – 03:45 P. M.

¿Cómo será el mundo laboral después del covid-19?

Cuanto más se prolongue la crisis, más cómodos se sentirán los empleados desempeñando sus funciones de formas nuevas.

Trabajo híbrido, colegas robot, semanas de cuatro días… El covid-19 no solo ha cambiado la forma en que realizamos nuestro trabajo actualmente, sino que también ha dado inicio a un impulso más amplio para repensar el mundo laboral.

(Lea: No todo está dicho en normas para laborar fuera de la oficina)

Las cuarentenas en los últimos 14 meses han obligado a muchos empleados a formar parte de un gigante experimento del trabajo desde casa; esto ha paralizado las reuniones presenciales y los viajes de negocios.

(Lea: El trabajo remoto impulsará la productividad después de la pandemia) Ahora, a medida que los lugares de trabajo reabren sus puertas en todo el mundo, las empresas y sus empleados se preguntan en qué medida quieren volver a como funcionaban previo a la pandemia.

(Lea: En 2021, el mercado de oficinas presentará grandes cambios)

Algunas empresas están adoptando, o al menos aceptando, una configuración híbrida de oficina-casa, lo que permite a los trabajadores una mayor flexibilidad y un menor tiempo de transporte.

Otros han adoptado una semana laboral de cuatro días, a menudo con éxito, al parecer, y dos tercios de los empleadores informan una mayor productividad. El coronavirus también ha acelerado el giro hacia la automatización.

Alguna vez los robots fueron percibidos como enemigos de los trabajadores; ahora también son vistos como una forma de reducir la interacción humana que facilita el contagio.

En el corto plazo, uno de los factores más importantes para determinar el futuro del trabajo será el despliegue mundial de vacunas. Para muchos trabajadores, el regreso a la oficina (y los concurridos medios de transporte y los lugares para almorzar cerca) no será una opción viable hasta que se haya inoculado a más personas.

Pero la implementación no responderá completamente a las preguntas ¿dónde, cuándo y cómo deberíamos trabajar cuando todo esto termine?

CIFRAS

El número de anuncios laborales que mencionan una semana laboral de cuatro días se ha triplicado en los últimos tres años, según ZipRecruiters

64%: el aumento en los pedidos de robots en EE.UU. durante el cuarto trimestre de 2020, en comparación con el año anterior.

50%: La proporción de empleados de Facebook que Mark Zuckerberg dice que podría trabajar desde casa durante la próxima década.

¿Por qué es importante?

Cambiar la forma en que trabajamos tendrá consecuencias para los mercados laborales, los precios de las propiedades, las acciones tecnológicas, los sistemas de transporte, el bienestar personal y muchas otras cosas.

El trabajo remoto permanente, por ejemplo, tiene el potencial de mejorar los balances corporativos (se requiere menos espacio de oficina), y también reestructurar las ciudades en las que vivimos (si quiere más espacio para su familia puede mudarse a los suburbios o al campo).

Desdibujar las barreras entre el hogar y el lugar de trabajo también podría tener implicaciones para nuestras horas de trabajo individuales. Si bien podríamos pensar que al no tener que tomar un transporte tendríamos más tiempo libre, permanecer en casa podría alargar nuestra jornada laboral, según una investigación.

No obstante, también hay señales de que trabajar desde casa puede favorecer la productividad. Algunos han advertido que un modelo de trabajo hibrido, aunque deseado por muchos, en realidad parece ser el “peor de ambos mundos”.

El tema del trabajo remoto ha dividido la opinión. El director ejecutivo de Goldman Sachs, David Solomon, por ejemplo, lo ha tildado de “aberración” y ha dicho que “no es una nueva normalidad”, mientras que Mark Zuckerberg lo ve como una opción a largo plazo para muchos empleados de Facebook.

En este momento, si las oficinas reabren sus puertas rápidamente, parece probable que muchos aspectos de nuestra vida laboral “vuelvan” a las normas previas a la pandemia, aunque es poco probable que ciertas características, como una mayor automatización, se reviertan.

Pero cuanto más se prolongue la crisis del covid, más cómodos se sentirán los empleados desempeñando sus funciones de formas nuevas y diferentes que podrían no estar dispuestos a abandonar en el futuro. Por ahora, el gran experimento global del trabajo desde casa continua.

Los puntos en común que tienen las propuestas planteadas para una nueva tributaria

martes, 27 de abril de 2021

Tras radicar el articulado de la tributaria, partidos políticos y gremios han presentado sus propuestas para reformarla

Carolina Salazar Sierra

En las últimas semanas han sido varios los partidos políticos que han expresado sus propias propuestas para aumentar el recaudo y reducir el déficit fiscal que enfrenta el país.

El mismo partido del Gobierno, el Centro Democrático, publicó un documento en el que planteó una serie de ajustes que lograrían recaudar $11,5 billones, que es un poco menos de la mitad de lo que el Ministerio de Hacienda pretendía recaudar con la ley de solidaridad sostenible ($23,4 billones).

El Partido Conservador dijo que hay unas ‘líneas rojas que no se podían cruzar’, por lo que no apoyaría medidas como eliminar la categoría de bienes exentos, gravar con IVA los servicios públicos o el impuesto a las pensiones. Los dos primeros, el presidente Iván Duque señaló hoy en su alocución que no se incluirían en un nuevo documento.

Miembros de la Alianza Verde, liderados por el senador Iván Marulanda, habían enviado también otra iniciativa en la que planteaban 12 propuestas con las que se recaudarían $27,8 billones aproximadamente. El Partido Liberal también dio a conocer una contrarreforma con un conjunto de ocho medidas con las que se alcanzaría $36,4 billones.

Además de los partidos, gremios como la Andi han explicado que la reforma planteada era muy ambiciosa y dieron a conocer sus propuestas.

Estas son algunas de las propuestas:

Aplazar los beneficios a personas jurídicas

Una de las propuestas más sonadas es la de aplazar los beneficios tributarios que se habían planteado para las empresas en 2019 y que entrarían en vigencia a partir de 2022. En concreto, tanto el Centro Democrático, como el Partido de la U, el Partido Conservador, la Alianza Verde, el Partido Liberal y hasta la Andi propusieron que se suspenda de manera temporal el descuento del ICA, que sería de 100% a partir del próximo año, y que se aplace la reducción de la tarifa del impuesto de renta corporativo, mencionando que el Centro Democrático incluso propuso que se establezca una sobretarifa de 33% en este gravamen.

Mantener el impuesto al patrimonio

Otra propuesta común es la de mantener el impuesto al patrimonio de manera temporal. Mientras que algunos partidos proponen dejar el gravamen tal cual está, Alianza Verde planteó una tarifa de 1% para patrimonios desde $3.000 millones y que la tarifa aumente hasta 4%, además, también se gravaría a las empresas con patrimonios líquidos superiores a $43.000 millones.

Sobretasa de renta a bancos

Varios partidos también coinciden en que se imponga una sobretasa en el impuesto de renta corporativo a las instituciones financieras. Aunque algunos de ellos proponen que esta medida sea de carácter temporal, el Partido Liberal afirma que esta se debería mantener permanentemente o al menos por tres años, pues el sector es de los que menos ha enfrentado los efectos colaterales de la pandemia.

Utilidades del Emisor

Teniendo en cuenta que en 2020 el Banco de la República generó utilidades por $7,5 billones, de los cuales la junta directiva aprobó trasladar $6,6 billones al Gobierno Nacional, el Partido de la U propuso que este dinero se traslade al presupuesto lo antes posible, mientras que el Centro Democrático planteó que se haga un anticipo de $5 billones.

Enajenar activos de la SAE

Por otro lado, tanto el Centro Democrático como Cambio Radical, el Partido Liberal y el Partido Conservador propusieron aumentar esfuerzos en la enajenación de activos de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Otras propuestas

Otras medidas que presentaron los partidos incluyen establecer un gravamen a las bebidas azucaradas, disminuir las exenciones tributarias y poner un límite a las deducciones, poner un impuesto a las herencias, establecer tributos verdes, mantener el impuesto de normalización un año más, y aumentar la lucha contra la evasión y elusión, entre otros.

Combustibles y productos del agro impulsaron al alza las exportaciones de marzo

sábado, 1 de mayo de 2021

Las ventas externas en el tercer mes del año sumaron US$3.326,6 millones, lo que representa un aumento de 36,4%

Carolina Salazar Sierra

Exportaciones en marzo crecieron 36,4% principalmente por ventas de combustibles

De acuerdo con los resultados que entregó ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las exportaciones siguen en una senda de recuperación, pues en marzo sumaron US$3.326,6 millones FOB, lo que representó un aumento de 36,4% frente a lo registrado en el mismo mes del año pasado.

“Es una buena noticia porque muestra que esa tendencia de recuperación se mantiene. Estos comportamientos nos permiten ser positivos en que este año va a ser de recuperación, creo que si los cierres no nos afectan y si seguimos avanzando en la vacunación, podemos ser optimistas en que terminemos el año con cifras positivas”, dijo Javier Díaz, el presidente de Analdex.

Según lo explicó el Dane, el crecimiento en las ventas externas del país está explicado principalmente por las exportaciones del grupo de combustibles, que tuvieron un aumento de 43,9%, sumando un total de US$1.407,8 millones. Seguido están los productos agropecuarios, alimentos y bebidas, con un total de US$931,2 millones; y los productos manufactureros con US$720,3